Público
Público

El PSOE pedirá hoy en la Audiencia Nacional que Bárcenas declare por los sobresueldos en el PP

Rubalcaba trata de marcar distancias con el PP. "No hay un euro negro, no hay una cuenta B y no hay una comisión ilegal", afirma de su partido.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ayer presentó la ofensiva parlamentaria, y mañana tocará la judicial. Todo para que el caso Bárcenas y el de los supuestos sobresueldos en negro entregados durante años a los máximos directivos del PP se esclarezcan lo antes posible con todas las consecuencias. El PSOE acudirá mañana la Audiencia Nacional y pedirá al juez Pablo Ruz que investigue las informaciones aparecidas en los medios que involucran de lleno al partido conservador.

Los socialistas quieren, además, que se empiece por tomar declaración al propio extesorero del PP, Luis Bárcenas, para que diga si la cuenta de 22 millones de euros que supuestamente tenía en Suiza 'es suya, o si hay más titulares'. La vía que utilizará el principal partido de la oposición para hacer llegar esa exigencia a la Audiencia Nacional será a través del abogado del PSPV que está personado en el caso Gürtel.

A las puertas de la Diputación Permanente que se está celebrando este martes en el Congreso, Rubalcaba ha criticado el anuncio realizado por el PP ayer lunes, acerca de las auditorías interna y externa que pondrá en marcha las próximas semanas. 'Va a ser la primera auditoría sobre una cuenta B que se lleva a cabo en la historia. No se me alcanza a ver cómo se puede auditar una cuenta que por su propia naturaleza B es oculta y está fuera de la contabilidad', ha asegurado. 

En este punto, el líder de los socialistas ha querido marcar distancias respecto al partido en el Gobierno. Y ha subrayado que en el PSOE 'no hay un euro negro, no hay una cuenta B y no hay una comisión ilegal'. 'Hace muchos años que el PSOE aprendió la lección y no lo olvidamos', ha recalcado, en alusión a casos como el de Filesa, que también destapó irregularidades en la financiación de los socialistas.

'Cuando sale algún problema de corrupción de algún socialista, que algunos hay sin duda, inmediatamente el PSOE aparece atacado. Cuando el asunto afecta al corazón mismo del PP hay quien está intentando establecer la máxima de que entonces es un problema de todos los partidos. Y eso no lo vamos a consentir. Porque tampoco en esto todos los partidos somos iguales', ha recalcado.