Público
Público

Pistolas táser Los sindicatos policiales presionan a Interior para que regule el uso de las pistolas táser

Las organizaciones policiales SUP, CEP, UFP y SPP han remitido un escrito al departamento de Grande-Marlaska para que incorpore este tipo de armas, como ya han hecho los Mossos d'Esquadra. Se trata un arma eléctrica que puede causar la muerte y que la ONU considera un tipo de tortura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una pistola eléctrica, conocidas como pistolas táser. REUTERS

Los sindicatos policiales representativos han apremiado al Ministerio del Interior para que desarrollen el marco normativo que permita la dotación de defensas extensibles y de pistolas eléctricas, comúnmente conocidas como pistolas táser.

Esta misma semana los Mossos d'Esquadra han anunciado que habían comenzado a usar este tipo de armas siguiendo lo que es ya "una práctica policial ordinaria".

Los sindicatos SUP, CEP, UFP y SPP han remitido un escrito con fecha de 19 de junio a la nueva secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, en el que recuerdan diferentes reuniones técnicas en las que se abordó esta cuestión. Citan una reunión de la Comisión de Seguridad y Salud Laboral del pasado 5 de junio en el que reclamaron que se diera a conocer las gestiones para implementar este tipo de armas y también que la Jefatura de Asuntos Económicos de la Guardia Civil había licitado a finales de 2017 la adquisición de defensas extensibles con funda, anunciando la formalización del contrato en el BOE del 12 de abril de 2018.

Los policías aluden en su escrito el uso extendido de este tipo de armas recordando las recientes adquisiciones de ayuntamientos como el de Santa Cruz de Tenerife de pistolas eléctricas para sus agentes locales. El director general de los Mossos, Andreu Martínez, destacó el lunes que la policía catalana es pionera en España y que la implantación de la pistola eléctrica tipo táser permite equipararles con otras policías europeas: "Nos estamos situando en lo que es una práctica policial ordinaria, de países democráticos y avanzados".

Las asociaciones de la Guardia Civil llevaron al Consejo del Instituto Armado en marzo de 2017 una petición para la dotación de la pistola eléctrica al entender que ayudaría a "reducir el riesgo de sufrir lesiones u ocasionarlas " frente a la tradicional arma de fuego.

Un mal empleo de esta arma puede conllevar graves daños físicos e incluso la muerte

La Dirección General de la Guardia Civil aseguró entonces que estaba realizando un estudio de mercado para valorar la conveniencia o no de adquirir estas armas eléctricas. El pasado 21 de noviembre, ante el anuncio de que los Mossos se sumarían a la Ertzaintza en el uso de la Táser, fuentes de Interior consultadas por Europa Press explicaron que el Ministerio dirigido por entonces por Juan Ignacio Zoido mantenía en estudio su uso, aunque sus técnicos y expertos en seguridad se decantaban mayoritariamente por no hacer extensivo este elemento de defensa entre los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Estas armas generan rechazo en muchas organizaciones de la sociedad civil porque pueden llegar a ser letales. En EEUU, donde han sido adoptadas por muchos cuerpos policiales, han provocado más de 1.000 muertos desde 1983, según Truht... Not Tasers. En Francia y Reino Unido también se han documentado muertes provocadas por los táser. De hecho, el Comité de la ONU contra la Tortura ha sostenido que el uso de estas armas "causa severo dolor que constituye una forma de tortura" y ha recomendado a los Estados miembros que "consideren abandonar el uso de armas eléctricas taser".

Los técnicos expresan dudas sobre su peligrosidad

Los sindicatos policiales son partidarios del uso de la pistola eléctrica para los agentes más expuestos a peligro. Así lo reclamaron ya el pasado 25 de julio, cuando miembros de la Unidad de Intervención Policial (UIP) en la frontera de Melilla redujeron a un individuo que les amenazaba con un cuchillo. Con tal fin, le arrojaron a la cabeza una barrera de plástico para señalizar el tráfico.

La imagen se hizo viral después de que la publicara en redes sociales el Ministerio del Interior. El extitular de la cartera Juan Ignacio Zoido se comprometió a estudiar cualquier mejora en la dotación de medios, y máxime cuando se mantiene el nivel 4 sobre 5 de alerta antiterrorista ante la amenaza yihadista.

Los técnicos de Interior son reacios a usar el dispositivo eléctrico por su peligrosidad, ante el temor, como dicen sus detractores, de que un mal empleo pueda conllevar graves daños físicos e incluso la muerte de la persona reducida por una descarga. Sus partidarios aseguran que la Taser no es letal, su uso es cada vez más extendido y que, además, constituye una alternativa al empleo del arma de fuego reglamentaria.