Publicado: 29.10.2015 12:51 |Actualizado: 29.10.2015 13:09

Los Pujol ingresaron 30 millones en metálico en diez cuentas en Andorra

En todas esas cuentas figuraba como titular el hijo mayor del expresident catalán, según informa 'El Periódico'. Otros 17 millones fueron transferidos de otras entidades. La Policía observa indicios de blanqueo de capitales en todos los miembros de la familia. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Jordi Pujol y su esposa, Marta Ferrusola, durante el registro de su casa. GUILLEM SANS

Jordi Pujol y su esposa, Marta Ferrusola, durante el registro de su casa. GUILLEM SANS

MADRID.- Día tras día se van conociendo más datos de la fortuna que fue amasando el clan de los Pujol y depositando lejos del control de las autoridades españolas. Este jueves El Periódico desvela que Jordi Pujol Ferrusola, el primogénito del expresidente catalán, figuró como titular en una decena de cuentas en Andorra en las que se llegaron a registrar ingresos por valor de más de 47 millones de euros, de los cuales hasta 30,85 millones se hicieron en metálico.

Esos movimientos se efectuaron entre los años 1990 y 2012, según se desprende de la información remitida a la justicia española por las autoridades andorranas como resultado de la comisión rogatoria solicitada por la Audiencia Nacional en septiembre de 2014. 



Este diario ha tenido acceso a esta información y detalla que los ingresos en metálico se efectuaron en distintas divisas. Un ingreso fue de 2.764 millones de las antiguas pesetas, otro de 10,33 millones de euros, otro de 3,26 millones de dólares y otro de 2,14 millones de los antiguos marcos alemanes. Así, hasta sumar el equivalente a más de 30 millones de los euros actuales. Todos esos ingresos se concentran entre los años 1990 y 2002. Y a esas cantidades hay que añadir otros 17 millones ingresados en esas cuentas andorranas a través de trasferencias bancarias.

El Periódico informa de que fuentes cercanas a la investigación consideran que toda esta información no hace sino probar que todo el dinero amasado por los Pujol está lejos de reflejar una gestión la herencia inicial dejada por el abuelo Florenci Pujol, ya que se vio multiplicada por 55. Hecho que contradice lo declarado por Jordi Pujol en el Parlament de Catalunya en julio de 2014.

Además, la documentación aportada por Andorra incide en las escasas dotes de Pujol Ferrusola para la ingeniera financiera, ya que se observan vínculos evidentes entre las cuentas y el presunto cobro de comisiones a empresarios para la consecución de contratos públicos. Del análisis de todos estos datos, la UDEF de la Policía Nacional concluye que existen indicios de criminalidad que apuntan a la comisión de hechos relacionados con el blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal y otros delitos.

En la punta del iceberg se situaría el mayor de los hijos del expresident catalán, Jordi Pujol Ferrusola, ya que era el titular de todas estas cuentas en Andorra. Sin embargo, para la Policía, él solo era una pieza más en el engranaje de todo el entramado, formado por todos los miembros de la familia, como refleja el hecho de que todos se encuentren imputados.

La información remitida por las autoridades del principado andorrano detallan la operativa que usaba el clan, desde el ingreso del dinero en cuentas corrientes, el proceso de blanqueo a través de testaferros, sociedades y paraísos fiscales, la vuelta del dinero a favor de los miembros de la familia y, a veces, la posterior reutilización del dinero en nuevas operaciones. Unas operaciones que, incluso, se llevaban a cabo en Bahamas, Liechtenstein, Guernsey, Jordania, Madeira, Islas Vírgenes Británicas, Panamá, Suiza y Uruguay.

Por último, los datos remitidos por Andorra también apuntan a la participación directa del patriarca, Jordi Pujol, que se declaró titular de una cuenta abierta en 2000 a través de una carta manuscrita remitida a Andbank. En esa cuenta tan solo figura un único ingreso de 1,8 millones de euros.