Publicado: 16.04.2015 08:42 |Actualizado: 23.04.2015 12:10

“Villarejo os ha vendido a todos: a Cospedal, a la vicepresidenta, a Moragas”

Javier de la Rosa asegura al pequeño Nicolás que el comisario Villarejo le pagó 250.000 euros, pero le dejó a deber otro pago del mismo importe por su declaración sobre los Pujol.

Publicidad
Media: 4.07
Votos: 15
Comentarios:
Javier de la Rosa, en una imagen de archivo.

Javier de la Rosa, en una imagen de archivo.

Cree que habla con un agente del CNI enviado por Soraya Saénz de Santamaria, vicepresidenta del Gobierno. Hace dos años, dos comisarios de Policía, José Manuel Villarejo y el ex jefe de la UDEF José Luis Oliveras, habían ido a ver a Javier de la Rosa para que contara lo que sabía sobre los Pujol. El primero le había dicho que se llamaba Manuel Villar y que era un abogado de Madrid enviado por el CNI.
El tal Villar, ahora identificado como el comisario Villarejo, le debe de decir que si necesita algo, porque Javier de la Rosa explica: “Había un problema de unas casas de mi mujer, que las pusimos a nombre de otras personas y no nos las quiere devolver a no ser que les demos unos millones. Y esta gente dijo de arreglarlo y no lo arreglaron, montaron un pitote… Pero bueno, los otros 250, nunca más supe de ellos. Los he reclamado durante un año y ocho meses pero porque los necesito para mí, para pagar mis médicos, que tengo un cáncer de páncreas, para pagar mis cosas. Mi familia no puede pagar, no tiene dinero y nos hemos quedado con lo puesto”.

De la Rosa se aviene a trasladarse a Madrid y cuenta ante la UDEF —acompañado del abogado y socio de Villarejo, Rafael Redondo— lo que sabe de sus años de gloria con los Pujol, pero deja claro que si la declaración se hace pública, no se ratificará en la Audiencia Nacional. Alguien rompe el trato y la declaración es portada, al igual que un supuesto informe de la UDEF de autor desconocido en un primer momento. “Hasta la semana pasada, yo he estado a través del abogado este, Rafael Rodríguez Redondo, pidiendo por favor y el otro le decía: Sí, sí, estoy hablando con los del CNI, estoy hablando con Moncloa, no sé qué, todo el día… Y luego lo que me ha hecho gracia es que ha salido un informe que dice Inteligencia de la Policía sacándolo a la prensa y en El Mundo el otro día, que es todo lo que le conté yo de cuestiones privadas y personales, a este señor. Luego lo han puesto como de ellos, me parece muy bien”.



El financiero está enfadado. Ya sabe que el abogado Manuel Villar es el comisario José Manuel Villarejo y que no va a poder sacarle otros 250.000 euros. Así que espera a que el espía Nicolás envíe el mensaje. “Villarejo mejor que no habléis porque es un tipo peligroso y con Oliveras —advierte—, y además os ha vendido a todos: a Cospedal, a la vicepresidenta, a Moragas… a todos. Y sus reuniones me las ha contado a mí con todo detalle. En el momento que me entregó esto. Digamos que llevaba unos papeles que le había dado la Policía de Barcelona”.

Pero según su versión, no es el único traicionado. “En la Policía de Barcelona —prosigue— también hubo uno que traicionó a Villarejo y fue a contárselo a Felip Puig, que estaban haciendo este informe. Estoy hablando del informe de la UDEF. Entonces cambiaron al hombre ese, pero el otro colaboró con una agencia de detectives que yo conozco por casualidad, ya te explicaré de qué, que se llama Método 3”.

La Camarga

Javier de la Rosa comienza a dar explicaciones detalladas sobre los fundadores de una de las agencias de detectives más activas de España hasta que la Policía la desmontó. La madre de Francisco Marco, su director, “fue la creadora de Método 3, una señora muy lista argentina, que es novia y vive en Madrid con el hermano de Pérez Rubalcaba (Alejandro)… Por eso tenía tan buenas conexiones con el CNI, con aparatos, con cosas. Y por eso tenía relación con Zaragoza [José Zaragoza, ex secretario de Organización del PSC], que es el novio de Alicia Sánchez Camacho en aquel momento y el que le consigue a la Alicia Sánchez Camacho grabar la conversación de la Camarga”.

Según la grabación que recoge una comida entre la ex de Jordi Pujol Ferrusola, Victoria Álvarez, y la dirigente del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, los populares conocerían las idas y venidas a paraísos fiscales de la familia del ex president de la Generalitat desde 2010; pero no las denunciaron.

