Público
Público

Absuelven a los tres jóvenes acusados de disturbios en la protesta del 'pensionazo'

La Fiscalía solicitaba penas entre uno y cuatro años de prisión a estos tres jóvenes acusados de participar en los disturbios tras la protesta del 27 de enero de 2011. La Justicia considera que no ha quedado acreditado que sean los autores de los hechos que se les imputan

Publicidad
Media: 5
Votos: 5
Comentarios:

Imagen de los disturbios posteriores a la manifestación contra el 'pensionazo' del 27 de enero de 2011.- FOTOGRACCIÓN

La Justicia ha absuelto a los tres jóvenes acusados de protagonizar disturbios en el centro de Madrid tras una protesta el 27 de enero de 2011 contra el 'pensionazo' del Ejecutivo socialista. La Fiscalía solicitaba penas de entre uno y casi cuatro años de prisión para los acusados presuntos delitos de desórdenes públicos, lesiones y un delito de atentado contra la autoridad. 

El juzgado de lo penal nº6 de Madrid ha sentenciado que "no ha quedado acreditado que los acusados Sergio M.A., Luis Francisco D.V. y Ricardo R.C., estuvieran entre el referido grupo de personas ni que Sergio arrojara una botella de cristal al agente, no quedando acreditado, igualmente, que el acusado Ricardo insultara a los agentes con expresiones tales como 'perros, hijos de puta, os vamos a matar'".

La sentencia, no obstante, sí acredita contradicciones serias e inconsistencias en el relato de los policías. Así, el texto denuncia, por ejemplo, que la detención de uno de los acusados no se produce tal y como señala el policía y, por otro lado, también denuncia que un agente haya cambiado su versión de los hechos en varias ocasiones. 

Los jóvenes han emitido un comunicado en el que agradecen el apoyo recibido por parte de la sociedad y denuncian que en el juicio ha quedado demostrada "las incoherencias de las acusaciones de la policía".

"Siempre hemos entendido este juicio como otro intento más de criminalizar y amedrentar a los movimientos sociales, pero, de nuevo, hemos encontrado que el apoyo mutuo y el calor de lo colectivo precisamente son la mayor fortaleza que tenemos como comunidad". "Manifestarse no es un delito, sino un derecho que necesitamos ejercer, y el juzgado, en esta ocasión, nos ha dado la razón", concluye el comunicado.