Publicado: 14.03.2016 19:49 |Actualizado: 15.03.2016 13:53

Tejerina avala el plan de Fertiberia para enterrar los fosfoyesos radiactivos de Huelva

Medio Ambiente remite su visto bueno a la Audiencia Nacional, pese a la fuerte oposición de vecinos y ecologistas, que pedían la retirada de cientos de toneladas de residuos tóxicos. La ministra en funciones fue antes directiva de la empresa de fertilizantes.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Imagen de Huelva desde el aire, con la balsa de fosfoyesos a la derecha. GREENPEACE

Imagen de Huelva desde el aire, con la balsa de fosfoyesos a la derecha. GREENPEACE

MADRID. -La ministra de Medio Ambiente en funciones, Isabel García Tejerina, ha dado su visto bueno al polémico plan elaborado por Fertiberia para la restauración de los terrenos de la marisma de Huelva, contaminados desde hace décadas con toneladas de residuos tóxicos derivados de las empresas químicas asentadas en la zona en los años 60.

“Esta Dirección General considera oportuno valorar idóneo el proyecto constructivo de clausura de las balsas de fosfoyesos situadas en el término municipal de Huelva”, señala el Ministerio de Medio Ambiente en un escrito con fecha del 2 de marzo remitido a la Audiencia Nacional que ha hecho público el colectivo social Mesa de la Ría, personada en el proceso judicial contra Fertiberia.

La Audiencia Nacional obligó en 2010 a la empresa de fertilizantes propiedad del empresario Juan Miguel Villar Mir a regenerar parte de la zona afectada, unas 750 hectáreas repletas de vertidos radiactivos que yacen al aire libre a unos escasos 500 metros de la población. La empresa presentó un plan en 2014 que el Ministerio ya consideró “idóneo”, pero que no era definitivo. Ahora el aval de Tejerina, que antes de entrar en el Gobierno fue directiva en Fertiberia, viene respaldado por dos informes del Instituto Geológico Minero (IGM) y de la Empresa para la Gestión de Residuos Industriales Sociedad Estatal (EMGRISA). Aunque ambas instituciones se muestran favorables al proyecto, señalan algunas observaciones a tener en cuenta, como que se explique “cómo y en qué medida las actuaciones previstas van a redundar en una mejora de la calidad de las aguas de la ría del Tinto” contaminadas con arsénico, así como no infravalorar los riesgos por un posible “tsunami”.

“Se ponen de manifiesto nuevas circunstancias que nos hacen preguntarnos cómo resulta posible que el Ministerio de Medio Ambiente le haya dado el visto bueno al citado proyecto”, señala la Mesa de la Ría en un comunicado.

En una nota enviada a los medios de comunicación, el subdelegado del Gobierno en Huelva ha aclarado, no obstante, que la valoración positiva del proyecto no supone su aprobación, "dado que esta requiere de tramitación ambiental". Enrique Pérez Viguera ha defendido que el plan de Fertiberia "ha sido sometido a una rigurosa valoración técnica" y que la recuperación ambiental de la zona está garantizada por las administraciones públicas, "que actuarán si Fertiberia no lo hace de manera subsidiaria".



Fuerte oposición al proyecto

Tanto el colectivo Mesa de la Ría como otras agrupaciones ecologistas o el partido Equo consideran “inadmisible” e “inejecutable” el plan. El proyecto de Fertiberia, que es la empresa responsable de la mayor parte de esos vertidos, consiste en aislar, cubrir y reforestar el área contaminada, pero en ningún caso contempla retirar los fosfoyesos, como pedían afectados y activistas.

“Estas medidas no articulan un verdadero plan de descontaminación de la marisma y están pensadas únicamente para beneficiar Fertiberia (que se ahorrará cientos de millones de euros) pero no a la población de Huelva que seguirá sufriendo los efectos de la grave contaminación provocada por los fosfoyesos”, denuncia Greenpeace en un comunicado.
Según la ONG, las balsas de fosfoyesos de Huelva emiten radiación 27 veces por encima de lo permitido por la legislación española. Estudios realizados por el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III o la Universidad Pompeu Fabra indican que el índice de cáncer en esa zona es el más elevado de España, con un riesgo un 50% mayor que en el resto del país.

El coportavoz de Equo, Juantxo López de Uralde, y la diputada de Podemos por Huelva, Isabel Franco, presentarán una petición para que la ministra García Tejerina comparezca en el Congreso para “explicar este disparate”. “Es intolerable que la ministra de Medio Ambiente en funciones se pronuncie y defina como “idóneo” el proyecto de su antigua empresa para tapar uno de los mayores desastres medioambientales de Andalucía”, ha expresado el partido verde en un comunicado.