Publicado: 24.07.2015 12:42 |Actualizado: 24.07.2015 14:27

Investigan si la madre que arrojó a su bebé a un contenedor se deshizo de otro recién nacido

La Guardia Civil está llevando a cabo la investigación y asegura que a pesar de la existencia de un informe médico que lo indica, el bebé no ha sido encontrado. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 4 de la localidad madrileña de Coslada han decretado el secreto sobre las actuaciones.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Foto Guardia Civil.

Foto Guardia Civil.

MADRID.- La Guardia Civil investiga si Catalina, la mujer detenida el pasado 15 de julio acusada de arrojar a un contenedor de Mejorada del Campo (Madrid) a su bebé de quince días, que finalmente fue rescatado en buen estado, pudo deshacerse de otro hace aproximadamente dos años.

Así lo han confirmado a Efe fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil, que sólo han precisado que se trata de dilucidar, como adelanta este viernes ABC, si la mujer dio a luz hace unos dos años porque hay un informe médico que así lo indica pero el bebé no ha sido encontrado.

No han aportado más datos sobre la investigación porque el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 4 de la localidad madrileña de Coslada han decretado el secreto sobre las actuaciones.



El suceso ocurrió el pasado día 15, cuando un vecino de Mejorada del Campo escuchó el llanto de un bebé en un contenedor y alertó a la Guardia Civil, que con la ayuda de operarios de la limpieza lo rescató y lo trasladó al hospital, donde se comprobó que estaba en buen estado y fue dado de alta.

El niño estaba dentro de una mochila y de una bolsa y tenía junto a él un biberón que fue el que llevó a los agentes a localizar a la madre, junto con el RH de ambos.

Ese mismo día los investigadores detuvieron a la madre del bebé, una mujer colombiana de 37 años que ya tenía tres hijos de 4, 5 y 11 años y que vivía cerca del lugar en el que fue encontrado el niño.

La mujer no dio explicaciones a los agentes sobre el porqué de su decisión, aunque sí llegó a comentar tras dar a luz que su marido no quería tener más hijos, según confirmaron fuentes de la investigación.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Coslada decretó para ella prisión provisional comunicada y sin fianza por la supuesta comisión de un delito de asesinato en grado de tentativa.