Publicado: 02.03.2016 14:04 |Actualizado: 02.03.2016 17:31

Tardà justifica su "no" a un Sánchez "instalado en la contradicción"

Ha aprovechado para certificar que las fuerzas independentistas catalanas van a iniciar un proceso constituyente para lograr la República de Catalunya.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá.- EFE

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá.- EFE

MADRID.- El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, ha justificado este miércoles el "no" de su partido a la investidura como presidente de Pedro Sánchez por vivir "instalado en una gran contradicción" porque promete progreso y justicia y califica de desafío las aspiraciones del pueblo catalán.

Tardà ha lanzado ese reproche a Sánchez en su intervención en el debate de investidura del líder del PSOE y en el que ha aprovechado para certificar que las fuerzas independentistas catalanas van a iniciar un proceso constituyente con el objetivo de lograr la República de Catalunya.

El dirigente de ERC ha reprochado al candidato que siga defendiendo una política fundamentada en la "criminalización" de los resultados electorales en Catalunya y tratando a quienes votaron a favor de la independencia como "sujetos de un motín de sediciosos".



"Prontamente vamos a iniciar el proceso constituyente y si es voluntad de los ciudadanos también proclamaremos la República de Catalunya", ha garantizado Tardá.

A su juicio, el Parlamento catalán está "legitimado" para iniciar ese proceso constituyente hacia la República que el PP, PSOE y Ciudadanos "afirman que no van a negociar" por su "actitud conservadora, retrógrada e incluso estúpida, por estéril".

"España no puede retener a Catalunya sin el consentimiento de los catalanes. Una unidad impuesta equivale a un maltrato, a una violación de los derechos", ha añadido.

Por ello, ha resaltado, en los próximos meses aprobarán las "leyes de desconexión", entre las que ha citado la de la agencia tributaria, la de la seguridad social y la de transitoriedad jurídica, para a continuación convocar nuevas elecciones de carácter constituyente, con un Parlament que debatirá y aprobará o rechazará la Constitución de la República para después convocar el referéndum.

Tras hacer un recorrido por los pasos dados por la Generalitat desde la elaboración del Estatut, Tardá ha afirmado que hoy están "vacunados" ante las propuestas de los socialistas que ha calificado de "mínimamente federalizantes".

Se ha referido al acuerdo entre PSOE y Ciudadanos, "una nueva versión del pacto antiautonómico del 23F", ha apuntado.

El dirigente de ERC ha hablado del "odio y catalanofobia" que tiene la "oligarquía y que hoy defiende la unidad de España" y ha arremetido contra el Tribunal Constitucional, "corrompido en sus funciones, vendido a los grandes partidos". "Por eso hoy Catalunya se rige por un Estatut impuesto por el Tribunal Constitucional vulnerando su amada Constitución", ha recalcado Tardá.

En su opinión, si el TC consideraba anticonstitucional algunos artículos hubiera tenido que "ordenar la repetición del procedimiento y del referéndum".

Ha considerado que Pedro Sánchez "vende la moto" diciendo que la solución está en la reforma de la Constitución cuando sabe que "eso no es posible" porque el texto constitucional español "es de los más bloqueados precisamente para evitar su reforma".

"Se trata de un búnker en manos de ustedes, de Ciudadanos y del PP y los catalanes, los gallegos y los vascos siempre seremos una minoría demográfica, en manos de ustedes, que no reconocen Catalunya como nación y dicen que nunca van a hacerlo", ha añadido.

Ha insistido en que el objetivo es proclamar la República "prontamente" para ser como los estados del norte de Europa en cuanto a transparencia, ya que ha dicho estar "harto" de padecer la corrupción en España y en Catalunya que "salpica a partidos, administraciones y a parte del mundo empresarial" en un momento en el que también la Casa Real "mostraba putrefacción". "Seguiremos el proceso, a la catalana, pacíficamente, cívicamente, porque nos sentimos herederos de muchas generaciones que nunca se rindieron", ha afirmado.

Para Tardá, esta espiral que ha iniciado Sánchez llevará a la existencia de nuevo de "presos políticos" y provocará "el nacimiento de la desobediencia civil desde las instituciones". "Nos suspenderán, nos inhabilitarán y al final nos encarcelarán", ha dicho.

Tardá se ha referido al Reino Unido y ha acusado a los partidos de estar cada vez más alejados de este país que "demostró como un Estado resuelve un conflicto nacional", en referencia a Escocia. "No hubo descalificaciones, ni insultos, ni suspensiones, ni recursos, ni tribunales", ha agregado.