Publicado: 29.10.2015 15:14 |Actualizado: 29.10.2015 16:27

Rajoy asume ante Aznar el discurso antinacionalista de FAES

El presidente y su antecesor coincidieron en el acto de 60 aniversario del ingreso de España en la ONU y cumplieron friamente con el protocolo del saludo. El líder del PP acusa al separatismo de traer conflictos y muerte, "las mayores catástrofes".

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2
Comentarios:
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención en el acto solemne que se celebra para conmemorar el 70 aniversario de la Carta de las Naciones Unidas y los 60 años transcurridos desde el ingreso de España en la ONU. /EFE

Mariano Rajoy durante su intervención en el acto solemne que se celebra para conmemorar el 70 aniversario de la Carta de las Naciones Unidas y los 60 años transcurridos desde el ingreso de España en la ONU. /EFE

MADRID.- La ruptura innegable entre Mariano Rajoy y José María Aznar no ha supuesto, de momento, la completa ruptura entre FAES y el Partido Popular. El PP, de hecho, quiere hacer suya la contundente línea ideológica de la fundación que preside Aznar, en particular, para conformar un discurso contra el nacionalismo mucho más duro que el que ha tenido hasta ahora.

Fuentes conservadoras entienden que, ante el desafío independentista que Artur Mas, su lista de Junts pel Sí y la CUP están lanzando al Estado, el argumentario de FAES, con sus acusaciones al nacionalismo de "populismo", "victimismo" y hasta de provocar "guerra y muerte" es inevitable.



El presidente del Gobierno ha demostrado este jueves que ha hecho suyas todas y cada una de las ideas de la fundación de Aznar en cuanto a territorialidad; también sus términos, y así lo han confirmado varios de los asistentes, que han percibido el giro de discurso en Rajoy.

En su alocución con motivo del acto de celebración del 60 aniversario de la incorporación de España en la ONU y en presencia del secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, y de todas las autoridades del Estado (rey, presidentes de Congreso y Senado, del Poder Judicial o los expresidentes Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero), el líder del PP ha arremetido contra el nacionalismo y aquéllos que quieren romper la convivencia. "No pueden aspirar a ser admitidos en una comunidad internacional que se rige por la ley. La comunidad internacional no les acogerá en su seno. Quienes así lo pretendan en sus ensoñaciones -ha subrayado el jefe del Ejecutivo- pueden abandonar toda esperanza".

Nunca Rajoy se ha mostrado tan contundente contra el nacionalismo y, aunque no ha citado en ningún momento a Mas o a Catalunya, en la mente de todos estaba el proceso en ebullición del Parlament. "Las mayores catástrofes del siglo XX y los más desgarradores conflictos del siglo XXI han tenido y tienen como origen o agravante la violación de dicho principio", la integridad territorial de los estados, advirtió.

Como Aznar, hace una semana

El discurso de Rajoy recuerda mucho al del propio Aznar hace una semana, cuando en la presentación del informe de FAES "Los tres desafíos de la empresa española: productividad, dimensión e innovación", el aún presidente de Honor del PP subrayó el papel de su 'think tank' en la "lucha contra la sinrazón" del nacionalismo. Aznar lleva desde que Rajoy comenzó su mandato en 2012 alertando al Gobierno sobre la necesidad de endurecer el discurso y la acción políticos contra el nacionalismo catalán, pero el Gobierno siguió manteniendo un perfil bajo y recurriendo a los tribunales contra acciones concretas, que no han detenido la marea independentista.

Cuando faltan menos de dos meses para las elecciones generales, Rajoy ha 'comprado' el discurso durísimo de FAES y lo ha pronunciado ante el propio Aznar, que al llegar se acercó a saludar a su elegido sucesor dándole la mano con toda la distancia que le permitió su brazo.