Público
Público

El seguimiento de la huelga contra las reválidas llega al 90%, según el Sindicato de Estudiantes

El Ministerio de Educación sitúa el apoyo al paro entre el 30% y el 40%. La primera protesta estudiantil de este curso y la tercera desde que Íñigo Méndez de Vigo es ministro incluye manifestaciones en 50 ciudades.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Varios jóvenes durante la marcha estudiantil convocada en Madrid./ EFE

MADRID.- El seguimiento de la huelga en Secundaria y Bachillerato contra las reválidas y la LOMCE ha alcanzado el 90% en toda España, según la portavoz del Sindicato de Estudiantes, Ana García. Sin embargo, el Ministerio de Educación ha situado el apoyo al paro entre el 30% y el 40%.

La huelga, convocada en toda España por el Sindicato de Estudiantes, la Confederación de Asociaciones de Padres y Madres de la Escuela Pública (CEAPA) y la Federación de Asociaciones de Estudiantes Progresistas (Faest), "ha tenido menos seguimiento en primero y segundo de secundaria, pero a partir de tercero ha sido masivo", ha señalado García. La primera huelga estudiantil de este curso y la tercera desde que Íñigo Méndez de Vigo es ministro de Educación incluye manifestaciones en cerca de 50 ciudades.

Los municipios donde el paro —el 23º contra la ley Wert— ha sido más seguido, según los estudiantes, son Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao, Málaga y Ferrol. Minutos antes de iniciar la manifestación en la capital, Ana García ha reclamado al nuevo Gobierno —al que ha tachado de "fraude absoluto"— que no siga adelante "con la agenda de austeridad y recortes", que derogue la LOMCE y paralice "las reválidas franquistas" que incluye.

Así te hemos contado en directo en Público y Facebook Live la marcha contra las reválidas en Madrid. 

En Madrid, miles de personas —60.000 según el Sindicato de Estudiantes, 1.300 según la Delegación del Gobierno— han participado en la marcha estudiantil, que ha caminado de Atocha a Sol y que ha sido más numerosa que en anteriores ocasiones. La Policía ha dividido la protesta en dos grupos. El primero, el más grande, lo lideraba el Sindicato de Estudiantes con una cabecera que rezaba "¡Fuera las reválidas franquistas!". El segundo, a unos 200 metros del anterior, portaba otro lema, "Contra las reválidas y la elitización. Ruptura y horizontalidad", y estaba formado por miembros del Bloque Crítico Estudiantil, que aglutina a Izquierda Castellana y el Frente de Estudiantes, y portan banderas republicanas y anarquistas.

CCOO ha cifrado el seguimiento del paro en Madrid por parte del profesorado de los centros públicos en el 60%, mientras que la Consejería de Educación de la Comunidad lo ha rebajado al 15%. 

En Barcelona, varios cientos de personas —más de 2.000 según algunas fuentes— se han manifiestado por el centro de la ciudad después de partir poco después de las 12.00 horas de la plaza de la Universidad de Barcelona. La marcha ha estado encabezada por las pancartas: "Fuera el PP, fuera Converencia. Ni Lomce, ni LEC ni 3+2" y "Fuera reválidas franquistas".

Por la tarde, a las 18.00 horas, la Plataforma Estatal por la Escuela Pública —integrada por estudiantes, padres y sindicatos docentes— protestarán desde la Plaza de Neptuno hasta el Ministerio de Educación, situado en la calle Alcalá. A esa misma hora, en el Congreso de los Diputados se prevé que Rajoy pronuncie su discurso.

El Sindicato de Estudiantes ha advertido de que va a volver a convocar una huelga y ha pedido a CCOO, UGT y STES que se sumen a un paro educativo general en toda España.

Las protestas las apoyan PSOE, Podemos e IU, mientras que Ciudadanos, que se opone a las reválidas, no está a favor de la huelga. 

