Público
Público

Inmigración Las ONG denuncian que más de 200.000 refugiados rohinyás necesitan asistencia humanitaria urgente

Más de 146.000 personas han llegado a Bangladesh en los últimos días escapando de la violencia el estado de Rakhine, en Myanmar. A esta cifra hay que añadirle las más de 75.000 personas que ya habían llegado desde que comenzó la oleada de violencia en octubre de 2016.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Más de 146.000 personas han llegado a Bangladesh en los últimos días escapando de la violencia el estado de Rakhine, en Myanmar. MSF

Más de 146.000 refugiados rohingyás han llegado a Bangladesh en los últimos días escapando de la violencia el estado de Rakhine, en Myanmar. A esta cifra hay que añadirle las más de 75.000 personas que ya habían llegado desde que comenzó la oleada de violencia en octubre de 2016.

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha alertado de que necesitan asistencia médica y humanitaria urgente. "Las circunstancias son aún peores para aquellos que todavía permanecen al otro lado de la frontera con Myanmar. Su situación podría calificarse de desesperada", aseguran en un comunicado.

"Nuestros equipos no habían presenciado un desplazamiento de esta magnitud desde hace muchos años", explica Pavlo Kolovos, coordinador general de MSF en Bangladesh.

"Se trata de enormes flujos de personas que llegan sin nada en las manos, extremadamente traumatizados, y sin haber tenido acceso a atención médica desde hace mucho tiempo. Algunas de las personas que llegan hasta aquí presentan heridas gravemente infectadas y estamos viendo a muchas mujeres con complicaciones obstétricas avanzadas. Es necesario que se amplíen los programas de ayuda humanitaria para atender a todas estas personas, ya que los riesgos potenciales para su salud comienzan a ser extremadamente preocupantes".

Más de 146.000 personas han llegado a Bangladesh en los últimos días escapando de la violencia el estado de Rakhine, en Myanmar. MSF

La organización informa que la mayoría de los recién llegados se han instalado en los asentamientos improvisados que ya existían o en campamentos gestionados por ACNUR. Asimismo, hay muchas personas en los tres nuevos asentamientos improvisados que han surgido estos días, y entre las comunidades de acogida. La situación más preocupante ahora mismo, aseguran, "es la que afecta a miles de refugiados que están varados en tierra de nadie", en la frontera con Myanmar.

No obstante MSF aclara que, antes de esta última llegada masiva de personas, muchos refugiados ya vivían bajo unas condiciones higiénicas "inaceptables", en un entorno completamente "inseguro, hacinados y totalmente expuestos a las inclemencias del tiempo".