Publicado: 06.09.2016 14:36 |Actualizado: 06.09.2016 18:40

Sánchez llama a Iglesias y coinciden en la necesidad de un gobierno con un programa de justicia social

El líder del PSOE conversó con el secretario general de Podemos durante 24 minutos,  poco después de hablar por teléfono con el presidente en funciones, Mariano Rajoy

Publicidad
Media: 2.90
Votos: 10
Comentarios:
El líder socialista Pedro Sánchez, en una de sus últimas reuniones con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, antes de la fallida inestidura del candidato del PP. REUTERS/Andrea Comas

El líder socialista Pedro Sánchez, en una de sus últimas reuniones con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, antes de la fallida inestidura del candidato del PP. REUTERS/Andrea Comas

MADRID.- El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha abierto su peculiar ronda de contactos manteniendo una conversación telefónica con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, en la que no se ha producido avance alguno y ambos dirigentes han reiterado las posiciones en las que estaban. Poco después, el líder socialista llamaba también al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, para mantener una conversación de 24 minutos de duración en la que han coincidido en la necesidad de un gobierno que aplique un programa de "justicia social", y en la que se han emplazado a seguir dialogando.

Según lo que ha trascendido de la primera conversación, que duró unos diez minutos, Rajoy volvió a reiterar al líder socialista la oferta de gran coalición que rechaza el PSOE, y Sánchez a la vez le reiteró que la posición de los socialistas se mantendrá en contra de su investidura aunque hiciera un segundo intento.



Sánchez lo que sí le ha querido comunicar a Rajoy es su intención de abrir un diálogo con el resto de fuerzas políticas para buscar una solución al bloqueo actual, tal y como acordó el pasado lunes la Ejecutiva Federal.

Ambos quedaron en seguir hablando aunque, en principio, no hay fijada una reunión. La conversación, en la que nada se avanzó en cuanto a la investidura, ya se aprovechó para que Rajoy informara a Sánchez de cómo había transcurrido la reunión del G-20.

La intención del PSOE es reunirse con todas las otras formaciones, excepto con Bildu, y está contactando con ellas por orden de mayor a menor representación parlamentaria. Además, la intención del líder socialista es que la ronda de diálogo sea rápida.

Los líderes de PSOE y Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en el Congreso de los Diputados. REUTERS

Los líderes de PSOE y Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en el Congreso de los Diputados. REUTERS

Irene Montero: "Hemos pedido a Sánchez que se decida".

Por su parte, Sánchez e Iglesias se han emplazado a seguir hablando en los próximos días, y han coincidido en que lo más conveniente para España es "un gobierno que implemente un programa de justicia social y regeneración democrática", según el comunicado difundido por ambos partidos. 

"Hemos pedido a Sánchez que se decida", explicaba este lunes Irene Montero, portavoz adjunta de Podemos y jefa de gabinete de su secretario general, desde el Congreso de los Diputados. Montero ha insistido en que la opción de un gobierno de coalición entre su formación y el PSOE "es posible", aunque "hace falta voluntad política" para lograrlo. 

En la misma línea, el texto remitido por Podemos insiste en que Iglesias sólo ve dos posibilidades para un acuerdo de gobierno alternativo al del PP, "sobre la base de un programa social de defensa de las mayorías: bien que Ciudadanos no se oponga y se abstenga; bien mediante un acuerdo con ERC, PDC y PNV". 

Mientras tanto, el PSOE destaca que su secretario general ha trasladado a Iglesias la necesidad de que las fuerzas del cambio sigan hablando para ofrecer una solución al atasco provocado por el fracaso de la investidura de Rajoy, pero por el momento Sánchez no ha concretado su estrategia para lograrlo.