Público
Público

Día Internacional de la Mujer ¿Cuántas mujeres conoces que sirven de modelo para las nuevas generaciones?

Cuando se cumplen diez años de la entrada en vigor de la Ley de Igualdad en España, las mujeres siguen fuera de los libros de texto y de los grandes museos.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:

Niños y niñas en una escuela / PÚBLICO

¿Cuántas científicas podrías citar de memoria y sin recurrir a la Wikipedia? ¿Dos?, ¿Tres? Cuatro ya sería de notable. Una persona corriente tendría ciertos problemas de pasar más allá de Madame Curie. ¿Y filósofas, economistas o antropólogas? ¿Que aportaciones claves han hecho las mujeres al mundo de las ideas y los cambios sociales?

Todos pasamos por la escuela y muchos de nosotros por las universidades, pero a la hora de recordar los nombres de grandes mujeres que pasaron a la historia por su inteligencia, su destreza con el pincel o sus descubrimientos científicos tenemos serios problemas. ¿Por qué? Sencillamente porque no están presentes en los libros de texto, ni en los museos, ni el las colecciones de los grandes pensadores.

Lo que no se cuenta, no existe. Sólo un 7% de los seres humanos que aparecen citados en los manuales de educación secundaria en España son mujeres. Si buceamos en los libros de tecnología, la cifra se desploma a un 1%. En ciencias, el 95% de las referencias son de hombres. En literatura española del siglo XVIII sólo hubo una escritora y en el siglo XX no hemos tenido ni poetas ni dramaturgas, si nos atenemos al contenido de estos libros.

Estos datos forman parte del informe  Análisis de la ausencia de las mujeres en los manuales de la ESO: una genealogía de conocimiento ocultadaque la investigadora de la Universidad de Valencia Ana López-Navajas lleva años realizando y que pone en evidencia la exigua presencia de la mujer en los libros escolares y el hecho de que esta presencia se reduce conforme avanzamos en las distintas etapas educativas. El número es inferior en la universidad que en secundaria, y meramente residual cuando de lo que hablamos es de carreras técnicas. 

"Básicamente el mensaje más claro que se les está diciendo a nuestras jóvenes es que no sirven para nada y que las mujeres nunca han contribuido al desarrollo de la sociedad", afirma López-Navajas a Público.

"No puedes ser lo que no puedes ver"

"La exclusión de las contribuciones y el saber de la mitad de la población nos desprovee a todos –y no sólo a las mujeres– de nuestra propia historia". Pero para las niñas, las consecuencias son mucho más graves. "La falta de modelos que se les ofrece a las estudiantes tiene mucho que ver con esos patrones de desigualdad . La vulnerabilidad social en la que quedan fomenta las situaciones discriminatorias en un amplio abanico que abarca desde la violencia de género, que se favorece desde el sistema educativo desvalorizando a las mujeres, hasta el más sutil techo de cirstal", afirma López-Navajas en su tesis doctoral.

Las niñas pasan por toda su etapa educativa aprendiendo que solo hubo hombres notables a lo largo de la historia. Y, como afirma Marie Wilson, experta estadounidense en políticas de género en el corto Miss Representation, "no puedes ser lo que no puedes ver". Sin modelos valiosos a los que seguir, muchas las chicas pasan de querer ser presidente cuando tienen siete años a considerarse incapaces para serlo cuando llegan a la adolescencia.

La Ley de Igualdad cumple 10 años

La Ley de Igualdad, que entró en vigor en marzo de 2007, tenía como uno de sus objetivos prioritarios revertir los estereotipos y prevenir conductas discriminatorias. En su exposición de motivos la norma resalta que es necesaria una "acción normativa dirigida a combatir todas las manifestaciones aún subsistentes de discriminación, directa o indirecta, por razón de sexo y a promover la igualdad real entre mujeres y hombres, con remoción de los obstáculos y estereotipos sociales que impiden alcanzarla”.

Según esta ley, todas las administraciones públicas, ya sean nacionales, autonómicas o locales tiene que colaborar para alcanzar el principio de igualdad de trato y de oportunidades. Sin embargo, muchas activistas denuncian que la ley no se está cumpliendo y que el Ministerio de Educación no ejerce su deber de supervisar que no se discrimine a la mujer. Este periódico intentó hablar con algún representante de dicho ministerio sobre las acciones puestas en marcha desde la administración central para garantizar que se aplica la Ley de Igualdad en los currículos y que aumenta la visibilidad de las mujeres en los libros de texto.

