Diario Público
Diario Público

Puigdemont: "No hemos recibido respuesta a la mano tendida para pactar el referéndum con el Gobierno"

El presidente catalán aprovecha el mensaje institucional de Fin de Año para reiterar que en 2017 se hará una consulta "legal y vinculante", que la Generalitat y el Parlament tendrán que aplicar "sin dilaciones ni excusas".

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:
El president Puigdemont durant el discurs institucional. JORDI BEDMAR - Generalitat

El president Puigdemont durante el discurso institucional. JORDI BEDMAR - Generalitat

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha aprovechado el mensaje institucional de Fin de Año, para reafirmar que durante 2017 "los catalanes decidiremos libremente nuestro futuro en un referéndum legal y vinculante". "Será legal porque se convocará de acuerdo con el mandato de las leyes" y "vinculante" porque "el resultado que decidan los ciudadanos de Catalunya será el que el gobierno y el Parlamento deberán aplicar sin dilaciones ni excusas".

En su primer mensaje institucional de Fin de Año, Puigdemont también ha afirmado que su ejecutivo "ha hecho del diálogo su instrumento para trabajar desde el primer día" y ha conseguido tejer "consensos amplios en Catalunya alrededor del referéndum" , como se constató la semana pasada con la celebración de la cumbre en el Parlament.

Ahora bien, "todavía no hemos recibido respuesta a la mano tendida para pactarlo desde el Gobierno", ha lamentado, para añadir que hizo la oferta durante el debate de la cuestión de confianza de septiembre y la reiteró posteriormente en una conferencia en Madrid. "Continuaremos teniendo la mano tendida siempre, pero desde el compromiso y la fidelidad a nuestros principios", ha proclamado.

Horas antes de la emisión de su mensaje, el presidente español, Mariano Rajoy, había insistido que no autorizará ningún referéndum "que quiera liquidar la unidad de España". La puerta del pacto, por tanto, permanece bien cerrada.

En otro momento del discurso, Puigdemont ha asegurado que su gobierno está "cumpliendo fielmente" el mandato surgido de las elecciones del 27 de septiembre del año pasado, que es "llevar al país de la post-autonomía a la pre-independencia".

Sobre otras cuestiones, ha planteado que el gobierno autonómico trabaja con una "voluntad decidida de eficacia, con compromiso y sensibilidad social" y con el objetivo de "mejorar las condiciones de vida de todos los catalanes sin excepción". Ha querido destacar el crecimiento económico y la creación de empleo que Catalunya ha experimentado durante el 2016 y se ha mostrado confiado en que las previsiones de cara al 2017 van encaminadas a "recuperar los niveles de antes de la crisis y recorrer el camino del progreso económico y social". Con todo, Puigdemont ha obviado que todas las previsiones indican que, por ejemplo, tanto las cifras de paro como las de desigualdad estarán claramente por encima de las que existían en 2007.

A nivel internacional ha alertado del "ascenso de los populismos, la persecución de libertades fundamentales en democracia, como la libertad de expresión, la persistencia de los conflictos armados y las crisis humanitarias que se derivan", que "siguen siendo asignaturas pendientes que la humanidad debe afrontar", ha dicho. Y ha hecho un llamamiento a "la valentía y el coraje" para encararlos "sin caer en la receta fácil de la demagogia".