Publicado: 27.12.2013 14:18 |Actualizado: 27.12.2013 14:18

Rajoy: "He ido a Catalunya y jamás he tenido problemas"

El presidente no aprecia ninguna hostilidad hacia España y vuelve a rechazar la consulta porque "de la soberanía nacional no dispongo yo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En el balance sobre la actuación de su Ejecutivo durante 2013, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha hecho varias menciones sobre la propuesta de consulta soberanista en Catalunya. Rajoy ha recordado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que no le puede pedir que "haga una cosa que no puede hacer", en referencia a que disponga de la "soberanía nacional" que corresponde a "todos los españoles".

De hecho el presidente  ha asegurado que "ni siquiera el Parlamento podría decidir sobre la consulta" y que tendrán que ser "el conjunto de los españoles los que decidan lo que sea España". En este punto, el presidente ha querido valorar lo que siente sobre la relación entre Catalunya y España, remarcando que no aprecia ninguna hostilidad hacia España, ni hacia Catalunya: "He ido a Catalunya y jamás he tenido problemas", aseguró.

En el turno de preguntas tras hacer balance del año 2013 y al ser interrogado por la consulta soberanista en Catalunya -a la que se ha referido en su discurso-, Rajoy ha dicho que está "dispuesto a hablar con todo el mundo", algo que ha puntualizado "siempre ha hecho", pero ha precisado que ni Artur Mas le ha pedido una reunión, ni él lo ha hecho con el president, y ha comentado que eso "lo sabe quien decidió abrir un camino" sabiendo cual era su respuesta. "De la soberanía nacional no dispongo yo".

El presidente ha enfatizado que dedicará todo su esfuerzo a evitar que tanto los catalanes como el resto de españoles se vean perjudicados por una iniciativa política, en referencia a la consulta soberanista en Catalunya, que sólo ha conseguido generar "fractura social". Ha reiterado su posición de que "esa consulta es contraria a la Constitución" y por tanto "no puede celebrarse".

Además, ha añadido que lo que algunos pretenden pero no pueden conseguir "dañaría enormemente a toda España pero especialmente a Catalunya". Por ello, ha asegurado que trabajará "sin descanso" para defender el modelo de convivencia que ha dado "el mayor periodo de estabilidad, desarrollo democrático y bienestar social que ha tenido España en toda su historia". Rajoy ha recalcado que dedicará todos sus esfuerzos a evitar una iniciativa que "sólo ha conseguido generar incertidumbre, inestabilidad y fractura social".