Publicado: 07.10.2015 13:50 |Actualizado: 07.10.2015 19:53

La presidenta del PP vasco retira
su propuesta de ponencia con un guiño a Bildu por las críticas

Arantza Quiroga había sustituido el término "condena" por "rechazo expreso a la violencia" como exigencia a Bildu en un foro sobre convivencia que pretendía poner en marcha en el Parlamento de Vitoria. La izquierda abertzale había acogido bien la propuesta. Alfonso Alonso ponía voz a las quejas internas: "No se puede renunciar a exigir la condena
expresa del terrorismo de ETA". La AVT y UPyD exigían una rectificación.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Arantza Quiroga a su llegada al Parlamento vasco. /EFE

Arantza Quiroga a su llegada al Parlamento vasco. /EFE

Ni 24 horas ha durado la moción que presentó ayer en el Parlamento vasco Arantza Quiroga para crear una ponencia sobre libertad y convivencia que tenía por objeto alcanzar un acuerdo sobre principios básicos de convivencia con todos los grupos, incluido EH Bildu. En el texto registrado, se hacía un guiño a la izquierda abertzale al evitar la palabra "condena" entre las bases mínimas y sustituirla por un "rechazo expreso a la violencia".

La propuesta de Quiroga había sido bien recibida por la coalición abertzale y también por el PNV y el lehendakari, Iñigo Urkullu, pero ha recibido críticas incluso desde las filas del PP, como las de Alfonso Alonso, presidente del PP de Álava, y también desde la Asociación de Víctimas del Terrorismo y por parte de UPyD. Por eso, Quiroga ha convocado una rueda de prensa de urgencia en el Parlamento de Vitoria para anunciar su decisión de retirar la moción porque no se dan las circunstancias para seguir adelante con ella.



Quiroga ha justificado su decisión porque considera que EH Bildu ha "retorcido" su propuesta y la "ha vendido como una victoria". "Aquí quien ha ido a reventarlo ya sabemos quién es", en referencia al partido de la izquierda abertzale, al que ha acusado de falta de "altura de miras" y de honestidad y de hacer un "uso partidista" del texto.

Y preguntada por posibles "presiones" del partido desde Madrid, Quiroga ha respondido que su planteamiento ha sido "escuchado y entendido perfectamente" y ha agradecido también la "sensibilidad" con la que ha sido recibido. Ha añadido que su partido nunca ha tenido que "pedir permiso" para presentar una moción y ha insistido en que el texto que ayer registró era "exactamente" lo que los populares han mantenido siempre: "La deslegitimación del terrorismo".

El foro que pretendía impulsar Quiroga fijaba como bases mínimas que los grupos asuman "el principio de respeto a la persona y a los derechos humanos, y el rechazo expreso a la violencia, a cualquier razón que la justifique en el pasado y en el futuro" y plantea como objetivo final la "deslegitimación definitiva del terrorismo, el reconocimiento del derecho a la verdad, a la justicia y a la reparación de las víctimas, y el asentamiento del respeto y la tolerancia en nuestra sociedad".

Quiroga, que había admitido que ha lanzado su iniciativa sin consultar previamente ni con la dirección general del partido ni con el resto de dirigentes conservadores vascos, defendía ayer su posicionamiento al entender que el primera paso era avanzar en la terminología: "No debemos encallarnos en las palabras". Sin embargo, estos términos mucho más genéricos y transigentes con lo que se le exige a la izquierda abertzale no han sentado nada bien en el seno del PP vasco.

Alonso: "No podemos inducir a confusión"

Alfonso Alonso, ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y presidente del PP de Álava, le daba un tirón de orejas este miércoles y le ha recordado que "no se puede renunciar" a exigir "la condena expresa del terrorismo de ETA". Alonso, además, ha insistido en que el PP debe seguir siendo "la fuerza más exigente": "Nuestra posición tiene que ser francamente contundente y podemos inducir a confusión si no parece la de siempre, la posición por la que hemos pagado un tributo de sangre". Insistiendo en esa posición, Alonso considera que el PP "no tiene que ofrecer ninguna duda a nadie", porque "está clarísimo que Bildu sigue siendo el defensor de ETA".

La reprimenda la recogía Quiroga antes de dar marcha atrás en su propuesta e intentaba rebajar la tensión con su compañero de partido asegurando que "la condena y la deslegitimación del terrorismo son conceptos que significan y dicen exactamente lo mismo". "El PP hace años que en todos nuestros textos hemos hablado de deslegitimación del terrorismo porque es la gran asignatura pendiente que tenemos en Euskadi", ha añadido. Y enfatizaba con un: "Por supuestísimo, que la exigencia siempre tiene que ser de rechazo, de condena y de deslegitimación del terrorismo".

Más allá de enrederarse en una discusión terminológica, Quiroga consideraba que el PP debe empezar a dar pasos y ha lamentado que su iniciativa se esté retorciendo. "Creo que, como PP vasco, con toda nuestra trayectoria, no podemos permanecer callados y dejar que esto vaya por ese camino. Ésa es la iniciativa que hemos presentado y la verdad es que nos sorprende que se haya retorcido de tal manera, y se mienta diciendo que hay no se sabe qué acuerdo", en alusión a si ya se ha pactado la presencia de EH Bildu. 

Precisamente, el parlamentario de EH Bildu Oskar Matute ha considerado que la propuesta de Quiroga es "interesante" y ha reafirmado que su formación siempre ha tenido una "disposición clara" a buscar con el resto de los partidos "soluciones a todos los problemas, también al de la paz y la normalización" y que "fueron otros" los que pusieron "trabas" a su participación en la actual ponencia de Paz y Convivencia. Matute ha señalado que si Quiroga "lo tiene difícil" en su propio partido con esta iniciativa "no será EH Bildu quien vaya a hacerlo más difícil" para la presidenta de los populares vascos.

Críticas de la AVT y de UPyD

En el lado opuesto, la Asociación Víctimas del Terrorismo. En un comunicado, la AVT se mostraba muy dolida con la ponencia propuesta por Quiroga y pide directamente al PP nacional que le exija una rectificación del posicionamiento que ha tomado al respecto. Añade que "en la misma por primera vez el PP no exige rechazo expreso a la violencia de ETA, diluyendo de esta forma el terrorismo etarra en un conglomerado de violencia genérica". Para la AVT "este cambio de posición del PP vasco supone una afrenta y un menosprecio a las víctimas del terrorismo etarra puesto que conlleva aceptar por parte del partido en el Gobierno la postura defendida por el entorno político de ETA".

Tampoco entendía la posición de Quiroga UPyD, cuyo portavoz adjunto en el Parlamento vasco, Gorka Maneiro, ha calificado de "error incomprensible" que el PP haya "dejado de exigir" a EH Bildu que condene a ETA. Por eso, se ha preguntado hoy por el por qué y para qué de ese cambio y sobre qué pretende "conseguir el PP vasco soslayando la condena a la violencia terrorista por parte de los que fueron durante décadas sus cómplices".