Publicado: 28.12.2015 15:03 |Actualizado: 28.12.2015 15:03

El PSOE deja en suspenso la decisión de aplazar su congreso de febrero

Susana Díaz, y las federaciones de Castilla-La Mancha, Valencia y Asturias piden que el conclave ordinario se celebre a finales de febrero o principios de marzo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El secretario general, Pedro Sánchez, durante la reunión del Comité Federal del PSOE, máximo órgano del partido entre congresos, para fijar la postura del partido ante el escenario surgido de las elecciones generales. EFE/Sergio Barrenechea

El secretario general, Pedro Sánchez, durante la reunión del Comité Federal del PSOE, máximo órgano del partido entre congresos, para fijar la postura del partido ante el escenario surgido de las elecciones generales. EFE/Sergio Barrenechea

MADRID.- El comité federal del PSOE ha dejado en el aire la decisión de aplazar o no el congreso ordinario del partido previsto para febrero, en el que los socialistas deberán dilucidar la continuidad de Pedro Sánchez como secretario general, tal y como acordaron ayer los principales 'barones' con Sánchez.

No obstante, las federaciones de Castilla-La Mancha y Valencia, a través de sus secretarios de Organización, y la de Asturias, en boca de su presidente, Javier Fernández, han pedido en la reunión, que se celebra a puerta cerrada, que el congreso del partido se celebre a finales de febrero o principios de marzo, según algunos asistentes.

El último congreso ordinario del PSOE -el que enfrentó en Sevilla a Alfredo Pérez Rubalcaba y Carmen Chacón- tuvo lugar en febrero de 2012, puesto que el de julio de 2014, en el que fue elegido Sánchez, tuvo carácter extraordinario.



Tras el 20-D, Sánchez anunció que se presentará a la reelección, pero quiere retrasar el cónclave a la primavera para esperar a ver cómo se resuelve la formación de gobierno o si se convocan nuevas elecciones.

La división de opiniones entre los líderes territoriales sobre si el congreso del partido debe retrasarse hasta la primavera, como pretende Sánchez, ha quedado patente en sus declaraciones a la entrada de la reunión, a pesar de que la dirección federal ha recalcado que hoy solo tocaba hablar de pactos.

Mientras que los dirigentes con más peso se han mostrado partidarios de abordar la cuestión en el momento que toca -aunque pueda coincidir con una eventual negociación de Sánchez con Podemos y otros partidos para intentar formar gobierno-, el líder del PSOE ha obtenido el respaldo expreso de la madrileña Sara Hernández y la presidenta de Baleares, Francina Armengol, para posponerlo.

La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, durante la reunión del Comité Federal del PSOE, máximo órgano del partido entre congresos. / CHEMA MOYA (EFE)

A la cabeza de los barones más críticos con Sánchez, la presidenta andaluza, Susana Díaz ha rechazado que el congreso se retrase y ha reclamado que se celebre cuando dicen los estatutos. "El congreso se hará cuando toque, que lo marcan los estatutos", ha subrayado Díaz, que no ha mencionado el asunto en su intervención a puerta cerrada ante el comité.

También el presidente valenciano, Ximo Puig, ha defendido que "lo normal" es que el congreso para elegir a la dirección del partido se haga "en el tiempo que toca" y ha planteado además la necesidad de que "las bases tengan la oportunidad de decidir".

El extremeño Guillermo Fernández Vara ha recurrido al "cuando toque" para situar el próximo congreso del PSOE, tras señalar, sin embargo, que "hoy por hoy" no hay ninguna razón para que Sánchez no vuelva a ser candidato del partido, si se repiten las elecciones generales.

Para el castellanomanchego Emiliano García-Page, el comité federal del PSOE debería volver a reunirse "no tardando" para tomar la decisión. "Lo razonable es que la fecha la modifique o la mantenga el comité federal y que nos reunamos no tardando para ponerle fecha", ha dicho Page, que ha recordado que los estatutos del partido señalan que el candidato debe ser elegido en primarias.

El asturiano Javier Fernández, que sí ha mencionado en su intervención ante el comité el asunto de la fecha del congreso, ha coincidido en que éste debe celebrarse "cuando toque", es decir a finales de febrero.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, a su llegada a la reunión del Comité Federal del PSOE, máximo órgano del partido entre congresos. EFE/Sergio Barrenechea

Entre los alineados con Sánchez, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha insistido en que el liderazgo de Pedro Sánchez no está en cuestión y en que cuenta con el apoyo de los barones regionales, aunque ha reconocido que si hay nuevas elecciones y hay más de un candidato habría que repetir las primarias. Iceta se ha mostrado partidario de no decidir la fecha del congreso del PSOE hasta conocer el calendario de la legislatura y si se consigue formar Gobierno.

En esa línea, Francina Armengol ha aseverado que para ella "no" está en cuestión el liderazgo de Sánchez, que el "problema en este momento es España" y que hasta que éste no se solucione, no debería celebrase el congreso. "En la situación en que nos encontramos, la situación del PSOE es subsidiaria, lo primero es lo primero y los procesos internos del partido se tienen que aplazar hasta que hayamos resuelto los de España", ha explicado.

Etiquetas