Público
Público

El PSOE hace equilibrios para que la elección de candidatos no abra un frente interno

Sánchez buscará el consenso con los secretarios generales sobre las municipales y autonómicas de 2019 antes del Comité Federal del 17 de febrero

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la reunión de la Permanente en la sede del partido, en la madrileña calle de Ferraz. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

Pedro Sánchez tiene el compromiso para que el próximo 17 de febrero, en el Comité Federal, salga aprobado un nuevo reglamento interno para la elección de los candidatos de cara a las elecciones municipales y autonómicas (además de otros comicios); pero a quince días del cónclave socialista todavía no está muy claro cómo se va a hacer.

El tema pasó de puntilla por la Ejecutiva de este lunes y no se entregó ningún documento a los asistentes, aunque ya han sido varios secretarios provinciales quienes reclaman en qué términos se va a cumplir el mandato del 39º Congreso, que establecía la elección de candidatos al Congreso, Senado, autonomías y ayuntamientos, a partir de una determinada población, al voto secreto de los militantes y simpatizantes.

Hay posiciones a favor de cumplir estrictamente lo acordado en el 39º Congreso, un compromiso del que hizo bandera Sánchez durante toda la campaña de primarias. Quienes piensan así, creen que edulcorar dicho mandato congresual se volvería en contra del líder socialista a nivel interno y externo.

Pero otras posiciones dudan de que también deban participar los simpatizantes y, sobre todo, en los sitios con poca militancia. Es decir, apoyan abrir el partido a la participación, pero con resortes que permitan corregir “disfunciones” a los órganos de dirección.

No hay una posición definitiva sobre el papel que deben jugar los militantes, los simpatizantes y sobre si su decisión será vinculante

También hay dudas sobre si el resultado de las primarias que se celebren será vinculante de pleno, es decir, que no podrá ser modificado por la Ejecutiva o el Comité Federal, limitándose estos órganos del partido a ratificar lo que decida la militancia.

La pasada semana ha habido múltiples reuniones al respecto y varias propuestas por escrito, pero todavía no está decidida qué opción tomar. “Esto lo debe aprobar antes la Ejecutiva, y todavía no lo ha hecho”, precisó.

Así, el portavoz socialista, Óscar Puente, confirmó que no hay nada decidido de forma definitiva, pero sí aseguró que sea cual sea el sistema que se decida, “el PSOE dará un paso adelante muy significativo” en la elección directa de los candidatos por la militancia.

Antes de todo ello, Sánchez quiere asegurarse el apoyo de los secretarios generales, con lo que tiene pensado hablar antes del Comité Federal para consensuar una postura común, ya que hay algunos dirigentes que no están tan de acuerdo con dar tanto poder decisorio a la militancia.

Hay que recordar que en la campaña de las primarias, los partidarios de Susana Díaz y la propia presidente andaluza, rechazaron del plano ir hacia un partido “asambleario”, y defendían que las decisiones tienen que tomarse por los órganos de dirección, aunque se consulte y se escuche a la militancia.

Sánchez, que evitó la convocatoria de un Comité Federal tras las elecciones catalanas como le solicitaron varios dirigentes, saben que en este segundo cónclave se juega mucho para seguir manteniendo el partido pacificado, al menos, de cara a la galería. Por ello, se esperan dos semanas de máxima intensidad negociadora de cara a un acuerdo que ni está todavía claro y que se antoja difícil.