Público
Público

Rivera utiliza el Bréxit para alertar contra Podemos y el PP

El líder de Ciudadanos culpa al "inmovilismo" y al "populismo" del apoyo británico a la salida de Europa y advierte de que es momento de decidirse por "gobiernos europeístas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rivera utiliza el Bréxit para alertar contra Podemos y el PP. /EFE

MADRID.- Una "mala noticia" que se debe a la "irresponsabilidad" de Cameron. Así ha valorado Albert Rivera el resultado del referéndum celebrado en Reino Unido que adelanta la salida del país de la Unión Europea. Una noticia que el líder de Ciudadanos ha aprovechado para alertar, a sólo dos días de las elecciones del 26-J, de los 'peligros' del "inmovilismo" (PP) y el "populismo" (Podemos).

"Son curiosos los resultados: los conservadores y los populistas son los que han decantado la balanza a favor de la salida de la UE", destacó el candidato de C's, incidiendo también en que la mayoría de los europeístas, laboristas y también los jóvenes británicos preferían permanecer en Europa. "Ahora no hay que lamentarse sino preguntrarse qué hay que hacer a partir de ahora.  Hemos aprendido que los europeos tenemos que cuidar lo que tenemos. La vieja política se ha acomodado y la nueva no puede venir a romper Europa, como propone Unidos Podemos, partidario de la salida del euro y del proyecto común europeo", espetó en una rueda de prensa ofrecida en el Congreso de los Diputados.


En la misma línea, el líder de los naranjas consideró que esta circunstancia es también "una oportunidad para hacer reformas en Europa y en sus Estados miembro" para que los ciudadanos quieran cada vez "más Europa y no menos". "Yo no quiero fronteras, ni explicarle a mi hija qué es la peseta ni necesitar pasaporte para poder viajar, ir de vacaciones o a trabajar a otro país". "Pero si no hay reformas llega el populismo", advirtió una y otra vez durante su intervención. 

Así, frente al "inmovilismo" (de Rajoy, a quien identificó ideológicamente con Cameron) y quienes "quieren romper Europa y España", se vendió como el "centro moderado" que considera que "el problema no es que haya demasiadas políticas comunes en la UE, sino que son insuficientes". En ese sentido, apostó por la unificación bancaria, fiscal, de deuda y por una compensación común de desempleo -por su "proyecto común europeo", en definitiva- y pidió, para poder lograrlo, que el 26-J salga de las urnas "un gobierno fuerte que recupere el liderazgo de España en Europa". 

Tras poner como ejemplos de buena labor en la UE tanto a Felipe González como a Aznar, Rivera mitineó que "es el momento de volver a pedir paso y no permiso" en Bruselas, para lo que será necesario evitar "un gobierno en minoría, débil y frágil". Ello le sirvió para volver a proponer su 'gran coalición a tres bandas' y pedir más votos para "que venza la moderación frente a los extremos".  "Es el momento de tomar las riendas frente al inmovilismo y el separatismo porque los extremos nunca traen soluciones", zanjó.

Mismo discurso que el PP

Curiosamente, pese a arremeter contra Rajoy, Rivera volvió a contradecirse, en parte, en su discurso. Y es que coincide mayoritariamente por lo expresado por el Ejecutivo en funciones esta mañana. Por un lado, quiso calmar los ánimos recordando que el proceso real de salida del Reino Unido llevará al menos dos años -como ya indicó Rajoy- y, por otro, se mostró partidario de la propuesta de Margallo, que quiere la cosoberanía del Peñón de Gibraltar para evitar que éste salga también de Europa. "En elecciones no es el mejor momento para abordar un conflicto diplomático de ese calado, pero sí habíamos previsto que, si se producía el Bréxit, lo mejor será la cosoberanía en Gibraltar para dar una salida al problema en corto o medio plazo", argumentó. 

De lo que no quiso opinar fue de una posible petición de referéndum en Escocia -algo que deja en manos de Cameron, "ya que le gustan tanto los referéndums"- pero sí rechazó una solución similar para la cuestión catalana. "Promoveremos una ponencia de reforma constitucional en esta legislatura, pero nunca para dividir España", concluyó.