Publicado: 15.01.2016 23:31 |Actualizado: 15.01.2016 23:45

Rajoy se trabaja su reelección en el PP

El presidente pone a trabajar a toda la maquinaria del partido ante la imposibilidad de sacar proyectos adelante con un Gobierno en funciones. Este sábado acude a Zamora en AVE y se reunirá con la directiva provincial durante una visita "estrictamente política".

Publicidad
Media: 2.80
Votos: 5
Comentarios:
Rajoy Benavente Zamora PP

El presidente Rajoy, durante uno de sus actos de campaña electoral en la localidad de Benavente, provincia de Zamora. PARTIDO POPULAR

MADRID.- El presidente del Gobierno en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy, inaugura en la mañana de este sábado una serie de actos de partido de carácter "estrictamente político" y en absoluto de corte institucional, subrayan en el partido. En las próximas horas, Rajoy viaja en AVE a Zamora -no pudo inaugurar este proyecto estrella de su Ejecutivo por coincidirle con la campaña electoral- y, tras hacer declaraciones a los medios, participa en un encuentro con la directiva provincial, incluido el número tres del PP nacional, el vicesecretario general y diputado por Zamora, Fernando Martínez-Maíllo, uno de los puntales de la renovación que se pretende trasladar desde la calle Génova.

En la capital zamorana, Rajoy tiene previsto darse un paseo por las calles y saludar a la gente antes de almorzar en un restaurante y dirigirse, después, a la reunión con la dirección provincial del PP. En la provincia de Zamora, los conservadores obtuvieron 2 escaños y casi el doble de votos que el PSOE (1 escaño de los únicos 3 posibles) en las elecciones generales del pasado 20 de diciembre, por lo que el presidente ha optado por un terreno cómodo para su primera incursión partidista en 2016. 

Pese a todo, la capital de la provincia está gobernada por un alcalde de IU, Francisco Guarido, que logró arrebatar al PP un feudo aparentemente inexpugnable y siendo candidata la esposa de José Luis Ayllón, secretario de Estado de Relaciones con las Cortes y hombre de absoluta confianza de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. 



Con esta visita a un terreno que los conservadores consideran de los más afines al PP, Rajoy inicia una estrategia de consolidación -los más críticos lo llaman "recuperación"- de su liderazgo, cuestionado internamente desde tiempo y con detractores explícitos como su antecesor, José María Aznar, o la aún presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre. También por un sector de los más jóvenes del partido, votantes o simpatizantes junto a algún militante e integrantes de foros ideológicos muy cercanos a FAES que pretenden influir en el día a día del PP y, por ejemplo, en el caso de Red Floridablanca, piden un Congreso abierto y "un nuevo candidato" de forma inminente.

Mariano Rajoy, saludando al expresidente del Gobierno José María Aznar, a su llegada a la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido para analizar los resultados de las elecciones generales del 20D. EFE/Tarek

Mariano Rajoy, saludando al expresidente del Gobierno José María Aznar, a su llegada a la última reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido para analizar los resultados de las elecciones generales del 20-D. EFE/Tarek

El partido ha puesto a trabajar toda su maquinaria por indicación del presidente para realizar visitas y reuniones como la de hoy de Zamora por toda España y, al menos, todos los fines de semana. No se trata de "actos preelectorales", subrayan para quien pudiera ver en estos viajes de Rajoy que el PP ha asumido ya la repetición de elecciones. Se trata, según una información de Europa Press publicada en las últimas horas, de extender el mensaje por todo el país de la necesidad de conformar un "Gobierno fuerte y estable" liderado por el PP y que integrase a PSOE y Ciudadanos.

Congreso pospuesto

Durante esta gira, que durará hasta que se dé luz verde al Ejecutivo de la XI legislatura o se vaya a nuevas elecciones generales, la intención de Rajoy es reunirse con las bases, lo que sitúa su intencionalidad más allá de convencerlas de la necesidad de la gran coalición -que según el PP, pide también Bruselas-, algo en lo que, se pregunte a quien se pregunte del partido, parece de acuerdo todo el aparato y todas las simpatías del PP.

Con la intensa actividad de partido con la que Rajoy pretende agotar hasta sus últimas horas como presidente en funciones, el líder del PP busca asimismo dejar clara su intención de presentarse a su reelección como presidente del partido, sea cuando sea el Congreso Nacional -según Rajoy, en cuanto se conforme el nuevo Gobierno- y como ya aseguró en rueda de prensa tras el primer Comité Ejecutivo Nacional del PP, donde Aznar le pidió un cambio.