Publicado: 19.01.2014 19:39 |Actualizado: 19.01.2014 19:39

Sánchez Gordillo es reelegido como portavoz nacional del CUT-BAI

El alcalde de Marinaleda logra 118 votos a favor y tres en blanco en el IV congreso del Colectivo de Unidad de los Trabajadores , que ha refrendado sus críticas al Gobierno PSOE-IU en Andalucía y su postura independentista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Juan Manuel Sánchez Gordillo ha sido reelegido como portavoz nacional del Colectivo de Unidad de los Trabajadores-Bloque Andaluz de Izquierdas (CUT-BAI), partido fundador de IULV-CA que a partir de ahora pasa a llamarse Candidatura de Unidad de los Trabajadores (CUT) por "estar ya registrado el anterior nombre", todo ello en el marco del IV congreso del partido que se ha celebrado este domingo en Sevilla para elegir la nueva dirección.

De esta manera, Sánchez Gordillo ha contado con el apoyo de un total de 118 votos a favor y tres votos en blanco, y la nueva dirección política de CUT, que estará formada por 18 mujeres y 17 hombres, ha sido elegida por un total de 121 votos a favor y dos en blanco. Finalmente, han sido 134 los delegados que se han acreditado en el cónclave celebrado en el centro cívico de Torreblanca en representación de los 3.000 militantes del CUT.

Desde el partido han indicado que la Permanente Nacional seguirá compuesta por los mismos miembros, entre los que han destacado al secretario de Organización, Manuel Rodríguez, el secretario Institucional, José Antonio Mesa, o el responsable de Comunicación, Javier García.

Asimismo, han sido aprobados el informe de gestión del equipo directivo saliente y el documento político para la nueva andadura por "unanimidad" de los delegados allí concentrados. No obstante, en las votaciones se han producido abstenciones, ya que como ha señalado Rodríguez, "algunos han perdido interés al ver que no había una lista alternativa y que votaran lo que votaran iba a salir elegido Sánchez Gordillo".

Se mantendrán contrarios a la permanencia de IU como socio del PSOE en Andalucía

En este sentido, el también portavoz de IU en la Diputación de Sevilla ha destacado que en el cónclave de este domingo "han refrendado las posiciones políticas que han tenido hasta ahora", por lo que mantendrán su postura de ser "contrarios a la permanencia de IULV-CA como socio del PSOE-A en el Gobierno andaluz".

A la cita han acudido el portavoz de Anova (Galicia), Xosé  Manuel Beiras, el diputado de Amaiur (Euskadi) Sabino Cuadra, y el líder de las CUP (Catalunya), David Fernández, así como figuras representativas como el politólogo Pablo Iglesias, que se ha erigido como posible cabeza de una candidatura "popular y abierta  ala ciudadanía", o el portavoz del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Diego Cañamero.

El cónclave, bajo el lema Andalucía, soberanía para la libertad, se ha marcado como objetivo el "rearme político e ideológico" del partido ante la "feroz ofensiva neoliberal hegemónica", en la que incluye al gobierno "bipartito andaluz, cada vez más criticado por buena parte de las bases de IU".

"Acabar con un gobierno del PP no implica gobernar con el PSOE"

El documento político elaborado por la dirección que encabeza Sánchez Gordillo reclama un "proceso constituyente" en Andalucía como "expresión política de independencia" porque defiende que "Andalucía no es España, existió antes de que se configurara el Estado español y seguirá existiendo tras su caída". En este sentido, apuesta por "construir un futuro propio junto al resto de los pueblos del Mediterráneo fuera del euro y de la UE y fuera de la esclavización española".

Por su parte, el apartado relativo a la política de alianzas, "suspende por completo" el pacto de gobierno con el PSOE-A en la Junta que "incumple el programa y pisotea las señas de identidad de IU" y critica el "giro a la derecha" de IULV-CA y la "política suicida" de "búsqueda permanente y desesperada de acuerdos de gobernabilidad con el PSOE" que ha supuesto "desdibujar en tal grado el proyecto que resulta imposible diferenciarlo del PSOE".

En su opinión, "es necesario separar la unidad de acción del más amplio concepto de política de alianzas", para lo que defiende que situar "la coherencia en nuestro programa por encima de cualquier puesto en un gobierno". "Nadie puede estar más interesado en acabar con los gobiernos del PP que el CUT, pero eso no implica que se forme parte de un gobierno con el PSOE para evitar un gobierno del PP", subraya el documento, que alerta de que "la conversión de la izquierda alternativa en una fuerza subalterna de las políticas neoliberales del PSOE sólo puede resultar en la pérdida de identidad y de la razón de ser".

En este sentido, la formación de Sánchez Gordillo y Cañamero considera "nefasta la experiencia gubernamental" de IU en Andalucía tras una "negociación a ciegas" del pacto con el PSOE-A que se tradujo en un "estreno" de IULV-CA en la Junta "marcado por la sumisión, aceptación y complicidad con los recortes sociales y laborales, entrando en total contradicción con posiciones mantenidas históricamente".

Tras criticar que IULV-CA "tampoco estuvo a la altura" en el caso ERE al "negarse una y otra vez a señalar expresamente" a los expresidentes José Antonio Griñán y Manuel Chaves como "máximos responsables políticos del mayor escándalo de corrupción que ha existido en Andalucía", el CUT-BAI apuesta por "reforzar" la corriente IU por la Base contra la "deriva derechista" de la actual dirección de IULV-CA.

"IU por la Base, donde participan en pie de igualdad adscritos de las diferentes sensibilidades, corrientes y partidos, es el escenario privilegiado de confluencia en pos de la recuperación del proyecto de IULV-CA, que hoy adolece de una notable adulteración", subraya el documento.