Publicado: 29.08.2016 20:01 |Actualizado: 29.08.2016 20:02

Rivera se justifica por pactar con PP y ayuda a Rajoy a presionar a Sánchez: "Hay que ceder. No nos queda otra"

El líder de Ciudadanos se muestra más optimista que su nuevo socio de cara al debate de investidura: "De aquí al viernes se puede convencer a los viejos partidos de que este país se puede poner en marcha"

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
Albert Rivera (c) preside esta tarde la reunión del grupo parlamentario de Ciudadanos, junto al portavoz parlamentario, Juan Carlos Girauta (1i), y la diputada Patricia Reyes, miembro de la Mesa del Congreso (1d). EFE/Kiko Huesca

Albert Rivera (c) preside esta tarde la reunión del grupo parlamentario de Ciudadanos para preparar el debate de investidura que comienza mañana, junto al portavoz parlamentario, Juan Carlos Girauta (1i), y la diputada Patricia Reyes, miembro de la Mesa del Congreso (1d). EFE/Kiko Huesca

MADRID.- "Ceder tiene que volver a ser algo positivo, como en la Transición, porque no nos queda otra". Con esa frase Albert Rivera ha matado este lunes dos pájaros de un tiro. Por un lado, justifica su pacto con el PP, su sí a Rajoy del que renegó en infinidad de ocasiones antes y después de la campaña electoral: "Hay que elegir entre la opción mala y la menos mala", repitió. Por otro, ayuda a su nuevo socio a presionar a Sánchez para que permita un Gobierno conservador: "Cuando no te gusta lo que te hacen lo más inteligente es no hacer lo mismo", opinó recordando la investidura fallida del socialista.

El líder de Ciudadanos se ha expresado así en una reunión de su grupo parlamentario en la que ha aplaudido la "utilidad" de sus 32 escaños. "Son los que más rinden porque otros que tienen 85 o 71 ni están ni se les espera. Decir no es decir no a España y a los intereses de los españoles", criticó a PSOE y Podemos, respectivamente. 



Rivera aprovechó su intervención para pedir a los socialistas "que piensen más en los españoles que en su propio partido" y ello le sirvió para ponerse una tirita en las heridas que le causan las críticas a su acuerdo con el PP. "No le pedimos que confíe y que se entregue al PP. Nosotros tampoco confiamos. Pero nadie que quiera ser presidente de su país puede bloquear su país aunque no aspire a ser presidente", mitineó a modo de "reflexión personal". 

Rivera amenazó a Rajoy con la moción de censura si, de salir elegido, no cumple con el pacto firmado

Identificándose como un miembro de la oposición, igual que el PSOE, aseguró a sus compañeros de filas que sus asientos en el Congreso servirán de control al hipotético Gobierno en minoría de Rajoy. "Los acuerdos políticos se hacen cumplir haciendo política", sentenció enumerando los sistemas que los diputados naranjas deberán utilizar para cumplir con esa misión: legislar, realizar preguntas parlamentarias, interpelaciones, y hasta proponer una "moción de censura si el candidato no cumple con su acuerdo de investidura", amenazó al líder del PP. 

De hecho, también criticó a su socio al meterle en el saco de la "vieja política" que no se da la mano, que no se habla y que no es capaz de llegar a acuerdos. También por su pesimismo de esta mañana, cuando Rajoy asumió que no superará el debate de investidura que comienza este martes. "De aquí al viernes se puede convencer a los viejos partidos de que este país se puede poner en marcha. Vamos a intentar convencer a los que no se hablan de que este país se ponga en marcha para que podamos trabajar", insistió tras volver a vender que de las 150 medidas firmadas con el PP, 100 estaban presentes en el pacto anterior con el PSOE.

"Somos el partido que reorganiza y reagrupa la centralidad del país", presumió el presidente de C's. "La nueva política también es darse la mano con los que piensan distinto", siguió con su discurso, en el que volvió a rememorar -como es habitual en él- los tiempos de la Transición: "Hemos recibido críticas. Supongo que dijeron lo mismo de Suárez; de Carrillo, cuando aceptó la monarquía; o de Fraga, cuando aceptó la Constitución. Los padres de la democracia también aguantaron la incompresión de propios y ajenos", dio ánimos a los suyos. 

Y concluyó volviendo a meter prisa a Pedro Sánchez: "Las 100 reformas que C's firmó con el PSOE por un lado y con el PP por otro representan al 70% de la ciudadanía española. No hay nada que nos haga esperar a octubre o noviembre para que se ponga en marcha la legislatura. Y, sobre todo, debemos evitar las terceras elecciones", zanjó Rivera.