Público
Público

Bárcenas tuvo sociedades con Sepúlveda y Correa mientras llevaba la contabilidad del PP

Con el exmarido de Ana Mato participó en dos empresas, una de las cuales pudo ser sólo una tapadera para evadir capitales, según la Policía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Luis Bárcenas mantuvo, mientras se ocupaba de las finanzas del PP, relaciones societarias con Jesús Sepúlveda,  exalcalde de Pozuelo y exmarido de la ministra Ana Mato, y con Francisco Correa, presunto cabecilla de la trama Gürtel, sospechosa de haberse embolsado más de 100 millones de euros en comisiones por adjudicación de obras y organización de actos del Partido Popular.

Esta vinculación se recoge en el informe de 213 folios entregado esta semana por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF) al juez instructor del 'caso Gürtel', Pablo Ruz, donde explora el origen de los fondos de la cuenta suiza donde Bárcenas llegó a reunir 22 millones de euros.

Los investigadores detallan que Bárcenas fue accionista con Sepúlveda y el exdiputado del PP Jesús Merino --en este caso a través de una empresa administrada por su mujer--, de la sociedad Astrolago Inversiones S.L., que de acuerdo a pesquisas anteriores de la propia UDEF no tenía actividad conocida y pudo ser usada por sus responsables como pantalla para la evasión de dinero a paraísos fiscales.

La empresa estuvo activa desde el 14 de junio de 2006 hasta 2009, y fue dirigida por la mujer de Merino, Ana Isabel Gutiérrez Benito, a través de la empresa Algaba Consultores. Cada uno de ellos tenía 3.000 euros en acciones.

Bárcenas era también accionista de Netcheck S.A., creada en 2001 y dedicada a la consultoría. De la misma era también accionista Sepúlveda, en los años en que ya recibía regalos de la trama Gürtel. El extesorero compró 3.000 acciones en 2001, y otras 3.000 precisamente al exalcalde Pozuelo al año siguiente. Las 6.000 las vendió en 2004 por 24.000 euros, pero el 11 de enero de 2012 volvió a comprar 3.000 acciones, esta vez por 40.000 euros.

Asimismo, en el mismo análisis de las relaciones societarias de Bárcenas, el informe de la UDEF destaca las relaciones del extesorero mediante la empresa Langa Duero Enercorr XXI con Francisco Correa, relacionado con la misma por la sociedad de la trama Gürtel, Spinaker 2000 S.L., que estaba dentro de su accionariado.

La UDEF constata: 'Francisco Correa, en unión de Luis Bárcenas y otras personas, desarrollaron a partir de 2000 un conjunto de actuaciones interviniendo en las campañas electorales municipales, autonómicas, generales y al Parlamento Europeo del año 2003 y 2004 del Partido Popular, así como en el favorecimiento de los intereses del grupo empresarial Ros Roca (empresa de recogida de residudos) tanto en España como en el exterior'.

Para ello se usó la estructura societaria de Spinaker 2000, gestionada por Luis de Miguel Pérez, y se creó otra, en un esquema 'que sirvió para la reversión de las comisiones cobradas enmascaradas en el reparto de beneficios de las sociedades a sus accionistas'.

La Policía detalla que los objetivos del citado grupo de intereses se marcaron en un documento denominado Junta General de Spinaker, que definía el porcentaje de participación en la sociedad de Langa de Duero , que alcanza el 10% del capital.

Pablo Crespo --exsecretario de Organización del PP gallego imputado en el caso-- asumió el contacto directo con los responsables del grupo Ros Roca, con quienes definían las estrategias para la adjudicación de concursos y ayudas públicas, según el relato de la UDEF.

En el caso concreto de Luis Bárcenas (por aquel entonces, número dos del tesorero del PP, Alvaro Lapuerta), Crespo le encomendó gestiones ante el consejero de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y el director de la Agencia de Desarrollo Económico.