Público
Público

Una carta de Bárcenas a un banco permitiría cotejar su letra con las cuentas B del PP

El extesorero envió en 2009 un mensaje manuscrito a su ejecutiva en el Dresdner Bank. La Policía está teniendo dificultades para estudiar la caligrafía auténtica del extesorero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La última remesa de documentación remitida por Suiza a la Audiencia Nacional incluye una breve nota a su banco suizo que tiene el valor añadido de haber sido manuscrita por Luis Bárcenas, que desde que se publicaron por 'El País' los informes de una supuesta contabilidad 'b' del Partido Popular, atribuidos a él, es remiso a mostrar con claridad su letra.

El documento está fechado el 21 de septiembre de 2009, una vez que Bárcenas, tras conocer que estaba siendo investigado por el 'caso Gürtel', había comenzado la operación de vaciado de sus cuentas suizas a través de una sociedad uruguaya llamada Tesedul y con el apoyo de su testaferro Iván Yáñez.

En la nota, escrita en castellano y que remite a la ejecutiva del Dresdner Bank que llevaba sus cuentas, Agathe Stimole, señala escuetamente: 'Por la presente te instruyo para que suspendas los poderes de Patricio Bel, actual presidente y apoderado de Tesedul, S.A. (próximamente recibirás la certificación de dicho cese). Las únicas personas que podremos dar instrucciones con respecto a dicha cuenta seremos Iván Yáñez y yo mismo. Un abrazo'. Bárcenas, que encabezaba la carta con un 'Querida Agata', rubrica la nota con su firma.

El sentido de la comunicación era informar al banco de que Edgardo Patricio Bel dejaba de tener poderes sobre la cuenta. De hecho, de acuerdo a la misma documentación enviada por Suiza, Bárcenas compró a Bel el 100% de las acciones de Tesedul por 10.000 dólares en julio de 2009.

Patricio Bel, de nacionalidad argentina, fue presidente de Tesedul y estaba además ligado a otro extesorero del PP, Angel Sanchís Perales, imputado la semana pasada en la causa por el juez Ruz. En concreto, el argentino era ejecutivo de la empresa La Moraleja, ubicada en Salta (Argentina), donde Sanchis tiene fincas de cultivo de limones, y que actualmente es propiedad de su hijo, Angel Sanchis Herrero.

Este último, a su vez, ha sido recientemente citado también en la causa, al figurar su nombre relacionado con una de las cuentas de Estados Unidos donde fue a parar el dinero suizo de Bárcenas.

Respecto a la muestra de letra de Bárcenas que supone la carta, los investigadores policiales están detrás de originales donde se pueda ver la caligrafía del extesorero y cotejar con la del autor de los denominados 'papeles de Bárcenas' publicados en la prensa. El pasado 6 de febrero, Bárcenas accedió a realizar una larga prueba caligráfica ante la Policía, rellenando seis folios de palabras y números dictados por los agentes.

Sin embargo, los especialistas grafólogos de la Policía no han podido hacer un examen en profundidad porque sospechan que Bárcenas forzó su letra para despistar a los agentes.

Por ello, el juez requirió al extesorero, en su comparecencia en la Audiencia del pasado 22 de marzo, someterse a una nueva prueba, a lo que Bárcenas se negó, recordando que ya había hecho un examen anterior hacía mes y medio. Además, el extesorero tampoco quiso declarar, ya que dijo que era la octava vez que era citado en esta causa.

La documentación enviada por Suiza también recoge otra carta, en ese caso mecanografiada, de Bárcenas a la misma ejecutiva del Dresdner Bank, Agathe Stimole, fechada el 17 de abril de 2010. En ella le informa que ha dejado esa semana su escaño de senador, y califica de 'injusticia' y 'persecución política' la investigación seguida contra él por el 'caso Gürtel'.

Bárcenas se anticipa a posibles comisiones rogatorias que puedan llegar al Dresdner Bank por parte de la justicia española, e informa a Stimole de quienes son sus abogados en Ginebra, para que le faciliten la información necesaria para ejercer su defensa.

El extesorero adelanta a Stimoli lo que iba a ser su línea de defensa ante las autoridades de aquel país si fuese necesario: que el origen de sus activos en Dresdner Bank era muy anterior al periodo (2002-2003) en el que se le estaban imputando cargos de no declaración de ingresos en España. En concreto, dice en el documento que tenía cuentas en el banco desde 1991.