Sin embargo, desde el Ministerio de Educación respondieron a Público con una escueta frase via email en la que afirman que: "este asunto es competencia de las Comunidades Autónomas y de las Editoriales, que son con las que tienen acuerdos las propias administraciones regionales". Es decir, que el ministro Íñigo Méndez de Vigo, que además de llevar las riendas de Educación ejerce como Portavoz del Gobierno, no tiene nada que aportar en esta materia.

Poster de Guerrilla Girls denunciando que las mujeres entran en los museos cuando están desnudas / Guerrilla Girl

Desnudas o guapas

Las mujeres no sólo están ausentes de los libros de texto. Mires donde mires, la presencia de la mujer sigue siendo residual cuando de lo que se trata es de buscar referentes, y los museos no son una excepción. La mayoría de las pinacotecas más relevantes del mundo también tienen una deuda con las mujeres artistas. La presencia de cuadros pintados por mujeres en muchas de ellas es, en muchas ocasiones, testimonial.

"Cuando empezamos nuestra investigación, allá por el 2009, El Museo del Prado no tenía ningún cuadro pintado por una mujer expuesto en su colección", afirma Marian López Cao, profesora e investigadora especializada en arte e impulsora del proyecto Museos en femenino. Hoy en día, el Museo del Prado tiene tres cuadros cuya firma es de una mujer, y los tres pertenecen a la misma artista: Sofonisba Anguissola.

En sus 200 años de historia, el Museo del Prado sólo realizó una exposición monográfica sobre la obra de una artista plástica el año pasado.  Se trata de "El arte de Clara Peters", y en su inauguración, Miguel Falomir, director adjunto de conservación e investigación del museo, dejó claro al presentarla que "si se hace la exposición de Clara Peeters es porque es una pintora interesante y una figura importante en la evolución de la pintura de naturalezas muertas en el mundo flamenco y holandés, no por el mero hecho de ser mujer. Si no satisfaciera unos mínimos requisitos de calidad, no la expondríamos. Le haríamos un flaquísimo favor".  En la actualidad, la exposición está recorriendo distintos museos del mundo.

Cuando desde Público preguntamos porqué en tantos años sólo hay tres cuadros de mujeres colgados en sus paredes, fuentes del Museo respondieron que la única pauta que sigue la pinacoteca para exhibir las obras es su calidad. 

Para López Cao, resulta incluso más clamorosa la situación del Museo Reina Sofía, al tratarse de un museo de arte contemporáneo. "Cuando realizamos la investigaión, sólo tenían entre un 10 y un 12% de sus obras producidas por mujeres y la inversión en la compra de obras de artistas femeninas ". En 2013, la plataforma Mujeres en las Artes Visuales (MAV) de la que era presidenta, presentó ante el Defensor del Pueblo español varias denuncias por incumplimiento de la Ley de Igualdad por la política de compra y exposición de las artistas femeninas. "En aquel entonces, el Museo nos contestó que el museo tenía una visión patriarcal porque la sociedad era patriarcal", afirma López Cao.

Sólo un 13% de las obras del Museo Reina Sofía están realizadas por mujeres

Fuentes del propio museo confirman que, de los más de 21.000 obras que posee, el 85% son de artistas hombres, el 13% son de artistas mujeres y el restante 3% son de grupos. Peiró, la Jefa de la Colección del Reina Sofía, afirmó a Público que su vocación es ir incrementando la colección de mujeres y que en los últimos años esta institución ha gastado el 50% de su presupuesto en cuadros de artistas femeninas, como acurrió en las dos últimas ediciones de ARCO. 

En Reino Unido, la Tate Galery anunció recientemente la apertura de un nuevo edificio que permitirá ampliar la presencia de artistas femeninas a un 36% del total de su colección. Según un estudio presentado en 2010 por UK Feminista, solo el 17% de los artistas exhibidos en este museo eran mujeres. Una investigación del activista Tim Symonds publicada en 2011 destacó que de las 2.300 obras expuestas en la National Gallery de Londres solo 11 eran de mujeres.

La ausencia de artistas femeninas en las principales pinacotecas del mundo es tan clamorosa que desde los años 80 existe el dicho de que "una mujer solo puede entrar en un museo si está desnuda".

La Ley de Igualdad aprobada hace una década pretendía que esto no fuese así. Ni en los museos, ni en los libros de texto con los que siguen formándose las futuras generaciones de nuestro país.