Público
Público

PSOE y PP se citan para dar prioridad a la Justicia

 Los socialistas anteponen la renovación del CGPJ y los conservadores, «otras reformas»

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Del apoyo a la investidura de José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno es de lo que menos se ha hablado en la ronda de conversaciones que ayer cerró el PSOE con los demás grupos parlamentarios, incluido el Popular, según confirmaron los distintos interlocutores.

Desechada la opción de poner toda la carne en el asador para negociar apoyos a la investidura, los socialistas han utilizado estas conversaciones como mecanismo de tanteo para explorar las posibilidades de entendimiento en la próxima legislatura: con el PP, en los 'asuntos nucleares para la vida del Estado'; y con el resto del arco parlamentario, para alcanzar alianzas estables o puntuales que les aporten los votos necesarios para completar su minoría mayoritaria.

Los 'asuntos nucleares'

A pesar de la nebulosa, una cosa quedó clara ayer a raíz de esas reuniones. PSOE y PP quieren dar prioridad a la reforma de la Administración de Justicia, según coincidieron en señalar sus nuevos portavoces parlamentarios, José Antonio Alonso y Soraya Sáenz de Santamaría, que se reunieron acompañados de José Blanco, número dos del PSOE, y Ángel Acebes, secretario general del PP. No obstante, este acercamiento, que enmarcaron en la voluntad mutua de 'mantener un clima de diálogo y entendimiento', llegó con la discrepancia debajo del brazo.

Para el PSOE, la prioridad en el tiempo es renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que ya ha excedido su mandato constitucional en año y medio, y el Tribunal Constitucional, con cuatro vacantes. 'Son los pilares centrales en el proceso de modernización de la Justicia y la secuencia lógica es clara. Es de sentido común que por mucha reforma que queramos meter al sistema, no funcionará si no tenemos a los sujetos encargados', defendió Alonso. Como el mejor argumento es un ejemplo, puso el siguiente: 'El portavoz del Consejo ha dicho que hay que reformar el sistema de inspección y eso lo tiene que hacer el Consejo'.

Sáenz de Santamaría sostuvo, por contra, que para el PP, 'sin perjuicio' de abordar esa renovación, 'que entendemos muy necesaria', la negociación 'debe enmarcarse en una línea mucho más amplia que pivote sobre el fortalecimiento de la independencia de jueces y magistrados, pero no sólo para la renovación de los cargos, sino para un modelo que dure más que la legislatura y que especialmente aborde reformas que pongan el acento en la eficacia, la agilidad y la seguridad en la respuesta que esperan los ciudadanos'.

La portavoz conservadora rehuyó reiteradamente otorgar a su propuesta la categoría de un 'Pacto por la Justicia' y también concretar las reformas que pretende, aunque dejó entrever que pasan por el endurecimiento de las penas para determinados delitos, como los de pederastia, además de por medidas de índole presupuestario. A su juicio, lo que plantea el PSOE y lo que quiere promover su partido no debe abordarse como 'comportamientos estancos'.

La delegación socialista también planteó a la conservadora su voluntad de consenso en otros dos asuntos: la política antiterrorista y la presidencia de la UE, en 2010. Santamaría dijo que el primer asunto sólo se abordó 'de pasada' y el segundo lo juzgó prematuro. Alonso quedó en llamarla el día después de la investidura para una nueva cita.