Publicado: 01.07.2015 19:03 |Actualizado: 01.07.2015 19:12

Ya hay fecha para el juicio por el asesinato de la niña Asunta Basterra

Comenzará el 29 de septiembre, después de que fuera aplazado porque nadie quería formar parte del jurado de este crimen del que están acusados sus padres.

Publicidad
Media: 4
Votos: 2
Comentarios:

MADRID.- El juicio por el asesinato de la niña Asunta Basterra comenzará el próximo 29 de septiembre, después de que fuera aplazado ya que no se pudo formar el jurado ante las excusas que presentaron los ciudadanos elegidos por sorteo. El tribunal popular deberá resolver si los padres drogaron durante meses a la niña de 12 años y, luego, la asesinaron.

El juicio por la muerte de la niña iba a comenzar el 23 de junio, pero nadie quería ser jurado por el asesinato de la Asunta Basterra: de los 36 ciudadanos que salieron por sorteo, sólo 15 accedieron a formar parte del jurado. El resto presentó excusas. 

Tras un nuevo sorteo, el jurado ya ha quedado preseleccionado. El próximo 29 de septiembre de 2015 se constituirá el tribunal popular por el asesinato de la niña Asunta Basterra. Los días 30 de septiembre y 1 y 2 de octubre se dedicarán a las alegaciones previas, proposición de pruebas e interrogatorio de los acusados.

En el juicio comparecerán 84 testigos. La prueba testifical comenzará a practicarse a partir del 5 de octubre en la Audiencia de A Coruña. Los testigos menores de edad declararán por videoconferencia, al igual que los que residan fuera de Galicia.

El tribunal del jurado también oirá los testimonios y las pruebas que presenten unos 60 peritos. El inicio de las declaraciones periciales comenzará el día 14 de octubre. La última citación está prevista para el 21 de octubre.

LOS PADRES ADOPTIVOS DE ASUNTA AFRONTAN CONDENAS DE HASTA 20 AÑOS

La siguiente fase será la exposición de las pruebas documentales y las formulación de conclusiones de acusaciones y defensas.

Los padres adoptivos de la niña Asunta, Rosario Porto y Alfonso Basterra, se exponen a condenas de entre 18 y 20 años de cárcel cada uno. El juez instructor concluyó que los padres adoptivos drogaron a la niña con ansiolíticos y que fue la madre la que la asesinó asfixiándola, cuando contaba con 12 años de edad.