Publicado: 23.09.2015 19:08 |Actualizado: 23.09.2015 19:08

Sortu convoca 60 movilizaciones en Euskadi contra la última operación policial contra ETA

La formación de la izquierda abertzale ha exigido al Gobierno central que "deje de lado la política de excepción que practican con los presos".

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Los portavoces de Sortu, Pernado Barrena (nacional) y Amaia Izko (foral), durante una rueda de prensa. EFE/Jesús Diges

Los portavoces de Sortu, Pernado Barrena (nacional) y Amaia Izko (foral), durante una rueda de prensa. EFE/Jesús Diges

SAN SEBASTIÁN.- Sortu ha convocado para este jueves 60 movilizaciones en distintos puntos de Euskadi para denunciar la última operación policial contra ETA y contra la dispersión de los presos de la banda terrorista.

En un comunicado, Sortu ha recordado que estas movilizaciones tienen lugar en el contexto de la decisión que el viernes tomará la Audiencia Nacional sobre la petición realizada por presos de ETA, a título individual, solicitando su acercamiento a las cárceles vascas.

La formación de la izquierda abertzale ha exigido al Gobierno central que "deje de lado la política de excepción que practican con los presos, porque es ilegal, causa daños irreparables a los familiares y amigos y porque la mayoría de la sociedad vasca lo exige".



"Luchar contra la política criminal del PP"

Además, ha abogado por "reforzar la lucha en defensa de los derechos que les corresponden a los presos", porque "luchar contra la política criminal del PP es sinónimo de apostar por el proceso y porque queremos a todos los presos en casa para cerrar definitivamente el conflicto y todas sus consecuencias".

Sortu aprovechará estas movilizaciones para denunciar la operación policial de este pasado martes contra dirigentes de ETA en Francia. A su juicio, "la represión es el eje de la política de Madrid y París" que quieren "encadenar al pueblo vasco a una situación de conflicto permanente, para robarle así su futuro".

Frente a ello, ha advertido de que "ni estas detenciones, ni las anteriores van a poder ocultar que aquí existe un problema político que es que a la ciudadanía vasca no se le permite decidir libremente su futuro".