Publicado: 31.12.2014 16:35 |Actualizado: 01.01.2015 09:44

Botella comienza el año ordenando cinco desahucios

La Empresa Municipal de Vivienda y Suelo demanda por impago a cinco familias, todas ellas con graves problemas económicos. El primer desahucio se ejecutará el 12 de enero

Publicidad
Media: 3.45
Votos: 20
Comentarios:
Protesta en Madrid de la PAH para pedir el fin de los desahucios.- EFE

Protesta en Madrid de la PAH para pedir el fin de los desahucios.- EFE

MADRID.- El Ayuntamiento de Madrid comenzará 2015 tal y como terminó 2014: desahuciando a familias con escasos recursos económicos de viviendas públicas. El consistorio gobernado por Ana Botella ha demandado a cinco familias con "graves problemas económicos" para que la Justicia ordene su desahucio. En dos casos ya lo ha conseguido. Un matrimonio, sus cinco hijos y dos nietos serán desahuciados el 12 de enero y una anciana de más de 80 años sufrirá la misma suerte el 24 de febrero. Las otras tres familias están pendientes de juicio.

"La alcaldesa dijo que el impago no iba a volver a ser causa de desahucio de las viviendas públicas, pero es mentira. Las cinco demandas que han presentado alegan el impago como motivo por el que se solicita el lanzamiento", explica a Público Mayte Pocero, miembro del grupo de vivienda de la Asociación de Vecinos San Fermín, el humilde barrio donde residen las cinco familias afectadas.



La primera familia desahuciada en este 2014 por el Ayuntamiento de Madrid será la de Alfonso y Dolores. El matrimonio, de 56 años de edad, vive en una casa del Ayuntamiento desde que fueron realojados de la furgoneta donde vivían anteriormente junto a sus cinco hijos. Ahora, además, tienen dos nietos. La familia tiene que pagar mensualmente 339 euros de alquiler de vivienda y otros 64 euros de garaje. Hace mucho tiempo que la familia dejó de poder pagar.

"La alcaldesa dijo que el impago no iba a volver a ser causa de desahucio de las viviendas públicas, pero es mentira"

Por ese motivo la familia había solicitado reiteradamente una reunión con la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo para renegociar las condiciones del contrato o que les enviaran a una casa con un alquiler más bajo. Sin embargo, no tuvo éxito. La única reunión que el Ayuntamiento ha mantenido con la familia fue tras la demanda de impago y sirvió para que los responsables de la EMVS alegaran que pedían su desahucio por "temas de convivencia" ya que había "denuncias de vecinos".

"Cuando escuchamos que el Ayuntamiento decía que pedía el desahucio por problemas de convivencia pedimos a los vecinos que firmaran un documento, si querían, señalando que la familia estaba perfectamente integrada. Conseguimos 300 firmas en apenas unas horas", explica Pocero, que asegura que el Ayuntamiento no presentó ninguna prueba documental de las supuestas quejas vecinales. "Es una excusa más para desahuciar", asegura.

La demanda de la EMVS llegó a la Justicia que ordenó el desahucio de la familia y el pago de los 15.558 euros que adeudan. El lanzamiento se hará efectivo el 12 de enero. "¿Y ahora qué? ¿Dónde irá esta familia?", se pregunta Mayte Pocero.

Cinco mil euros de deuda

En el mismo barrio de Alfonso y Dolores vive Purificación, una anciana que vivía con su nieto hasta hace apenas unos días cuando también llegó a casa la hija de Purificación recién salida de la cárcel. Serán desahuciados el 24 de febrero. La demanda presentada por el Ayuntamiento también alega el "impago" como motivo de la petición de desahucio. El mismo motivo que recoge la sentencia judicial.

Concretamente, Purificación tenía que pagar 139 euros al mes. Ha sido imposible. La Justicia ha ordenado el desahucio y obliga a pagar a la anciana los 5.057 euros que adeuda a la Empresa Municipal de la Vivienda.

"La EMVS volvió a alegar problemas de convivencia en la reunión que mantuvo con nosotros aunque tampoco ha presentado ninguna prueba documental y en la demanda sólo aparece el impago. Creemos que los problemas vecinales es una nueva excusa para lavar su imagen", denuncia la activista del grupo de vivienda de la Asociación de Vecinos San Fermín.

Tres juicios pendientes

La EMVS, empresa pública dependiente del Ayuntamiento de Madrid, también ha denunciado por impago a otras tres familias del mismo barrio, San Fermín, que están esperando fecha para la celebración del juicio. Así, el vecino Hammadi, a quien no le han renovado el contrato de 10 años que mantenía con la EMVS será desahuciado en próximas fechas. También Fátima y sus cuatro hijos. Todos ellos por impago. Para ellos el 2015 arrancará sin un hogar.