Publicado: 02.11.2013 14:01 |Actualizado: 02.11.2013 14:01

El PSOE pretende no hablar de Catalunya en su Conferencia Política

A pesar de la crisis abierta con el PSC por el derecho a decidir, el partido insiste en que el asunto territorial quedó "cerrado y bien cerrado" en  Granada.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La crisis entre España y Catalunya es la crisis entre el PSOE y el PSC. Esa es la idea que se han esforzado por transmitir desde hace meses los dirigentes de uno y otro partido, intentando justificar así el conflicto abierto entre ambos por la discrepancia que mantienen respecto al derecho a decidir del pueblo catalán, un concepto que rechazan de plano los primeros y que, en cambio, los segundos incorporan a su programa electoral.  

El choque volvió a cobrar fuerza esta misma semana, e hizo una vez más temblar los ya deteriorados cimientos de la relación entre las dos formaciones hermanas desde hace más de tres décadas. Los diputados del PSC volvían a romper la disciplina de voto del Grupo Socialista, absteniéndose ante una moción de UPyD que rechazaba ese derecho a decidir y que el resto del grupo respaldó. En respuesta, distintas voces dentro del PSOE volvieron a plantear la ruptura con el partido que dirige Pere Navarro

Ese es el clima que preludia la Conferencia Política del partido que tendrá lugar el próximo fin de semana en Madrid. Y sin embargo, la dirección del partido tiene previsto que el cónclave obvie tanto el conflicto abierto entre Catalunya y España, como la crisis con el PSC, como el debate sobre el modelo territorial. El encuentro, que prevé diseñar los ejes del PSOE para los próximos diez años, ignorará todos esos temas a no ser que alguno de los intervinientes se empeñe en sacarlo.

"Llevamos un año discutiendo sobre el derecho a decidir", insistía el jueves el secretario de Organización del partido, Óscar López, durante un encuentro con periodistas. El partido defiende que la Conferencia Política no es el órgano encargado de hablar sobre las cuestiones territoriales, porque en el cónclave no estarán representados todos los territorios. Y recalca que el debate sobre el encaje de Catalunya dentro del Estado quedó "cerrado y bien cerrado" durante el Consejo Territorial que el PSOE celebró en Granada en julio. Allí se reunieron todos los barones, incluido el líder del PSC, y aprobaron un texto que plantea una reforma constitucional en clave federal y que reconoce ciertas singularidades para Catalunya. 

López asegura que a pesar de los recientes acontecimientos "no hay debate" sobre esa Declaración de Granada, porque el PSOE "ya tiene fijada su posición" que fue acordada con los socialistas catalanes. Lo sucedido esta semana y los rumores sobre la ruptura entre ambos partidos no son más que "un pico" informativo surgido a raíz de la moción de UPyD, que ha provocado un "ruido que distorsiona la realidad", a juicio del número tres de los socialistas. 

A su lado, el coordinador de la Conferencia Política, Ramón Jáuregui, se reafirmaba en esta misma idea de que el foro de debate sobre la cuestión territorial corresponde al Consejo Territorial. E insistía en que es una decisión del partido que el cónclave del próximo fin de semana no vaya abordar ni el conflicto abierto con Catalunya, ni la crisis con el PSC, porque es una organización "soberana" para adoptar tal determinación. "Y nadie lo ha cuestionado", remachaba. 

Fuentes del PSOE encargadas de analizar las 12.617 enmiendas que se han presentado desde septiembre al texto de la ponencia de la Conferencia Política remarcan, además, que "no hay ni una sola" que se refiera a este asunto ni a la relación que mantienen el partido que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba con el PSC.