Publicado: 14.01.2016 21:37 |Actualizado: 15.01.2016 07:00

Pugna entre los grupos por los 27 metros cuadrados que tocan a cada diputado en el Congreso

La irrupción de Podemos y de Ciudadanos y la pérdida de peso de PP y de PSOE genera una soterrada pero dura negociación por el reparto de los espacios en las diferentes dependencias parlamentarias

Publicidad
Media: 2.20
Votos: 5
Comentarios:
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal y el portavoz parlamentario, Rafael Hernando. / EFE

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal y el portavoz parlamentario, Rafael Hernando. / EFE

MADRID.- Legislatura tras legislatura los resultados electorales han ido generado cambios en las distintas dependencias del Congreso de los Diputados. Pero hasta ahora se limitaban, básicamente, a variaciones que afectaban a los grupos parlamentarios mayoritarios, el popular y el socialista: a más votos y diputados se disponía de más recursos, no solo económicos sino también de espacio físico.

La irrupción de los partidos emergentes, Podemos y Ciudadanos, tras las elecciones del 20 de diciembre pasado no solo ha reventado el panorama político, también va a suponer una revolución en el tranquilo aspecto que presentan las dependencias en los distintos edificios parlamentarios. No es asunto menor y de hecho ya han comenzado las negociaciones que se plantean “a cara de perro”, según fuentes parlamentarias.

Según un estudio que manejan los servicios administrativos de la cámara, a cada uno de los 350 diputados que componen el Congreso de los Diputados le corresponden “entre 25 y 30 metros cuadrados, una vez realizada la división de los metros cuadrados de la superficie útil susceptible de ser utilizada por los servicios de cada grupo parlamentario y los propios diputados; normalmente se aplica un ratio de unos 27 metros cuadrados por diputado”, explican fuentes parlamentarias consultadas por Público.

Cada diputado dispone de un despacho, aunque su superficie no es muy grande, ya que la mayoría no sobrepasa los diez metros cuadrados. El resto de metros cuadrados disponibles se destina a los diferentes grupos parlamentarios en los que se ubican los asesores y los asistentes, también en proporción al tamaño de cada grupo. Por término general, según la información oficial que figura en la página web oficial del Congreso de los Diputados, los grupos disponen, a cargo de la cámara con contratos de legislatura, de un asesor por cada dos diputados.



La distribución de los espacios también responde a la misma lógica; a más diputados, más metros. Tras el vuelco electoral de 2004 –el PP también pasó de una mayoría absoluta a pasar a la oposición, aunque no con tan pocos diputados como ahora– hubo una gran bronca para repartirse los espacios ante la resistencia del PP de abandonar su cómoda posición. La sangre no llegó al río pero después de no pocos enfrentamientos se llegó a una entente cordiale.

Así, hasta ahora, el edificio del número 40 de la Carrera de San Jerónimo, de seis plantas, se reparten entre el PP –la segunda y la cuarta planta– y el PSOE –la primera y la tercera–. La quinta planta, el gallinero, acoge al PNV, a IU y al grupo mixto. Hasta ahora. "Eso va a tener que saltar por los aires, porque llegan dos grupos amplios y los que están se han reducido mucho”, anuncian las citadas fuentes.

En la ampliación que está junto al Palacio donde está el hemiciclo, con ocho plantas, se destina a los despachos de los diputados –salvo los de la Mesa–. Los parlamentarios del grupo popular ocupan un total de cinco plantas, mientras que los socialistas disponen de dos plantas. CiU ocupa otra de ellas –no tiene espacio en el otro edificio de grupos–, mientras que UPyD tenía su espacio en la primera planta. Hay que tener en cuenta que en este edificio se encuentra la cafetería y el restaurante, además de un comedor para invitados de la presidencia.

“Esta zona de despachos también va a cambiar de forma radical”, añaden las fuentes. De hecho, la secretaría general adjunta, responsable de la administración de las dependencias parlamentarias, “prepara ya una propuesta que trasladará a la Mesa de la cámara, que es quien tiene que decidir”, añaden las fuentes consultadas. De momento, tras la jornada electoral se han pintado y acuchillado varias zonas y despachos que “estaban más deteriorados”.

La decisión sobre la distribución de los espacios para cada grupo y de los despachos para los diputados se tomará, seguramente, en la reunión que celebrará la Mesa el próximo martes. En ese cónclave también deberá pronunciarse sobre la constitución de los grupos parlamentarios y la pretensión de Podemos y sus marcas territoriales de disponer de cuatro grupos diferentes. La Mesa celebra este viernes una primera reunión, aunque se considera que sus componentes se limitará a intercambiar opiniones y darse a conocer tras su elección el miércoles. Las decisiones sobre asuntos polémicos, el martes día 19.