Público
Público

Las claves de la 'Operación Lezo' Así funcionaba la trama de Ignacio González

En el sumario se investiga un quebranto causado al Canal de Isabel II a base de operaciones irregulares de compra de empresas en el extranjero, principalmente, pero también por la concesión de adjudicaciones a cambio de comisiones.

Publicidad
Media: 4.13
Votos: 15
Comentarios:

Ignacio González en una imagen de archivo.| EFE

La detención de Ignacio González ha convulsionado la actualidad política. La llamada Operación Lezo abre un nuevo frente al PP de inciertas consecuencias. Las sospechas sobre las actividades de González estaban muy extendidas tanto dentro como fuera del partido conservador.

¿Qué es la 'operación Lezo'?

Todo arranca en julio de 2016. El día 30 de junio del año pasado el Gobierno de Cristina Cifuentes en Madrid denunció ante la Fiscalía General del Estado la ruinosa compra de una empresa en Brasil por parte de la sociedad Inassa, filial del Canal de Isabel II a través de la cual la mayor empresa pública de Madrid realiza sus inversiones en América Latina. La Fiscalía presentó una querella en la Audiencia Nacional.

En el sumario se investiga un quebranto causado al Canal de Isabel II a base de operaciones irregulares de compra de empresas en el extranjero, principalmente, pero también por la concesión de adjudicaciones a cambio de comisiones. El equipo de González en el Canal de Isabel II sobrevaloraba el precio de las empresas que compraba en el extranjero y luego desviaban el dinero público a sus bolsillos.

En concreto, el ejemplo de la empresa brasileña es muy sintómatico: en 2013 el Canal de Isabel II compró la empresa brasileña Emissao Engenharia e Construçoespor 21,4 millones de euros (68 millones de reales brasileños); un año después la empresa sólo valía 5,380 millones de euros, cuatro veces menos de lo que se pagó por ella.

La investigación judicial, coordinada por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, se centra en una supuesta organización criminal encabezada por González que tenía como estrategia en el desvío de dinero público en beneficio propio, indican fuentes jurídicas. El sumario se ha mantenido secreto en la Audiencia Nacional hasta que hoy, 19 de abril, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha procedido a las detenciones.

¿De qué se acusa a González y su red de colaboradores?

Nuestra compañera Julia Pérez informa de que González ha sido detenido por ocho delitos de corrupción, incluida la organización criminal: prevaricación, organización criminal, malversación, cohecho, blanqueo, fraude, falsificación documental y corrupción en los negocios por extraer dinero público en beneficio propio de su red.

¿Quién es Ignacio González?

Ignacio González fue presidente del Consejo de Administración del Canal de Isabel II desde el año 2003 hasta que fue nombrado presidente de la Comunidad de Madrid tras la renuncia de Esperanza Aguirre en septiembre 2012. Durante esos nueve años compatibilizó ese cargo con el de vicepresidente de la Comunidad de Madrid. 

Pero sobre todo es conocido por haber sido la mano derecha de Esperanza Aguirre, a la que conoció en 1984 en el Ayuntamiento de Madrid donde entró como Técnico Superior por oposición. Allí conoció a su mentora y desde entonces su trayectoria siempre ha estado a la sombra de Aguirre, quien siempre confió en él pese a que las sospechas de corrupción en el Canal de Isabel II eran vox populi desde hace años. Mientras Aguirre cortaba cintas en inauguraciones, González se llenaba los bolsillos.

Los 'pufos' de Ignacio González en el Canal de Isabel II

Adjudicaciones sospechosas, negocios familiares y falta de transparencia jalonaron la trayectoria de González no sólo en el Canal de Isabel II, sino también en el resto de su actividad política. En el año 2009 'Público' informó con detalle de las sospechosas actividades de González y del incremento de su patrimonio cuantificado entonces en 1,8 millones de euros. Gonzalez demandó a 'Público' pero la Justicia avaló esas informaciones

Entre estas actividades sospechosas de González en el Canal de Isabel II figuran la adjudicación un contrato de 33 millones de euros a Segurisa, una compañía de seguridad cuyo principal accionista luego presuntamente pagó a González y su esposa un viaje de lujo a Suráfrica. El Canal tenía contratadas antes de esa fecha 150.000 horas anuales de vigilancia, que pagaba a 13 euros, mientras que a Segurisa se le concedieron 953.000 horas, a un precio cercano a 20 euros.

Además, el Canal de Isabel II otorgó, el 27 de diciembre de 2006, la gestión y explotación de un campo de golf y de varias pistas de pádel, instalaciones construidas sobre los antiguos depósitos de agua en el céntrico barrio madrileño de Chamberí, a una empresa del socio del hermano del vicepresidente. Diez años después el Tribunal Superior de Justicia de Madrid declaró que la construcción de ese campo de golf en pleno centro de Madrid había sido ilegal.

Más recientes son las relaciones del Canal de Isabel II con la trama Púnica. González utilizó el Canal de Isabel II para pagar a empresas vinculadas a esa trama corrupta para lavar su imagen. Hace un año también se supo que en la época de Gonzalez el Canal de Isabel II pagó una cantidad que ronda los 1,4 millones de euros a la empresa Joca Ingeniería y Construcciones S.A. "por obras no ejecutadas" entre mayo y agosto de 2011 en Majadahonda.

¿Qué otros casos de corrupción acechan a Ignacio González?

El más conocido es el del ático de lujo en Estepona (Málaga). Tanto él como su mujer, Lourdes Cavero, están siendo investigados por este caso que saltó a los medios de comunicación a finales de 2012 a raíz de una denuncia del Sindicato Unificado de Policía (SUP). Entonces se conoció que González y su esposa pasaban las vacaciones en este lujoso ático por el que pagaban un precio de alquiler "muy inferior al del mercado" a una empresa radicada en un paraíso fiscal.

A los pocos días de saltar la noticia en los medios, González anunció que justo en esas fechas había comprado el ático con una indemnización que su mujer, Lourdes Cavero, había cobrado un año antes. Tras muchos dimes y diretes, e incluso intervenciones de comisarios de Policía para tapar el caso, en abril de 2016 la Audiencia de Málaga ordenó seguir investigando el origen del ático de Ignacio González en Estepona  y determinar el origen de su patrimonio.