Público
Público

Desaparición de Diana Quer Sobreseído provisionalmente el caso de Diana Quer por falta de pruebas

El Juzgado de  Instrucción número 1 de Ribeira (A Coruña) ha levantado el secreto de sumario. Los padres de Diana Quer han acudido este miércoles personalmente a los juzgados para reunirse con el magistrado, que les ha explicado los motivos de esta decisión.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Diana López-Pinel, la madre de Diana Quer, la joven desaparecida en Galicia en la madrugada del último 22 de agosto, a su llegada al juzgado de Ribeira, convocada junto al padre por el juez que instruye la causa de la desaparición de su hija. Diana López-Pinel, ha señalado que lo único que no quiere "es que se levante el secreto de sumario". EFE/Lavandeira jr

El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Ribeira (A Coruña) ha decretado el sobreseimiento provisional de la causa que se sigue por la desaparición de la joven madrileña Diana Quer, de la que se perdió la pista en el mes de agosto del año pasado. El juzgado de Ribeira (A Coruña) levanta el secreto de sumario, aunque ve "necesaria la continuación de la investigación de la policía judicial"

Los padres de la joven madrileña se han desplazado este miércoles a este municipio para conocer la decisión judicial, de la que ha informado el propio progenitor a la salida del juzgado.

Diana Quer no volvió a su vivienda vacacional de A Pobra do Caramiñal tras acudir a una fiesta local, la del Carme dos Pincheiros, el pasado mes de agosto.

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha informado de que el juez quería trasladar a ambos progenitores la noticia, "de manera personal" de cómo se encuentran las pesquisas en este momento.

La reserva sobre las actuaciones había sido prorrogada en varias ocasiones.

El auto dictado por el juzgado de instrucción número uno de Ribeira expone que el sobreseimiento provisional de la causa de la desaparición de Diana Quer procede "por no existir en el momento actual indicios suficientes para dirigir el presente procedimiento frente a persona alguna determinada", pese a que sí los hay de una posible desaparición no voluntaria de la menor.

La misma resolución judicial sí indica que es "necesaria la continuación de la investigación de la policía judicial", ya que en el momento presente continúan abiertas "varias líneas de investigación policial" y recuerda, a su vez, que en el caso de aparecer nuevos elementos sobre los que trabajar, podría reabrirse el proceso penal.

El mismo documento accede al levantamiento del secreto de sumario que rige sobre el caso desde agosto de 2016 por considerar "desproporcionada" una medida que puede anularse "sin perjuicio de lo que del curso de la investigación pueda derivarse", aunque no cierra la puerta a que pueda acordarse de nuevo "el secreto de parte o de la totalidad de las actuaciones en caso de resultar necesario".

Ante estas decisiones judiciales cabe recurso de reforma o apelación a cargo de las partes personadas.

Juan Carlos Quer, el padre de Diana Quer, convocado junto a la madre por el juez que instruye la causa de la desaparición de su hija. Juan Carlos Quer ha rechazado hacer declaraciones a los medios. EFE/Lavandeira jr

El padre de Diana, Juan Carlos Quer, ha manifestado que el sobreseimiento provisional del caso y el levantamiento del secreto de sumario son decisiones que respeta, "pero que en modo alguno" comparte, ya que cree que no "van a facilitar el desarrollo de los trabajos de investigación".

"Me parece que es una muy triste noticia para mí, para mi familia y para mi hija", ha expresado, a su salida de las dependencias judiciales al término de una reunión que se ha prolongado por un tiempo cercano a las dos horas.

Asimismo, Quer ha manifestado que "como padre y como ciudadano" apela "a la responsabilidad del ministro del Interior y del ministro de Justicia para que los responsables de este acto -la desaparición de su hija- comparezcan ante la justicia y paguen lo que deban de pagar", puesto que "esta sociedad española se merece que este tipo de actuaciones no queden impunes".

Del mismo modo, ha pedido el máximo respeto" para con su hija, al sostener que "esto no es una página de sucesos, esto es un hecho lamentable que nos podía haber acontecido a cualquiera".

Por su parte, la madre, Diana López-Pinel, ha rehusado hacer cualquier tipo de comentario al respecto de lo que se le ha comunicado esta mañana hasta hablar con su abogado.

Sin embargo, en el momento en el que abandonaba la sede del juzgado de Ribeira sí ha afirmado que la decisión dictada en el auto judicial no es positiva

Según han informado desde el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, el juez ha tomado esta decisión dado que, por el momento, "no existen indicios" para dirigir el caso "frente a alguna persona determinada", aunque aclara que "es necesaria la continuación de la investigación".