Público
Público

Urdangarin quiso hacer negocios con México al cobijo de Zarzuela

Un nuevo documento aportado al juez por Diego Torres señala que el duque quería apoyarse en las buenas relaciones del presidente Felipe Calderón con  la Casa Real

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El abogado de Diego Torres, exsocio de Iñaki Urdangarin, ha remitido un nuevo escrito al juez del caso Nóos en el que documenta que el duque de Palma recurrió a las 'muy buenas relaciones' de la Casa Real con el presidente de México, Felipe Calderón, para intentar cerrar negocios en dicho país en el año 2008, despúés de dejar formalmente el Instituto Nóos.

En esta ocasión, el letrado Manuel González Peeters  no se apoya en su colección aparentemente interminable de correos electrónicos sino en un documento titulado 'Oportunidades de negocio en México', que Urdangarin habría enviado al responsable de Aguas de Valencia, Eugenio Calabuig.

En dicho documento, subtitulado 'Informe de resultados de las primeras gestiones realizadas por don Iñaki Urdangarin', que el abogado de Torres le ha entregado al juez, el duque de Palma expone que la puerta de entrada para hacer negocios en ese país es el presidente Calderón, 'con quien la Casa Real tiene muy buenas relaciones desde su visita a España el año pasado'. En el informe señala como negocios de interés los proyectos de agua pública, desarrollos turísticos y energía eólica.

El abogado de Torres adjunta también una información con una fotografía extraída de la página web de la Casa Real, sobre la celebración de un almuerzo ofrecido por los Reyes al presidente Calderón y su esposa el 11 de junio de 2008, al que asistieron también los duques de Palma. El defensor de Torres concluye en su escrito 'seguro que es una coincidencia, ¿o no?'.

En esta causa en la que se investiga el presunto desvío de fondos público al Instituto Nóos, se indaga también acerca de varias operaciones mercantiles con el representante de inversiones financieras de Aguas de Valencia, Eugenio Calabuig, en países de Europa del Este, Jordania y países árabes.

Torres remite al juez un escrito de la asistente personal de Urdangarin, Julita Cuquerella, que le manda a Calabuig un contrato con una de las sociedades investigadas en esta trama, Alternative General Services, para que lo firme y le mande una copia a Iñaki, así como un número de cuenta en Suiza, sobre el que dice: 'Que tú ya sabes para qué es'.

Por otro lado, en su escrito al juez, el abogado de Torres acusa a la defensa de la infanta Cristina de mentir cuando afirma en su escrito de adhesión al recurso del fiscal contra su imputación, que la esposa deUrdangarin dimitió como vocal del Instituto Nóos el 20 de marzo de 2006.

Se pregunta el defensor de Torres qué hacía entonces en un acto organizado por la entidad para Telefónica en enero de 2007, la presentación del proyecto 'Un mundo mejor para Joana', sobre el que Torres informó al juez recientemente.

Cuestiona además que si dimitió 'no se acaba de entender el porqué, si tan inmaculado y anodino era su quehacer, pues resultaba consiguientemente innecesaria dicha dimisión'.

Asegura el abogado de Torres que 'ni por asomo se pretende la imputación de la esposa de Iñaki Urdangarin, ni de nadie' en esta causa, ya que considera que en el Instituto Nóos no se ha cometido nada irregular.

El abogado de Torres critica que la defensa de la infanta Cristina pida que se opere con cautela hacia ella 'por ser quien es'. Considera que 'no es de recibo' ya que la única persona a quien 'cabe reputar de primus inter pares' según el ordenamiento jurídico español, 'no es la esposa de Iñaki Urdangarin, sino su padre'