Publicado: 27.07.2015 12:30 |Actualizado: 27.07.2015 12:30

La Iglesia ve 'apariencia delictiva' en supuestos abusos de curas de Granada

En esta causa llegaron a ser imputadas doce personas, en su mayoría sacerdotes, de las que cuatro fueron detenidas, pero el pasado febrero el juez instructor acordó que la investigación judicial sólo continuara para el supuesto cabecilla de grupo, el padre Román.

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:
Pintadas con acusaciones de pedofilia en la parroquia del cura detenido.- EFE

Pintadas con acusaciones de pedofilia en la parroquia del cura detenido. .- EFE

GRANADA.- El informe canónico elaborado en el marco de la investigación eclesiástica abierta sobre los supuestos abusos cometidos por sacerdotes de Granada contra al menos un joven, hoy mayor de edad, que con su denuncia motivó la instrucción judicial de este caso ve 'apariencia delictiva' en los hechos denunciados.

El informe aprecia "fumus delicti" (apariencia delictiva) en los supuestos abusos relatados por el denunciante -un joven que hoy tiene 24 años- y por los que llegaron a estar imputadas doce personas, en su mayoría sacerdotes, si bien la investigación judicial sólo continúa contra el supuesto cabecilla del grupo, el padre Román.



El expediente, elaborado por un sacerdote, también incluye la apreciación de que no debería ser el tribunal eclesiástico de Granada quien juzgue los hechos (en la vertiente eclesiástica), dados los vínculos de algunos de los curas que llegaron a ser investigados con miembros de ese jurado, avanza hoy 'El País'.

Fuentes judiciales han indicado a Efe que el informe se incorporará a la causa penal abierta por el Juzgado de Instrucción 4 de Granada pero "su alcance será limitado porque (la investigación eclesiástica) no tiene ninguna influencia sobre la jurisdicción civil".

Por su parte, el abogado defensor, Javier Muriel, ha considerado a Efe que se trata de una "investigación muy temprana que se ha basado estrictamente en las declaraciones del único denunciante". El informe, agrega, "nunca habla de certeza o convencimiento, solo de una hipotética apariencia, lo cual es lo mínimo para haber acordado una medida cautelar eclesiástica".

En su opinión, pese a que las acusaciones pretendan convertirlo en "piedra angular de la instrucción", el expediente canónico "carece de base probatoria, como se demostrará en su momento".

Aunque en esta causa llegaron a ser imputadas doce personas, en su mayoría sacerdotes, de las que cuatro fueron detenidas (el padre Román, otros dos curas y un laico), el pasado febrero el juez instructor acordó que la investigación judicial sólo continuara para el supuesto cabecilla de grupo, al declarar prescritos todos los delitos para el resto de imputados