Publicado: 03.10.2015 19:24 |Actualizado: 03.10.2015 20:59

Sortu ofrece diálogo al PP vasco
y pide a ETA que se desarme
"cuanto antes"

Donostia acoge una multitudinaria manifestación en la que Hasier Arraiz exhortó a reconocer a todas las víctimas "sin excepción". Una marcha alternativa defendía, a su vez,
la lucha "como único camino".

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:
Pablo Gorostiaga, al final de la manifestación, durante su intervención en el monumento de la Paloma de la Paz de Donosti. Foto: TWITTER @ehbildu

Pablo Gorostiaga, al final de la manifestación, durante su intervención en el monumento de la Paloma de la Paz de Donosti. Foto: TWITTER @ehbildu

DONOSTIA.- Las calles céntricas de San Sebastián, normalmente abarrotadas de turistas, se han convertido este sábado en el escenario elegido por la izquierda abertzale para sellar su apuesta firme por la paz y la normalización política. A pocas semanas de que se cumpla el cuarto aniversario del cese definitivo de la violencia por parte de ETA, la coalición independentista EH Bildu -que tiene a Sortu entre sus socios- ha llamado a "buscar puntos de encuentro" con todos los actores políticos. Y cuando dicen todos, son todos.

Sobre las cinco de la tarde, los visitantes de distintas nacionalidades que contemplaban la neogótica catedral de Donostia quedaron en notoria minoría ante las miles de personas que se concentraron en los alrededores de este histórico edificio. Delante de todas ellas había una pancarta con dos palabras en euskera, cargadas de significado: "Bakea. Erabakia". "¿Qué significa?", preguntó una mujer mayor a una joven que iba por delante. "Paz, decisión. Que hemos tomado la decisión de vivir en paz", respondió.



Los mediadores internacionales no entendieron las detenciones de los etarras Iratxe Sorzabal y David Pla

La manifestación había sido convocada por EH Bildu y Euskal Herria Bai –formación abertzale del País Vasco francés- tras las detenciones de Iratxe Sorzabal y David Pla, dos destacados miembros de la dirección de ETA que estaban directamente involucrados en el proceso de desarme de esta organización. Precisamente por eso, sus arrestos generaron una notoria preocupación entre el grupo de mediadores internacionales que encabeza el abogado sudafricano Brian Currin. “No entendemos cómo se puede detener a alguien que, para bien o para mal, está intentado ayudar en poner fin a la actividad de ETA”, dijo uno de los miembros del Grupo Internacional de Contacto, el experto israelí Alberto Spektorowski, en una visita realizada a Euskadi justo 24 horas después de que se produjesen estas detenciones en el sur de Francia.

Ajenos a estas valoraciones, los jueces antiterroristas de París no dudaron en enviar a prisión a Sorzabal y Pla, acusados -entre otros cargos- de dirigir una organización terrorista. También fueron encarcelados Pantxo Flores y Ramón Sagarzazu, quienes habían sido detenidos junto a ellos en una casa rural de Baigorri.

El operativo fue respondido por ETA en un comunicado enviado al portal informativo Naiz el pasado miércoles. "Pese a los ataques, y porque Euskal Herria tiene por hacer un camino fructífero -subrayó-, ETA mantiene su compromiso con la generación de nuevos escenarios". También advirtió que los operativos policiales ordenados por los gobiernos español y francés ponían en cuestión "el modelo ordenado para la destrucción de armas y desmantelamiento de arsenales".

