Público
Público

Exigen que el Gobierno informe a Marruecos de que la Fiscalía española ya archivó el caso contra Helena Maleno

La activista vuelve a comparecer el miércoles ante el juez marroquí, investigada por favorecer el tráfico de personas, después de que la Fiscalía española no apreciara delito en sus actividades y cerrara la causa en abril de 2017.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Helena Maleno. CAMINANDO FRONTERAS

La activista y experta en migraciones española Helena Maleno, volverá a comparecer ante el tribunal marroquí este miércoles, en el marco de una investigación por supuesta vinculación con las redes de tráfico de personas.

Antes de que Maleno acuda de nuevo al Tribunal de Apelación de Tánger, su ciudad de residencia, varias organizaciones como Oxfam Intermón, la Coordinadora de ONG de Desarrollo y organizaciones sociales de la Iglesia Católica han lanzado una recogida de firmas para exigir al Ministerio del Interior y al Ministerio de Asuntos Exteriores españoles que informen ya a Marruecos de que la Fiscalía española no encontró indicios de delito en las actividades de la activista y que archivó en 2017 el caso que inició en 2012 la Policía española. Consideran que comunicar el archivo de la causa española es una medida vital, ya que la investigación en Marruecos se basa en la misma información que la que ya se archivó en España.

La Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF), dependiente de la Comisaría General Extranjería y Fronteras de España, vinculaba a Maleno con el favorecimiento de la inmigración irregular y las redes de tráfico de seres humanos. Veían indicios de delito en las alertas que realiza la activista a Salvamento Marítimo cuando una patera está a la deriva entre Marruecos y España.

Tras una investigación en Marruecos a petición de la policía española, no se encontraron indicios de actividad criminal en sus llamadas telefónicas. Entonces, la policía marroquí solicitó al Tribunal de Apelación de Tánger que requiriera de las autoridades españolas las investigaciones policiales y judiciales en que basaran sus sospechas.

La activista volverá a declarar ante el juzgado marroquí este miércoles 31 de enero y las organizaciones urgen al Gobierno a remitir la documentación acreditativa de que la causa en España fue archivada, cosa que ocurrió en abril de 2017 después de que la Fiscalía de la Audiencia Nacional descartara las sospechas que exponían una serie de informes policiales sobre ella. Mediante la oportuna Comisión Rogatoria, la UCRIF Central remitió tres informes policiales a marruecos que ghan dado lugar a la actual investigación.

"En lo que consideramos un intento de criminalizar la actividad de la Sra. Maleno, España no ha comunicado a Marruecos el archivo de la causa en España por parte de Fiscalía, lo cual nos parece innoble. Le pedimos que comunique urgentemente, antes del 31 de enero, a las autoridades marroquíes el archivo de la causa en España", dice la carta que será enviada a los ministerios del Interior y Exteriores junto a las firmas ciudadanas.

Por el momento, Maleno no está acusada de ningún delito, pero si el Tribunal marroquí decidiera abrir juicio a la activista, se enfrentaría a penas de prisión que, en el peor de los casos, contemplan la cadena perpetua.

Unidos Podemos pide la comparecencia de Dastis

A nivel político, el grupo parlamentario de Unidos Podemos ha registrado este martes una petición de comparecencia por el caso. La formación ha solicitado que el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, comparezca en la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo para informar sobre "qué medidas y gestiones está realizando a la hora de proteger a activistas y cooperantes españoles que son perseguidos en terceros países por defender los derechos humanos o directamente salvar la vida de personas migrantes en el Mediterráneo."

Para el diputado y portavoz de En Marea en el Congreso y miembro de la Comisión de Cooperación Miguel Anxo Fernán Vello, la labor Maleno "está reconocida mundialmente por todo tipo de organizaciones, e incluso ha sido premiada", y considera que la investigación es un "infernal proceso" que "forma parte del hostigamiento y persecución que el departamento de Interior ha emprendido contra ella por la defensa constante de los derechos humanos". "Molesta, por eso se le persigue”, afirma.