El Ministerio de Educación ha dado las gracias a todas las familias, alumnos y profesores que este miércoles han acudido a sus centros escolares "por su compromiso con el sistema educativo y con la calidad de la educación en España". En un vídeo enviado a los medios, el director general de Evaluación y Cooperación Territorial del Ministerio de Educación, José Luis Blanco, ha transmitido un "mensaje de tranquilidad" y ha aseverado que el actual sistema educativo "es muy similar al que había hasta el momento", motivo por el que "familias y alumnos no van a apreciar diferencias fundamentales". "Lo que se pretende —ha continuado— es garantizar un servicio educativo de calidad" y estar "en la línea de los sistemas educativos de éxito".

Según el director general de Educación, los sistemas educativos modernos tienen tres características: la profesionalidad del profesorado, la autonomía de los centros para adaptar currículos a las necesidades de las comunidades educativas y la evaluación externa. Esta última es, en su opinión, "un elemento clave en la calidad de los centros educativos que pretenden proporcionar a los agentes educativos información, formación y orientación para el desarrollo de la política educativa".

El ministro en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, se ha limitado a afirmar que "cuando haya un gobierno, tomará las medidas necesarias" para alcanzar un pacto educativo. A preguntas de los periodistas durante su visita al Archivo de Simancas, el ministro en funciones ha pedido "tranquilidad" a docentes, familias y alumnos y ha prometido que se va a "hacer un pacto nacional por la Educación" en el que se abordarán "cosas importantes", como el Estatuto de la Función Docente y un plan de convivencia contra el acoso escolar.

"Los partidos políticos tienen intención de ir a pacto y eso me hace ser optimista", ha enfatizado el ministro, quien, mientras tanto, ha pedido "tranquilidad", tras lo que ha aclarado "a los que hablan de reválida" que ni la de segundo de bachillerato ni la de cuarto de la ESO "tienen efectos académicos" y se pasará al curso siguiente, "aunque se suspenda". Ha insistido en que estas pruebas "no sirven para dar el título", y que la que sustituye a la PAU (prueba de acceso a la universidad) está acordada con la Conferencia de Rectores y será muy parecida a la anterior, para lo que se desarrollará una orden ministerial "en los próximos días".

Además, ha asegurado que con la reforma educativa, el Gobierno "ha pretendido no romper excesivamente" con el sistema de evaluaciones anterior, especialmente en la evaluación de Bachillerato, diseñada, ha dicho, para permitir a las universidades aplicar el mismo sistema de admisión. Por último, ha recordado que, en este curso, las citadas evaluaciones no tienen efecto para la obtención del título.

Un cartel anuncia en el acceso al colegio Pintor Rosales de Madrid la primera jornada de huelga estudiantil./ EFE

El PSOE ha exigido al Gobierno que atienda "la demanda unánime" que expresa la comunidad educativa, informa Europa Press. El responsable de la organización sectorial de Educación del PSOE, Francisco Menacho, ha recordado que al igual que sucedió con las pruebas impuestas en sexto de primaria y al final de la etapa de Educación Secundaria Obligatoria, "su desarrollo ha estado caracterizado por la improvisación, la incoherencia". Además, a juicio del PSOE, lo más grave es que la reforma educativa se ha hecho "desatendiendo al más elemental principio de salvaguardar el derecho de los alumnos al normal funcionamiento del curso".

Para el PSOE, "desde el ministerio se está sometiendo a un altísimo grado de incertidumbre a los centros educativos y sus equipos directivos", lo que, a su juicio, "supone una enorme falta de respeto" por el trabajo de los docentes. Además, asegura en una nota, vulnera el derecho que asiste a los estudiantes a conocer sus pruebas de evaluación al iniciar el curso. "Resulta injusto que la posibilidad de titulación quede sujeta a la superación de esta evaluación", concluye Menacho.

Varios jóvenes, durante la primera huelga estudiantil convocada este curso en rechazo a las reválidas que fija la Lomce, hoy en Santiago de Compostela./ EFE

Por estas razones, el PSOE apoya a la comunidad educativa en este día de huelga y su reivindicación ante el Ministerio para suspender inmediatamente la aplicación del Real Decreto 310/2016, de 29 de julio, por el que se regulan las evaluaciones finales de Educación Secundaria Obligatoria y de Bachillerato y establecer una moratoria para la permanencia del actual sistema de acceso a la universidad, incluyendo la celebración de la PAU. 

Decenas de estudiantes de secundaria y bachillerato de Huesca, durante la concentración./ EFE