De la Rosa asegura que tras el libro El Método, publicado por Francisco Marco después de que su agencia fuera desmantelada, “lo primero que hacen los Pujol es comprarle todo lo sensible por 600.000 euros". "Y tienen todo ellos, con eso están chantajeando. Tú sabes que en esa conversación se habló de las locuras de Jorge Fernández, que si follaba o no follaba… La tengo toda. Me la dio él, Francisco Marco”.

La conversación del restaurante La Camarga desata lo que el financiero denomina “lío” y que acaba “yendo Villarejo a por Método 3 y Método 3 a por Villarejo. Y sacan el libro ese y estropean toda la operación. No. La operación no la estropean. Estuvo bien en el sentido que sólo sacaron 50 diputados Convergència en lugar de los 60 o 70 que tenían. Si no, la independencia se hubiera planteado de otra manera. Yo tengo que reconocer que fue eficaz, pero fue eficaz porque yo salí a dar la cara con la denuncia de Pujol y Pujol no me pudo decir que no”.

Dinero y deber

De la Rosa está obsesionado con recibir algún pago, aunque no condiciona su información a una gratificación. “Yo del dinero de los Pujol no espero nada que me deis, si lo conseguís tenéis que escribirlo públicamente, que lo han devuelto. Yo con que esta semana me adelantéis esto, pero en efectivo… Si no me lo dais también os voy a ayudar”.

Reitera tajante: “Esa es mi necesidad porque me lo prometieron. Estos señores que te enseñaré, hasta las tarjetas son falsas, los que vinieron a hacer aquel informe. Y yo entiendo muy bien que el CNI no se quiso mojar las manos, le encargó esto y vinieron aquí unos bestias e hicieron esto. Pero que me hagan a mí la putada, no”. Nicolás intenta calmarlo: “Sí, sí, yo lo voy a decir”. El financiero insiste: “Ahora, ¿que había una deuda anterior? Sí. ¿Que no se ha cumplido? También. De todas formas, yo te lo voy a explicar y lo voy a dejar en tus manos. Si me queréis pagar vosotros los otros 250 bien, si no me los queréis pagar, me da igual”.

De la Rosa duda del trabajo que hicieron Villarejo y Oliveras. “Creo que hay mejores maneras de conseguir este tema de Jordi Pujol hijo. Que ya empezó en el año 2000, que su padre era presidente y ya empezó a repartir las licencias de las ITV. Eso son millones y millones a través de una sociedad holandesa, una serie de cosas que si ayer los hubiera tenido Ruz o los hubiera tenido la UDEF… Se lo hice publicar al único que me queda aquí, que es Julio Ariza, pero Ariza tiene muy poca…”. Nicolás acaba la frase: Repercusión”.

Informe de la UDEF

Para el financiero, con la información suministrada a la policía, el trabajo de De la Rosa y Oliveras dejó que desear y no cree que sea casualidad. “Lo que pasa es que la UDEF, que por eso creo que hay un pacto de Estado, ha ido a unos niveles muy bajos. No ha ido a preguntar a las personas indicadas”, afirma.

Por ejemplo, “Gustavo Buesa es esencial. Hay que interrogarlo bien, no como ha hecho la UDEF, porque Buesa solamente diciendo la operación de Tarragona, que le había dado una factura porque le habían encontrado de 200.000 euros. Todas las plantas de tratamiento de residuos de basura de pueblos de Catalunya, 21, están controladas por este señor, Gustavo Buesa, y de todas ha cobrado comisión el señor Jordi Pujol Ferrusola por obtenerlas”.

Y justifica por qué ve pobre el trabajo realizado por los policías: “Porque la UDEF ha cogido solamente las facturas que han encontrado y han ido a buscar a los señores. Si hubieran ido antes y se hubieran movilizado con rapidez, ellos han sacado y es un escándalo; en la escaleras de donde estaban las oficinas han sacado montones, cientos de papeles y de información que tenían ahí de otros años anteriores. Por lo tanto, esto de la destrucción de pruebas es mentira, las han retirado ya”.


Rectificación

José Luis Olivera Serrano ha enviado la siguiente "rectificación" a Público:

1. No es cierto que me haya reunido nunca con el Sr. Javier de la Rosa, al que no conozco personalmente y a quien ni tan siquiera he visto en persona.
2. Por la misma razón es del todo incierto que me haya reunido con él y con el Sr. Villarejo "para que contara todo lo que sabía sobre los Pujol".
3. No he tenido intervención alguna junto al Sr. Villarejo en orden a cualquier investigación sobre la familia Pujol y tampoco he dado colaboración alguna en esa supuesta investigación.
4. No he tenido intervención alguna en la investigación que haya podido hacerse en la persona de Jordi Pujol hijo, por lo que rechazo de plano cualquier afirmación en tal sentido, como la de "trabajo de De La Rosa y Oliveras", trabajo del que desconozco su existencia y en el que, de existir, nunca he participado.