Público
Público

Podemos recupera a Sergio Pascual para organizar Vistalegre

Pablo Iglesias, que presenta su propuesta este domingo, pide unidad tras el congreso estatal de febrero e Íñigo Errejón aboga por el debate frente a la uniformidad

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5
Comentarios:

Pablo Echenique, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, durante el Consejo Ciudadano de Podemos. / PACO CAMPOS (EFE)

MADRID.- Vuelve Sergio Pascual. El exsecretario de Organización de Podemos, que fue la mano derecha de Íñigo Errejón y destituido por Pablo Iglesias, será uno de los siete miembros que integrarán el equipo que organizará la Asamblea Ciudadana, conocida como Vistalegre II y prevista para febrero. Estará acompañado por otros dos errejonistas, Clara Serra y Pedro Palacio; por tres pablistas, Pablo Echenique, Ana Domínguez y Juanma del Olmo; y por el no alineado Manuel Gari, próximo a la líder de la formación en Andalucía, la anticapitalista Teresa Rodríguez.

Los técnicos encargados del andamiaje del congreso estatal fueron elegidos tras la reunión del Consejo Ciudadano, celebrado ayer en Madrid, aunque el debate necesitó de un aparte de los dos equipos en discusión para desencallar su composición. De fondo, la lucha por el triunfo de sus tesis entre el secretario general, Pablo Iglesias, y el secretario de Política y portavoz parlamentario, Íñigo Errejón, que se visualizó durante toda la jornada.

El primero había advertido de que, después de Vistalegre, Podemos debía dejar de ser un “campo de batalla” entre facciones; mientras que el segundo, consciente de que puede salir tocado de la convención, había abogado por “construir unidad no desde la uniformidad sino desde el debate”, contraponiendo el modelo del PP con el del 15-M. El número dos de la formación lo dejó escrito en Twitter, convertido por los dirigentes morados en un ágora política inédita donde volcar sus inquietudes.

Tras la reunión, cuyo objetivo era fijar la hoja de ruta del encuentro estatal, este domingo comienza la consulta a la militancia sobre las reglas del propio congreso, puesto que los dos líderes no fueron capaces de ponerse de acuerdo en las negociaciones previas que jalonaron el camino hasta la cita de ayer. Los militantes, pues, tendrán de plazo hasta el martes para votar cómo se votará en Vistalegre el Consejo Ciudadano, donde ahora pesa más el llamado errejonismo, aunque a partir de febrero, la balanza amenaza con inclinarse hacia el pablismo, por lo que el número dos de Podemos también podría ver reducida su dosis de acólitos en la Secretaría Política.

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, durante el Consejo Ciudadano de Podemos. / PACO CAMPOS (EFE)

La evidente división se complica con la brecha de los Anticapitalistas, en el pasado conformes con las tesis de Iglesias, si bien ahora vuelan por libre con la intención de hacer valer su tercera vía en el congreso estatal. Ellos tampoco se muestran conformes con las normas establecidas por el secretario general, porque aseguran que fijó la fecha de Vistalegre sin consultarlos, cuando otras voces pedían más margen de tiempo para su celebración. Sin embargo, Iglesias ha insistido en que, tras los tiras y aflojas, una vez celebrado el congreso debería reinar la paz en la tierra morada.

“Un Podemos unido” frente a un partido dentro del partido, en referencia a la corriente encabezada por Errejón, vino a decir el líder, quien hizo acto de contrición al reconocer que Podemos ha adolecido de presidencialismo —encarnado en su figura— y marginado a las minorías —como la que representa Anticapitalistas, el ala más izquierdista de la formación—.

Su propuesta de partido, Para todas, será presentada este domingo por la tarde en la Fundación Diario Madrid, donde estará acompañado por Pablo Echenique, Irene Montero, Carolina Bescansa o Juan Carlos Monedero. El viernes, Íñigo Errejón hizo lo propio en el Círculo de Bellas Artes con Recuperar la ilusión: democracia para ganar, defendida por Clara Serra, Pablo Bustinduy, Auxiliadora Honorato o Ángela Ballester. Más nada hasta el martes, cuando termine la consulta a las bases sobre cómo elegir el Consejo Ciudadano.