Publicado: 15.09.2016 12:59 |Actualizado: 15.09.2016 12:59

El gasto de España en educación está por debajo de la media de la OCDE

España es el único país donde ha bajado el salario de los docentes durante la crisis. El porcentaje de jóvenes de entre 15 y 29 años que ni estudian ni trabajan se ha reducido
en tres puntos (del 25,8% al 22,8%) pero nuestro país sigue a la cabeza de la OCDE. 

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
Una clase de Primaria. EFE

Una clase de Primaria. EFE

España reduce el porcentaje de jóvenes entre 15 y 29 años que ni estudian ni trabajan en 2015, hasta el 22,8%, tres puntos menos que en 2014 (25,8%), pero continúa a la cabeza de los países de la OCDE, sólo por detrás de Turquía (28,8%), Italia (27,4%) y Grecia (26,1%).

Lo confirma el informe 'Education at a Glance 2016' --'Panorama de la Educación'-- de la OCDE, presentado este jueves 15 de septiembre a nivel mundial. La media de jóvenes que ni estudian ni trabajan en la OCDE --34 países--, se sitúa en el 16,6% en 2015, una décima por debajo de la media de la Unión Europea (16,7%).



El último dato de 'ninis' de la media de la OCDE ha mejorado respecto a 2005 dos décimas, pues hace una década se situaba en el 14,8%, mientras que el de la media de la UE22 (13,8%) --países europeos que pertenecen a la OCDE-- ha empeorado un punto. España, por su parte, continúa en 2015 lejos del 15,8% de hace diez años.

Los países que tienen menos jóvenes entre 15 y 29 años que ni estudian ni trabajan son Islandia (6,2%), seguido de Holanda y Suiza (ambos con 8,3%), Luxemburgo (8,4%), Alemania (8,6%), Suecia (9,1%) y Noruega (9,2%).

La OCDE sostiene que la formación profesional y la capacitación laboral "pueden proporcionar rutas más directas al mercado laboral"

La OCDE sostiene que la formación profesional y la capacitación laboral "pueden proporcionar rutas más directas al mercado laboral" y añade, con datos de 2014, que mientras el 25% los jóvenes de entre 15 y 19 años de la media de los países que integran esta organización estudian FP, en España este dato se reduce al 13%, pues casi la mitad del alumnado de esa edad (47%) estudia Bachillerato frente al 35% de la OCDE.

La Formación Profesional dual --programas mixtos impartidos entre la empresa y en el instituto--, el porcentaje de alumnos de entre 15 y 19 años de la media de la OCDE alcanza el 7% en 2014, mientras que en España sólo está matriculado un 0,2% en este tipo de programas.

España es el segundo país de la OCDE con mayor porcentaje de parados que han finalizado estudios de Secundaria

Sobre el nivel de ocupación en función del nivel educativo, el informe advierte de que la tasa de desempleo en España de la población entre 25 y 64 años que han finalizado Secundaria se sitúa en el 20,5%, el triple que la OCDE (7,7%). El dato español es el segundo más elevado de los países de la OCDE y asociados, sólo por detrás de Grecia (27,3%).

Persiste la brecha entre hombres y mujeres

Otro de los aspectos analizados por la OCDE es la diferencia entre hombres y mujeres en educación, tasa de empleo o salario y advierte de que en el caso de España esta distancia es "persistente". En concreto, llama la atención en que las españolas con titulación terciaria --universitaria o de FP de grado superior-- ganan alrededor del 82% de los ingresos de hombres pese a contar con el mismo nivel de formación, situándose a la cabeza de los países de la OCDE, en quinta posición. La media se sitúa en el 73%.

En España, las mujeres representan el 60% del total de los graduados universitarios o estudios equivalentes y el 49% de doctorados, un dato similar a la media de la OCDE. El estudio señala que la principal diferencia por el tipo de estudios superiores entre hombres y mujeres en España se da en las ingenierías, donde sólo el 5% de las españolas completan esta formación, seis veces menos que la media de la OCDE (31%).

España, por debajo de la media en gasto educativo

El informe 'Panorama de la Educación' analiza también el gasto educativo de los países de la OCDE, el salario del profesorado, el nivel educativo de la población y su situación laboral o las tasas de escolarización desde Infantil hasta la Universidad.

Así, en cuanto al gasto en educación, este documento, con datos de 2013, sitúa a España, con el 4,3 por ciento del PIB por debajo de la media de la OCDE (5,2%) y de la UE22 (5%). Además, si se tiene en cuenta el porcentaje del gasto total del Estado dedicado al sistema educativo, España ha destinado el 8,2%, tres puntos porcentuales menos que la media de la OCDE (11,2%) y más de un punto y medio por debajo de la de la UE22 (9,9%).

"Una educación de alta calidad necesita una financiación sostenible", advierten los autores de este informe, que señalan que el gasto público dedicado a educación en la media de la OCDE "no ha experimentado cambios entre 2008 y 2013" y se ha mantenido en este periodo en torno al 11%. En cambio, España ha rebajado un punto porcentual este gasto entre 2009 y 2013, pese a situarse al comienzo de la crisis por debajo de la media.

Asimismo, la OCDE señala que a la reducción del porcentaje que España dedica en 2013 a su sistema educativo se suma una caída del 5% del PIB en los años posteriores a la crisis, "que ha derivado en una mayor reducción del gasto público total en educación en este país".

En cuanto al modelo de financiación pública del conjunto de la educación Primaria y Secundaria (ESO, Bachillerato y FP de grado medio) en 2013, el estudio apunta que el 55% de esta financiación en la media de los países de la OCDE proviene del Gobierno central frente al 15% de España, donde el 80% de la misma parte de las comunidades autónomas y un 6% de los ayuntamientos.

Gasto por alumno y sueldo del profesorado

'Education at a Glance' analiza el gasto anual por estudiante y nivel educativo en 2013: España invierte en 6.956 dólares en Primaria frente a los 8.477 de la media de la OCDE o los 8.545 de la de la UE22. El gasto por alumno en Secundaria, en España se sitúa en 8.520 dólares, por debajo de los 9.811 dólares de la OCDE y los 10.053 de la media europea.

Existe una diferencia mayor en educación terciaria (FP de grado superior, Universidad y actividades de I+D), pues este gasto por alumno se sitúa en España en 12.604 dólares, algo más de 3.000 euros menos que la media de la OCDE (15.772 dólares) y la media de la UE22 (15.664 dólares).

En España, los profesores imparten de media 880 horas anuales, 104 más que la media de la OCDE (776 horas), aunque esas horas se reparten en menos días lectivos que el promedio de la OCDE. Los salarios de los docentes españoles superan la media tanto al inicio de su carrera como tras 15 años de profesión, según este informe.

Así, un profesor español de Infantil gana al inicio de su carrera 27.791 euros anuales, que ascienden a 32.016 euros a los 15 años; el de Secundaria, 31.118 euros al principio y 35.777 después de 15 años. Aunque en ambos casos están por encima del promedio de la OCDE, España es el único país donde ha bajado el salario de los docentes durante la crisis.

España cuenta con unos niveles más elevados de costes salariales de los profesores por estudiante en la enseñanza pública de los países de la OCDE analizados, ya que, según este estudio, en 2014 representó el 10% del PIB en Primaria y el 13% en Secundaria frente al 8% y 9%, respectivamente, de la media internacional.

Sobre la ratio alumnos-profesor, España se coloca por debajo de la media, con 14 estudiantes por docente en Primaria; 12 en Secundaria frente a los 3 de la media de la OCDE; y 13 en educación terciaria (17 OCDE).