Publicado: 28.01.2016 13:20 |Actualizado: 28.01.2016 13:20

Arabia Saudí, tercer principal comprador de armas españolas con el 10% de las exportaciones totales

El Centre d'Estudis per la Pau denuncia que la empresa española Navantia, de titularidad pública, se dispone ahora a firmar un contrato para la venta de cinco fragatas al régimen saudí, con el alto riesgo de que ese país las utilice en el bloqueo naval al que es sometido Yemen desde marzo de 2015.

Publicidad
Media: 1.25
Votos: 4
Comentarios:
Una fragata modelo F-105 construida por Navantia. EFE

Una fragata modelo F-105 construida por Navantia. EFE

MADRID.- Arabia Saudí es ya el tercer principal comprador de armamento español, con la adquisición del 10% del total de las exportaciones de armas de España. Las cifras muestran que el régimen saudí ha comprado armas españolas por valor de 744 millones de euros entre 2010 y 2014.

El Estado español se sitúa como uno de los principales suministradores de armamento al régimen saudí, responsable de violar los derechos humanos, a través de empresas como Navantia que además es de titularidad pública.

Durante el 2015 el volumen de venta de armas producidas por empresas españolas al régimen saudí se ha disparado, con 447,6 millones de euros durante el primer semestre del año, una cifra que supone un 26% de todo el material de defensa exportado por el Estado español en ese periodo.



Navantia se dispone ahora a firmar un contrato para la venta de cinco fragatas del tipo Avante 2200 para la armada saudí. Un material que, según varias ONG (Centre d'Estudis per la Pau, Amnistía Internacional, FundiPau, Greenpeace y Oxfam), supone un riesgo alto de ser utilizado en el bloqueo naval al que es sometido Yemen por parte de Arabia Saudí desde marzo de 2015, un conflicto que ha dejado ya 5.979 víctimas mortales, más de 28.000 personas heridas y dos millones y medio de desplazados internos, según la ONU.

Infografía con las ventas controvertidas de armas españolas en 2014. / Centre d'Estudis per la Pau.

Infografía con las ventas controvertidas de armas españolas en 2014. / Centre d'Estudis per la Pau.

Según aseguran estas organizaciones, la venta de estas fragatas supondría una "clara violación del derecho internacional", así como del Tratado sobre el Comercio de Armas, los Principios Reguladores de las Transferencias de Armas Convencionales adoptados por la OSCE y las normas sobre el control de exportaciones de material militar de la Posición Común de la UE.