Publicado: 01.12.2014 21:54 |Actualizado: 01.12.2014 21:54

Un sector del CGPJ cree que Lesmes debe exigir el mismo nivel de ejemplaridad al sustituto de Pigem

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La situación se complica en el Consejo General del Poder Judicial. Vocales del sector progresista han manifestado este lunes que el presidente de este órgano, Carlos Lesmes, debería exigir el mismo "nivel de ejemplaridad" que provocó la dimisión de la vocal de CiU Mercé Pigem al sustituto de ésta.

No en vano Pigem no cometió una infracción administrativa alguna cuando fue descubierta con 9.500 euros saliendo de Andorra, ya que el límite legal es a partir de los 10.000 euros. Viajaba con su hermana, a quien se le incautaron 10.600 euros. Ambas dijeron que el dinero se lo había dado su madre. Este incidente fue filtrado a los medios de comunicación y provocó que Lesmes presionara a Pigem para que dimitiera.

Pero el primer sustituto de Pigem previsto por el Senado es el decano del Colegio de Procuradores de Madrid Antonio Álvarez-Buylla, quien hasta el pasado jueves ha estado imputado por un posible delito de falsedad.

Este lunes se ha conocido que el pasado día 27 se dictó por el Juzgado de instrucción número 30 de Madrid un auto de archivo provisional de la causa contra Álvarez-Buylla, que curiosamente tiene fecha de notificación para mañana, 2 de diciembre.

Ahora bien, los querellantes tienen la intención de recurrir el archivo provisional. De ser así, Álvarez-Buylla no podría tomar posesión del cargo del vocal.

La ley establece que sobre los vocales del CGPJ rigen las mismas exigencias que sobre los jueces. El artículo 303 de la Ley Orgánica del Poder Judicial prohíbe a un juez ejercer en el caso de estar procesado o inculpado por un delito doloso hasta que sea absuelto o el caso sea sobreseído.

Aún en caso de que el archivo fuera definitivo, fuentes consultadas por Europa Press han señalado que Lesmes debería tener el mismo nivel de exigencia que tuvo hacia Pigem el pasado viernes, cuando exigió que cesara en su cargo.

El propio Lesmes reconocía en un comunicado oficial que lo ocurrido en la frontera Andorra el pasado 15 de noviembre no hacía responsable a Pigem de ningún ilícito, al no superar el dinero que la vocal llevaba encima el límite de los 10.000 euros a partir de los cuales se debe declarar. Para los vocales consultados, las circunstancias que rodearon el cese de Pigem son muy diferentes a una imputación que ha sido sobreseída con carácter provisional y que ha sido recurrida por los querellantes, por lo que la causa contra el dirigente de los procuradores puede ser reabierta.

Por su parte, la asociación Asociación para la Defensa del Procurador, que fue la que se querelló contra Álvarez-Buylla, ha anunciado a Europa Press la remisión de una carta a los vocales del sector progresista del órgano de gobierno de los jueces para informarles de la situación y de sus acciones contra el decano de los procuradores.

En el auto dado a conocer este lunes el magistrado Francisco Javier Teijeiro acuerda el sobreseimiento de los hechos abiertos por un posible delito de falsedad documental, al no quedar acreditada la perpetración de ilícito penal alguno.

La Asociación para la Defensa del Procurador se querelló contra Álvarez-Buylla y el secretario del Colegio, Ramiro Reynolds, por haber modificado tres artículos del proyecto de los Estatutos del Colegio, cuando ya había sido aprobado por la Junta General Extraordinaria en julio de 2010 y antes de remitirlo a la Comunidad de Madrid para su inscripción y publicación definitiva.

En el auto, que es recurrible, el juez Teijeiro destaca que no se ha probado la participación directa de los querellados en la remisión de ese texto, que finalmente no fue aprobado. La secretaria reconoció que había cometido un error administrativo al transcribir el proyecto de estatuto.

"La falta de elemento intencional, que es inherente al tipo investigado y la no probada participación directa de los querellados en la remisión de un texto que al parecer no era el finalmente aprobado, han de conducir al inevitable sobreseimiento de la causa", recoge la resolución.