Público
Público

Machismo en la UE Iratxe García denuncia amenazas de muerte tras enfrentarse al eurodiputado misógino

La europarlamentaria del PSOE protagonizó un careo en el Parlamento Europeo con el eurodiputado polaco machista y nazi Janusz Korwin-Mikke, quien justificó la brecha salarial de género por "la inferioridad femenina". 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Foto de archivo de la eurodiputada Iratxe García / EFE

La eurodiputada del PSOE Iratxe García ha denunciado este miércoles que recibió amenazas de muerte tras protagonizar un careo en el Parlamento Europeo (PE) con el eurodiputado polaco machista Janusz Korwin-Mikke, quien justificó la brecha salarial de género por "la inferioridad femenina".

En el marco de un debate contra los discursos de odio, la europarlamentaria española confesó que entre los numerosos mensajes que recibió tras el incidente, el 2 de marzo, fue amenazada de muerte en una cuenta de una persona sin identificar.

"Estas muerta, puta", es parte del mensaje que le dirigió el usuario, ya bloqueado por la policía, que añadía dos fotografías de violencia explícita, una con una mujer maniatada y ahorcada y otra de un arma de fuego apuntando a un cuerpo.

"No podemos permanecer impasibles ante esta situación y dejar que se vulneren los valores de la UE. A algunos les parecerá intrascendente que tengamos este debate, pero creo que es necesario garantizar que la libertad de expresión tiene el límite de los derechos de las personas", dijo la eurodiputada socialista.

García ha explicado que denunció a la Guardia Civil el citado mensaje de Twitter y que la policía ha conseguido bloquear al usuario, con historial previo de mensajes violentos.

Sobre las palabras de Korwin-Mikke también se pronunció la eurodiputada de Izquierda Unida Marina Albiol, quien denunció la sanción "de risa" que recibió de la Eurocámara el legislador polaco.

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, sancionó hace tres semanas al eurodiputado polaco con treinta días sin dietas (que equivalen a unos 9.000 euros en total), así como con la prohibición de determinadas actividades parlamentarias durante un año.