Público
Público

"Reunirse con Rajoy no es ninguna traición"

La JNC, que hoy se volcará con la Vía Catalana, avala los encuentros y conversaciones de Artur Mas con el presidente del Gobierno y cree que "no van a suponer un paso atrás"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Joventut Nacionalista de Catalunya (JNC), organización juvenil de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), tiene 'máxima confianza' en Artur Mas después de trascender su encuentro, el pasado mes de agosto, con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Así lo ha confirmado a Público su presidenta, Marta Pascal, desmintiendo los rumores que apuntaban a que dichas reuniones y conversaciones habían originado un incendio entre sus militantes: 'Los espacios de diálogo son bienvenidos y los respetamos profundamente porque sabemos que no suponen ninguna renuncia en la hoja de ruta establecida por el Govern'. Pascal, que desde abril también ocupa un escaño como diputada al Parlament de Catalunya por CIU, añade que 'el proceso que ha iniciado el pueblo catalán no tiene marcha atrás. Si Mas se reúne con Rajoy, de forma discreta o no, no es ninguna traición y ni el partido ni nosotros tenemos por qué estar al corriente'.

En el Congreso Nacional de CDC celebrado el pasado sábado, el presidente de la Generalitat volvió a remarcar la intención de convocar una consulta soberanista en 2014, si bien esto dependerá, como luego matizó, de la buena voluntad del gobierno español. Justamente a este factor se agarra Pascal a la hora de defender su confianza en Artur Mas: 'El President debe marcar los pasos de forma coherente para llegar por la vía legal a la consulta. Por eso no nos ha molestado, como se ha intentando hacer creer, que mantenga diálogos con Rajoy. Existe una hoja de ruta mayoritaria, un acuerdo de gobernabilidad con ERC, una sociedad civil madura y segura de lo que quiere... No nos fallará'.

'Los espacios de diálogo son bienvenidos y los respetamos profundamente'

El presidente de la Generalitat también manifestó el pasado lunes que 'el sueño y anhelo de libertad está más vivo que nunca' y, en la misiva tradicional previa a la Diada, animó a la ciudadanía 'a expresar la voluntad de ser una nación'. La JNC lleva avivando el fuego independentista desde su fundación, en 1980. Y en todas las coyunturas vividas, -desde la era Pujol al tripartito, pasando por las negociaciones por un nuevo Estatut o el pacto fiscal-, ha aprendido a convivir con esta dualidad un tanto confusa: 'Como JNC aspiramos a a la autodeterminación, esto es así. Y es verdad que siempre hemos ido un paso más allá de donde llegaba el partido. La relación con CIU se ha ido tejiendo con los años y estamos convencidos de que nuestro independentismo ha calado en el partido. Lo hemos hecho todo; lo hemos intentado todo. Y justamente tanto esfuerzo explica el porqué del proceso soberanista en el que nos encontramos. Ahora la complicidad que siempre había existido en materia formativa y organizativa con Convergència ha alcanzado su plenitud también en el discurso', sostiene Pascal, que participará en la Via Catalana desde el tramo situado en Alcanar.

Las declaraciones de Artur Mas en Catalunya Ràdio asegurando que si el Estado rechaza la consulta de autodeterminación convocará elecciones plebiscitarias en 2016 -justo cuando termina su actual legislatura- 'tampoco han molestado' en la cúpula de las JNC. 'El proceso hay que hacerlo bien hecho y eso pasa por explotar la vía democrática. Y luego plantear alternativas por si no hay respuesta o la hay, pero negativa, del Gobierno. Entendemos que Mas agotará varias opciones y si finalmente España cierra las puertas a todas ellas no habrá más opción que convocar elecciones de rango plebiscitario'. En cualquier caso, la JNC, que constituye la asociación juvenil política con más afiliados de Catalunya, asume desde la posición de su presidenta el compromiso de no bajar los brazos. Pascal se muestra convencida de que el independentismo al que se abraza CIU no es impostado: 'Sabemos del cierto que esto no es una fijación personal de Mas. Sabe perfectamente a dónde hay que llegar. Y si habla de dilatar el proceso es porque sabe que no será fácil. No hay que ver más interpretaciones: si Catalunya hace las cosas correctamente, esto se alargará tanto como el Gobierno español quiera. Por nuestra parte sólo queremos garantizar que no se va a dar ningún paso atrás, que se van a respetar todos los compromisos'.