Público
Público

Un colegio público de Zaragoza incluye la tauromaquia en Educación Física

El centro Camón Aznar organiza, con el aval del Gobierno de Aragón, prácticas taurinas con un carretón en las horas de Educación Física de tres cursos de Primaria y celebra con ese artefacto encierros alrededor del colegio y un concurso de recortadores en los recreos.

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 4

Los recreos del colegio Camón Aznar incluyen un concurso de recortadores con el carretón.

ZARAGOZA .- El colegio público zaragozano Camón Aznar da clases de tauromaquia a alumnos de primero, cuarto y quinto de Primaria en la asignatura de Educación Física y dentro de una unidad didáctica llamada “¡Que vienen las fiestas del Pilar!”.

La actividad, que el propio colegio publicita en un blog en el que glosa la “larga tradición” de “las actividades taurinas en nuestro colegio”, ha sido denunciada por el diputado autonómico de Podemos Carlos Gamarra, que considera que “una actividad de este tipo se escapa totalmente del currículum de Primaria”. Sin embargo, tiene el visto bueno de la Consejería de Educación, que la tolera siempre que se realice “desde la condena a cualquier tipo de maltato animal”.

Los responsables de Educación Física del colegio público Camón Aznar celebran en el blog el hecho de que “al poder contar con un carretón [cabeza de toro con ruedas, que se maneja como un carretillo] la motivación por la actividad se dispara”, lo que le ha llevado a ampliar “las prácticas físicas taurinas más allá del juego de pillar”. Así, estas han llegado a incluir un “torneo de recortadores en los recreos”, episodios de “roscadero”, en el que los niños interceptan las embestidas del carretón con un neumático, e incluso un encierro por un circuito cerrado alrededor del colegio que incluye cánticos sanfermineros.

“Actividades físicas, deportivas y artísticas propias de Aragón”

Para la Consejería de Educación, este tipo de actividades “se encuadra dentro del objetivo número 9 del área de Educación Física: conocer, practicar y valorar actividades físicas, deportivas y artísticas propias de Aragón”, según indica en una respuesta escrita al parlamentario, en la que mantiene que las prácticas taurinas en el centro “en todo momento excluyen cualquier tipo de actividad violenta o de maltrato animal”.

Según el Gobierno autonómico, consisten en “juegos que persiguen fomentar el espíritu crítico del alumnado” y que incluyen entre sus finalidades “desterrar toda clase de relación con el animal que conlleve violencia o maltrato”.

De hecho, la consejería deja en manos del colegio la continuidad de las actividades taurinas, ya que considera que con ellas “se cumple el currículo del área de Educación Física”, y le impone tres “restricciones”: que las apruebe el consejo escolar del centro, que “se trabajen de forma consensuada recogiendo decisiones de los profesores del área en su conjunto” y que se realicen “desde la condena a cualquier tipo de maltrato animal”.

“Se escapa totalmente del currículo de Primaria”

“No se puede hablar de condena y fomentar al mismo tiempo el maltrato a los animales”, señala Gamarra, maestro de Educación Física en excedencia, que insiste en que una actividad de ese tipo “se escapa totalmente del currículo de Primaria”, en el que “no hay ningún contenido relacionado con prácticas taurinas”. Tampoco lo hay, anota, en ninguna de las fases de formación del profesorado de esa especialidad.

El diputado de Podemos considera que “lo han metido con calzador”, ya que “eso no se puede considerar una actividad cultural”. “Se está fomentando el gusto por actividades taurinas” en unas prácticas en las que “utilizan herramientas propias de las escuelas de toreo”, como el carretón.

Varios niños de primero de Primarias se familiarizan con las prácticas taurinas

El colegio se muestra en su blog “consciente de la polémica” que generan las prácticas taurinas, aunque se inclina por “aprovechar la motivación hacia esa actividad para fomentar la práctica de la actividad física a pesar de la controversia moral de algunas prácticas”.

“Apostamos por las actividades que no consisten en matar al animal bajo el aplauso del público”, añaden los responsables de la asignatura, que aseguran que comentan con los niños “la polémica social acerca del maltrato animal”. “A pesar de la diversidad de opiniones, creemos que educativamente tienen un gran potencial tanto físico y motriz, como de reflexión y valores”, añaden.

"Por otro lado, fuentes del Gobierno de Aragón explicaron que el centro ha acabado por retirar la actividad taurina ante la polémica que levantaba. La decisión, comunicada formalmente al Departamento de Educación, fue tomada tras debatirla la comunidad educativa del colegio".