Publicado: 29.12.2015 08:50 |Actualizado: 29.12.2015 08:50

Cantabria amanece "libre de incendios" tras seis días

Pese a que se han extinguido los últimos focos durante la noche, la comunidad autónoma continúa en alerta máxima.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Uno de los incendios forestales en los montes próximos a la localidad cántabra de Viernoles. / PEDRO PUENTE HOYOS (EFE)

Uno de los incendios forestales en los montes próximos a la localidad cántabra de Viernoles. / PEDRO PUENTE HOYOS (EFE)

MADRID.— Gracia en parte a que por fin hace frío en invierno y que, además, llueve, Cantabria ha amanecido este martes prácticamente "libre de incendios forestales" después de seis días en los que se han registrado en la región más de 200 fuegos, según ha informado el Gobierno de Cantabria en su página web.

Así pues, no queda este martes "ningún foco activo" en la Comunidad Autónoma "más allá a algún rescoldo, controlado y sin mayor importancia", en la zona de La Capía-Dobra, cerca del pueblo de Sopenilla.



La lluvia caída a última hora de la tarde de ayer dio un respiro en una jornada crítica por el número de focos activos, ha señalado el Ejecutivo regional, destacando también el "gran trabajo" de los cerca de 700 efectivos que se desplegaron en Cantabria para hacer frente al fuego entre la UME; el personal del Gobierno de Cantabria (cuadrillas, guardería de la Dirección General del Medio Natural y bomberos del 112); de la Guardia Civil y voluntarios.

Así pues, esta noche han quedado extinguidos los últimos focos que permanecían activos a última hora del lunes en Liendo, Guriezo, Rasines, Ramales de la Victoria, Socabarga y el valle del Besaya.

No obstante, Cantabria mantiene activado el nivel 2 del INFOCANT y continúa en "alerta máxima por incendios" a la espera de evolución de los acontecimientos y del tiempo, ya que la previsión sigue anunciando viento sur, aunque con menor intensidad que ayer, y calor.

Así pues, el Gobierno cántabro asegura que el despliegue de medios, especialmente del personal desplazado por la UME, se mantendrá mientras no se rebaje el nivel de alerta. Y si fuera necesario, siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan, hoy se podría incluso movilizar también medios aéreos para combatir el fuego.