Público
Público

España expulsó a 9.410 inmigrantes en 257 vuelos de deportación

Las devoluciones se produjeron entre enero de 2010 y octubre de 2014, según el Gobierno, que no ha incluido los viajes a Ceuta y Melilla para expulsarlos por tierra al norte de África

Publicidad
Media: 4.60
Votos: 5

En 2014 fueron deportadas 1.167 personas en 38 vuelos. / DEFENSOR DEL PUEBLO

MADRID.- El Ministerio del Interior ejecutó la expulsión de un total de 9.410 inmigrantes en 257 vuelos internacionales de deportación fletados en solitario o en colaboración con la Agencia Europea para el Control de la Frontera Exterior (FRONTEX) entre enero de 2010 y octubre de 2014.

Así lo especifica una batería de datos facilitados por el Gobierno en una respuesta parlamentaria por escrito, en la que se detallan tanto el destino de los vuelos fletados en esos cuatro años y medio como el número de inmigrantes que se deportaba en cada uno de ellos.


Los datos más recientes corresponden a 2014, cuando la Comisaría de Extranjería y Fronteras fletó en solitario o participó con FRONTEX en un total de 38 vuelos internacionales exclusivos o comerciales para ejecutar la deportación de 1.167 personas. Los vuelos a Ceuta y Melilla para expulsar por tierra al norte de África no están incluidos en esta estadística.

En cuanto a los vuelos en solitario, Interior fletó un total de 13 con los que expulsó a 524 extranjeros, de los que cerca de la mitad, 266, fueron enviados a países africanos: 21 a Mali, uno a Marruecos, 149 a Nigeria y Mali (un vuelo puede abarcar más de un destino) y 122 a Senegal. Otras 15 personas fueron expulsadas en un vuelo a Georgia, 55 en dos vuelos a Bangladesh y 192, en dos vuelos con destino combinado Ecuador-Colombia. 

El Ministerio del Interior adjudicará los vuelos de deportación entre mayo de 2015 y 2016 por 11,9 millones

España estuvo involucrada en 24 vuelos de iniciativa o financiación europea en los que participó la Comisaría de Extranjería y Fronteras para expulsar a cerca de 700 inmigrantes entre enero y julio del año pasado. 

En concreto, organizó 16 vuelos de deportación para FRONTEX, cinco de ellos exclusivos y el resto utilizando rutas comerciales (vuelo charter), con los que se ejecutó la expulsión de 590 personas a destinos como Colombia o la República Dominicana (91 personas), Pakistán (10) o Albania (20). Asimismo, participó en ocho vuelos de FRONTEX organizados por otros países de la Unión Europea en los que embarcó a 48 personas rumbo a Albania (15), Nigeria (22) y Pakistán (16).

El año que hubo más expulsiones fue 2011

En cuanto a los años anteriores, la cifra más alta se produjo en 2011, cuando Interior fletó 28 vuelos y participó o promovió otros 42 en el marco de FRONTEX, con los que se expulsó a 2.539 personas a países como Nigeria (392 personas), Malí, Senegal y Camerún (más de 400 personas) o Ecuador y Colombia (212).

En 2010 fueron 22 vuelos internacionales promovidos por España y 34 en contexto europeo con los que se expulsó a 2.193 personas. En 2012 se fletaron 16 vuelos propios y 29 con Frontex para deportar a 1.770 migrantes y un año después, el total de vuelos propios se redujo a 15 y los europeos subieron a 33, con 1.741 personas deportadas.

Casi 800 personas recluidas en los CIE

La respuesta parlamentaria, dirigida a Izquierda Plural, expone que a finales de noviembre 775 personas se encontraban recluidas en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) de todo el país pendientes de ser deportados en uno de estos vuelos, que a mediados del año pasado seguían teniendo rumbo a países con emergencia por ébola declarada, porque las rutas comerciales no habían sido suspendidas.

No todas las personas que ingresan en los CIE acaban en uno de estos vuelos. Los datos de la Fiscalía General del Estado revelaron que en 2013 pasaron por estas instalaciones más de 9.000 personas y el 47,5% tuvieron que ser puestas en libertad, algo que ocurre cuando España no dispone de convenio para repatriar al país de origen, no consigue certificar cuál es ese país o la persona internada resulta ser susceptible de recibir protección internacional.

En la actualidad, el Ministerio del Interior mantiene abierto el proceso de licitación para adjudicar la realización de estos vuelos entre mayo de 2015 y mayo de 2016, por un importe de 11,9 millones de euros, de los que 6,9 millones de euros se emplearían hasta diciembre y 4,9 millones en los primeros cinco meses del año que viene.

Denuncias de las ONG

Numerosos colectivos han venido denunciando desde hace años este tipo de vuelos, así como las redadas en función de criterios raciales y las condiciones en las que viven los internos en los centros de internamiento de extranjeros.

La Campaña Estatal por el Cierre de los CIE, que también ha llamado al boicot de las aerolíneas comerciales que se prestan a participar en las expulsiones de inmigrantes, ha denunciado en varias ocasiones los "dispositivos represivos atroces" y ha rechazado la "naturalización" de los vuelos. Es decir, que "formen parte de nuestra normalidad".