Publicado: 05.01.2016 17:23 |Actualizado: 05.01.2016 22:19

Hallado el cadáver de un niño que llevaba una semana muerto en un piso de Girona

Los mossos fueron alertados por la propietaria del inmueble, que fue a cobrar el alquiler y escuchó cómo se peleaban en el interior los padres del menor, de unos siete años

Publicidad
Media: 2
Votos: 8
Comentarios:
Agentes de la Policía en el piso donde el cadáver de un niño ha sido hallado por los Mossos d'Esquadra en un domicilio de Girona donde al parecer llevaba varios días muerto.EFE/David Borrat

Un policía analiza el piso de Girona donde fue hallado el cadáver de un niño. / DAVID BORRAT (EFE)

GIRONA.- Los Mossos d'Esquadra han encontrado el cadáver de un niño de unos siete años en un domicilio de Girona donde, al parecer, llevaba varios días muerto. Según han informado fuentes de la policía autonómica, habrá que esperar el resultado de la autopsia para poder determinar las causas de la muerte del menor, mientras los Mossos tomarán declaración a los padres.

Los hechos han ocurrido alrededor de las doce de esta mañana cuando, según fuentes cercanas al caso, la propietaria de un inmueble ubicado en la calle Joan Roca i Pinet, en el barrio del ensanche de Girona, ha acudido al domicilio para intentar cobrar el alquiler que le adeudaban. La mujer ha oído gritos y ruidos extraños en el interior de la vivienda y ha alertado a los Mossos d'Esquadra, que al llegar han podido constatar que había una pelea dentro de la casa.

La policía ha entrado en la misma y en una habitación los agentes han encontrado el cadáver de un niño, que podría tener unos siete años y que, al parecer, llevaba más de una semana muerto, aunque estos datos deberán ser contrastados con el resultado de la autopsia. 

El cadáver del menor ha sido trasladado al instituto de medicina legal de Girona para su autopsia y los padres, una pareja de nacionalidad estadounidense que no opuso resistencia cuando fue detenida en el piso, han sido trasladados a la comisaría para prestar declaración.



Fuentes policiales han explicado que la familia, que estaba bastante alterada, presenta una buena situación económica, aunque el interior del piso se encontraba en mal estado. Según fuentes cercanas, la pareja tiene otros dos niños, aunque se desconoce si estaban en el interior del inmueble, y vive en Girona desde hace más de un año, pese a que no tienen mucha relación con sus vecinos.

La investigación se encuentra abierta y la autopsia del menor deberá esclarecer las causas de su muerte, aunque a priori el cuerpo no presenta signos de violencia.