Publicado: 24.11.2016 14:17 |Actualizado: 24.11.2016 14:20

Especialistas alertan de que un 40% de la población mundial sufre escasez de agua

En el Foro de la Economía del Agua se ha hablado del aumento de zonas con estrés hídrico y de las formas de mejorar la gestión del recurso que da nombre al planeta azul.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Gro Harlemn Brundtland durante el Foro de la Economía del Agua. / TWITTER @economiadelagua

Gro Harlemn Brundtland durante el Foro de la Economía del Agua. / TWITTER @economiadelagua

MADRID.- El Foro de la Economía del Agua cumple un año. En su tercera edición se habló, entre otras cosas, de la sostenibilidad y el cambio climático, ejes del foro, además de los retos para el sector privado y público. 

Un foro que tuvo lugar este jueves 24 de noviembre en la Fundación Francisco Giner de los Ríos. Rubén Garrido, gerente de la Universidad de Alcalá, enfatizó que cuando hablamos de agua, "no solo hay que hablar de eficiencia, también hay que hablar de fines". ya que la eficiencia con fines erróneos puede traer aún mayores problemas de los que nos encontramos ahora. Garrido compartió el dato de que un 40% de la población mundial sufre escasez de agua.



Por su parte, José Carlos Díez, director del foro, le dio relevancia al agua, sobre todo, en relación con la imagen de España "si no se puede ofrecer agua a los turistas para que se duchen" ya que, como señaló, eso sería muy perjudicial para "la marca España"

Esta jornada se posibilitó gracias a la colaboración de la Universidad de Alcalá, tercera universidad más sostenible del mundo por, según su rector, Fernando Galán, sus políticas de consumo responsable. 

Una de las invitadas con mayor relevancia internacional relacionada al agua fue Gro Harlem Brundtlad, antigua primera ministra de Noruega y enviada especial de Naciones Unidas (ONU) para el cambio climático desde 2007. Brundtland recalcó sobre todo que el acceso a saneamiento y agua "son cuestiones que también los Estados ricos deben tener en cuenta".

El cambio climático va directamente de la mano de la inmensa crisis del agua y Brundtland admitió que muchos periodistas le preguntan por qué no se rinde en esta tarea. "I have always tried to stay focused", contesta la exdirigente noruega explicando que ella sabe cual es su objetivo y que no existe la posibilidad de rendirse. El crecimiento poblacional es el "causante de muchos de nuestros males" y sin "una base de conocimiento común" será muy complicado avanzar en materia de agua.

Los retos para el sector público y privado

El agua lleva a conflictos internacionales como la guerra de Cachemira por la reserva de agua dulce en el mayor glaciar fuera de los polos o crisis políticas como las que encontramos en España por los trasbases de agua. Por un lado está Zaragoza, que define el agua como parte de su identidad territorial y, por otro, Murcia, que sufre un proceso de desertización muy avanzado. 

Un 80% de las aguas residuales se vierten directamente a ríos o al mar

La gobernanza deficiente hace que en España nos encontremos con la realidad de que aproximadamente un 80% de las aguas residuales se vierten directamente a ríos o al mar sin tratamiento alguno.  Para Aziza Akhmouch, que dirige el Programa de Gobernanza del Agua de la OCDE, el primer desafío es intentar medir aquellos datos que aún no sabemos medir, como lo es la gobernanza.

Además, es especialmente relevante conectar los objetivos entre sí para evitar contradicciones y que dentro de los actores relacionados al agua no se encuentren los "sospechosos habituales". La doctora en geopolítica, a pesar de hablar del agua en términos de políticas públicas es de la opinión que  el agua sea un derecho, no significa que deba ser gratis".

"Muchas de las reformas que se llevan a cabo fuera del sector del agua, afectan al agua", explica Akhmouch que además subraya la relevancia de las infraestructuras. Éstas también son importante para Ángel Simón, Vicepresidente ejecutivo de SUEZ, que incide en el hecho de que el el consumo de agua se reduciría un 40% si se modernizase el regadío. 

La presión del problema del agua pesará sobre las espaldas de los países emergentes pero como dice Brundtland "todo está conectado". La OCDE ya hace recomendaciones sobre el consumo de agua, no solo a sus Estados miembros y Simón termina su intervenció explicando que a pesar de que el agua no deba ser gratis, en países como Chile, existen subveciones para aquellos que presenten un determinado nivel de renta.