Publicado: 08.10.2015 15:43 |Actualizado: 08.10.2015 15:47

La reforma de la Audiencia Nacional es “un despropósito”, según CCOO

inmensos despachos de altos cargos, funcionarios hacinados, una mudanza planificada con premura con fines electorales… El edificio ha costado 27 millones de euros. Los calabozos y salas de vistas se han inundado con las últimas lluvias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

MADRID.- Las "barbaridades" y "despropósitos" creados por el Gobierno con la reforma de la Audiencia Nacional de la calle Génova de Madrid ha alcanzado tales dimensiones que el sindicato Comisiones Obreras ha difundido un comunicado denunciado el "despropósito" de esta reforma.

El sindicato denuncia en la que se han construido "inmensos" despachos para "altos cargos", mientras la plantilla de funcionarios está "hacinada", los trabajadores están de espaldas a los investigados en los juzgados de lo penal, lo que aumenta el riesgo de sufrir agresiones. Y, por si fuera poco, hay que caminar por espacios "laberínticos" y soportar el riesgo de sufrir algún accidente laboral.

Para muestra, un botón: las inundaciones que ya se han producido en calabozos y salas de vistas como consecuencia de las últimas lluvias en Madrid. Por no hablar de la escasez de salas de vistas para "macrocausas", que va a provocar que los juicios con muchos acusados se tengan que seguir celebrando en la sede San Fernando Henares (Madrid), cuando los grandes casos de corrupción son precisamente una de las competencias que más asume la Audiencia Nacional tras el fin de la banda terrorista ETA.

En su comunicado, CC.OO. atribuye la celeridad de la mudanza de jueces, letrados y funcionarios desde el edificio de Prim hasta la sede ya remodelada de la calle Génova a fines "electoralistas".

El sindicato critica la "improvisación" del Ministerio de Justicia, que ha hecho "caso omiso" a las reclamaciones planteadas por el sindicato con el objeto de que los trabajadores contaran con información y pudieran participar en el diseño y la distribución de espacios.


Como ejemplo del "total desconocimiento" por parte de quienes han proyectado el edificio, cita el caso de las mesas de los puestos de trabajo de los funcionarios que se encuentran de espaldas al usuario al que deben atender.

"La atención directa al público ya de por sí, en un ámbito como la jurisdicción penal, puede provocar situaciones de riesgo, pero sí además la persona en cuestión se encuentra situada a la espalda del trabajador, el riesgo se multiplica y resulta totalmente impredecible", explica el sindicato.

Plantilla "embutida"


El sindicato califica en un comunicado de "intolerable" que la plantilla se encuentre "embutida" en el edificio y que cinco servicios distintos compartan el mismo espacio, mientras que los "altos cargos disfrutan de inmensos despachos y en la última planta solo está prevista una gran sala de reuniones a la que no podrán acceder los trabajadores, ni sus representantes, ni para reuniones de la Junta de Personal, ni para asambleas".

CC.OO. añade que el nuevo edificio presenta "múltiples deficiencias en cuanto a la seguridad y la salud en el trabajo" y cita el caso de los calabozos y salas de vistas, los cuales se han inundado como consecuencia de las últimas lluvias caídas en Madrid y el personal "se ve obligado a realizar sus tareas en un espacio laberíntico, con cables por el suelo y material de obra ya que los operarios todavía están trabajando".

"Además del riesgo de algún accidente laboral, estas circunstancias dificultan el desarrollo normal de las tareas diarias y, consecuentemente, provoca un deterioro en el servicio público", señala la organización, para concluir que la actuación del Ministerio evidencia un "total desprecio" hacia los derechos laborales de los funcionarios.