En favor de "la paz y la libertad"


En ese contexto, EH Bildu y Euskal Herria Bai habían mostrado sus deseos de convertir el acto de este sábado en un claro pronunciamiento “a favor de la paz y la libertad”. Para dar más ambiente, a mediados de semana los líderes de las cuatro formaciones que integran EH Bildu publicaron un artículo de opinión en El Correo y Diario Vasco, dos periódicos del Grupo Vocento –propietario también del conservador ABC- que se editan en Bizkaia y Gipuzkoa respectivamente. En ese texto, (Sortu), Rebeka Ubera (Aralar), Pello Urizar (EA), Oskar Matute (Alternatiba) y Hasier Arraiz (Sortu) afirmaban que “la violencia siempre es el peor camino en cualquier situación, antes, ahora y después”, incluso cuando “uno piensa que no queda otra vía”. Algunos días antes, durante el pleno de política general del Parlamento Vasco, Arraiz había advertido que quienes defiendan la violencia "tendrán enfrente" a la izquiera abertzale.

Estas declaraciones provocaron otro gesto simbólico -e inesperado-, esta vez desde las filas del conservadurismo español. La presidenta del PP de la CAV, Arantza Quiroga, afirmó este viernes en el Parlamento Vasco que las palabras de EH Bildu “tienen una importancia y se pueden tener en consideración" e incluso destacó que detrás de ellas se observaba “un buen propósito, una posición justa”. Asimismo, la dirigente popular planteó reiniciar la búsqueda de puntos en común en materia de convivencia, reconociendo que la participación de EH Bildu se vuelve “indispensable”.

Arraiz (Sortu) quiere reunirse con Quiroga (PP) para "allanar el camino del diálogo"

En la manifestación de este sábado, Arraiz mostró su agradecimiento a Quiroga y le lanzó una propuesta. "Le ofrezco personalmente que nos reunamos cuanto antes para empezar a allanar el camino a ese diálogo, fruto del cual tiene que venir una mesa en la que deberán estar representadas todas las sensibilidades políticas del país", indicó. "Lo fácil es subrayar lo que nos separa y lo que nos distancia; lo difícil y lo importante es buscar puntos de encuentro, por pequeños que sean, para poder hacer camino en ese objetivo que es la paz y la normalización política para nuestro país", subrayó.

En su intervención, el presidente de Sortu planteó reivindicaciones históricas de la izquierda abertzale, como el acercamiento de sus presos a cárceles vascas, o "el fin de la represión y las políticas de excepción". Sin embargo, también habló de la necesidad de que el desarme de ETA "ocurra cuanto antes" y se pronunció a favor de que "todas las víctimas, sin excepción, sean reconocidas". "EH Bildu está en ese camino", remarcó.

Gorostiaga: "No van a detenernos"

El acto concluyó junto a la Paloma de la Paz, un monumento del artista Néstor Barrenetxea situado en la playa de la Zurriola. Desde allí, los organizadores trasladaron un mensaje muy claro: "Este pueblo no se ha rendido nunca, porque es un pueblo que sabe dar la cara ante quienes le niegan todo", dijo Pablo Gorostiaga, ex alcalde de Llodio.

Este veterano dirigente abertzale salió de la cárcel en marzo pasado. Había sido condenado en 2007, durante el macrojuicio impulsado desde la Audiencia Nacional contra militantes de distintas organizaciones de la izquierda abertzale. "De todo lo vivido, de todo lo sufrido, de todo lo aprendido, hemos sacado una conclusión clara y definitiva: nada ni nadie va a detenernos. Nada ni nadie va a impedir que lo consigamos", proclamó.

Manifestación alternativa: "Estado español, estado terrorista"

La manifestación de EH Bildu a favor de la paz en Donostia ha estado seguida del corte de una de las principales arterias de la ciudad por parte de unos cuarenta jóvenes, que protestaban contra la represión y defendían la lucha como "el único camino".

La protesta ha tenido lugar sobre las siete de la tarde, cerca del Kursaal de Donostia. Allí hubo gritos a favor de la independencia y en contra de la represión. "Estado español, estado terrorista", coreaban los concentrados. También portaban banderas a favor del acercamiento de presos de ETA a cárceles vascas. En una de las esquinas, un joven repartía folletos que llevaban la firma de Ernai, el grupo juvenil de la izquierda abertzale.

La protesta ha terminado con el "Eusko Gudariak", una histórica "canción de guerra" del nacionalismo vasco.

Etiquetas