Publicado: 20.08.2016 13:35 |Actualizado: 20.08.2016 13:35

Unos 40 inmigrantes de origen subsahariano entran en Melilla

La Guardia Civil y las fuerzas marroquíes consiguen contener a 110 sin papeles en el intento de entrada masiva.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Algunos de los aproximadamente cuarenta inmigrantes subsaharianos que han conseguido entrar en Melilla después de que un grupo de 150 asaltara sobre la 6:45 horas la valla fronteriza. EFE/F.G. Guerrero

Algunos de los aproximadamente cuarenta inmigrantes subsaharianos que han conseguido entrar en Melilla después de que un grupo de 150 asaltara sobre la 6:45 horas la valla fronteriza. EFE/F.G. Guerrero

MELILLA.- Unos 40 inmigrantes de origen subsahariano han conseguido entrar desde Marruecos a Melilla a primera hora de la mañana de este sábado al producirse una avalancha de 150 'sin papeles' que intentaban saltar la valla en la zona sur de la playa de la ciudad española.

De los que intentaron saltar el cercado, la Guardia Civil junto con fuerzas marroquíes logró contener a unos 110 hombres, pero aún así han conseguido entrar en Melilla unos 40, según ha informado un portavoz de la Delegación del Gobierno.



La misma fuente ha detallado que el intento de salto por parte de los indocumentados se ha producido cerca de las siete de la mañana y que "no hay constancia de heridos ni entre los inmigrantes ni entre los miembros de la guardia civil".

Tras lograr pasar la frontera, los subsaharianos, al grito de "bosa", "bosa", se han dirigido hasta el CETI de Melilla y hacia la Jefatura Superior de Policía para ser acogidos por las autoridades españolas mientras se resuelven los expedientes que se les abrirán por entrada irregular en territorio nacional.

La mayoría de estos expedientes
no concluirán con la expulsión de los inmigrantes al no ser aceptados por los países de los que dicen ser originarios y por tanto podrán quedarse en España en situación irregular.

El pasado 26 de junio otros 30 inmigrantes lograron saltar la valla que separa Marruecos de la ciudad autónoma de Melilla en uno de los pocos intentos que han tenido éxito en lo que va de año en medio de mayores medidas de seguridad y patrullas.