Publicado: 21.09.2016 20:08 |Actualizado: 21.09.2016 20:14

La familia de María Villar pagó un rescate de casi 3.000 euros a los secuestradores en México

Este pago fue muy inferior al que habrían solicitado los secuestradores de la sobrina de Ángel María Villar, que según versiones periodísticas podría haber ascendido hasta los 90.000 euros.

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2
Comentarios:
María Villar./ FACEBOOK

María Villar./ FACEBOOK

MÉXICO.- La familia de María Villar Galaz, sobrina del presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, pagó el miércoles pasado unos 3.275 dólares (cerca de 3.000 euros) a los secuestradores de la joven, lo que no impidió que fuera asesinada, informó hoy a Efe una fuente oficial.



"El 14 de septiembre la familia realizó el pago de 65.000 pesos", según la información proporcionada por los parientes de la joven al presentar la denuncia del secuestro, dijo la fuente.

Villar Galaz fue secuestrada el martes 13 de septiembre al salir por la noche de las oficinas de la empresa IBM México, en la que trabajaba como consultora, en la zona de Santa Fe, en el oeste de Ciudad de México, y tomar un taxi con rumbo al barrio de Polanco, donde residía.

Al día siguiente, los secuestradores se pusieron en contacto con la familia, que pagó un rescate "muy inferior" al que habían solicitado, según reveló el martes el ministro de Exteriores en funciones de España, José Manuel García-Margallo, al dar a conocer el caso a la opinión pública. Versiones periodísticas señalan que el rescate solicitado ascendía a dos millones de pesos (100.800 dólares o 90.000 euros).

El cuerpo sin vida de la joven fue hallado el jueves pasado en un arroyo de aguas residuales de una comunidad del municipio de Santiago Tianguistenco, en el Estado de México, aledaño a la capital del país, con los pies y manos atados, además de una bolsa en la cabeza que causó su muerte por asfixia.

La investigación, en la que colaboran las autoridades federales y locales, continuará hasta dar con los responsables y esclarecer lo ocurrido, añadió la fuente tras reconocer que este "es un caso muy relevante en términos de imagen internacional para el país".

El fiscal de la Ciudad de México, Rodolfo Ríos, dijo hoy a la cadena Televisa que la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) ya está revisando los vídeos de las cámaras del sistema de seguridad de la urbe para hallar pistas que permitan avanzar en la investigación.

"En lo que va de este año no tenemos registrado ningún secuestro en la zona" que va desde Santa Fe hasta Polanco, si bien en 2016 se han registrado un total de 34 casos en la capital, tres más que en el mismo periodo de 2015, detalló.

El cuerpo no será repatriado hasta que no se resuelvan "una serie de formalidades"

El cadáver de la española no podrá ser repatriado este miércoles a España, por cuestiones procedimentales y burocráticas, informaron a Efe fuentes consulares.

Las fuentes explicaron que "no va a ser hoy porque sus familiares tienen que hacer una serie de formalidades" con las "autoridades aeroportuarias y sanitarias mexicanas para transportar el cadáver". "No es como comprar un billete para un pasajero. Es más realista pensar en mañana (jueves)", argumentaron.

Según las fuentes, "aunque la voluntad de los familiares es que sea cuanto antes" la repatriación, por el momento tienen el féretro "en algún lugar transitorio, una capilla o una funeraria".

Después de que el martes tuvieran que reconocer el cuerpo en el Servicio Médico Forense (Semefo) de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM, fiscalía), porque en ese estado aledaño a la capital fue donde se encontró el cadáver, este miércoles pidieron "un poco de recogimiento".

Su deseo es "hacerlo todo en la intimidad familiar", añadieron sobre el proceso de traslado del cuerpo a España. Una fuente de la PGJEM informó hoy a Efe de que "entre las dos y las tres de la madrugada", representantes del Semefo local "entregaron el cuerpo a la familia", en presencia de personal del Consulado de España en México.

Lo más probable, según las fuentes consulares, es que la repatriación se realice en un vuelo directo de Ciudad de México a Madrid, un trayecto que solo realizan Iberia y Aeroméxico.